29/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Los poblanos ven a Canadá como su tablita de salvación

Fernando Pérez Corona 2016-11-22 - 08:22:52

Algunos migrantes sopesan la posibilidad de cruzar la frontera norte y buscar una nueva oportunidad en Canadá, en vez de retornar a México: René Díaz, representante de Unión de Poblanos en el Exterior

Miles, quizá un millón de mexicanos sin documentación migratoria, fueron deportados de Estados Unidos. Extraoficialmente el gobierno tomó esta decisión para disminuir el desempleo. Al parecer repartió los puestos de trabajo que ocupaban los extranjeros entre la gente nacida en territorio de la Unión Americana.

Sin embargo, no hay información oficial sobre estas salidas. Hay estimaciones sobre que entre 400 mil y un millón de personas volvieron a México, muchas de ellas por su propia voluntad, ante las medidas anunciadas por la administración federal, las cuales fueron emuladas por los gobiernos estatales y locales.

Lo anterior sucedió durante La Gran Depresión en Estados Unidos, entre 1929 y 1939, en aquella ocasión algunos mexicanos que optaron por regresar, recibieron ayuda de los consulados o dinero de varias organizaciones o sólo tomaron camino hacia la frontera.

La deportación masiva de connacionales no es un escenario nuevo para México y a 80 años de distancia empieza a recordarse después que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que tres millones de mexicanos serían expulsados del país durante su cuatrienio por carecer de documentación migratoria en regla.

Las declaraciones del empresario parecen desconocer que el actual presidente Barack Obama ha deportado a dos millones 571 mil 860 personas, según cifras del Departamento de Inmigración.

Sin embargo, independientemente de la cantidad, las advertencias de Trump han movilizado a los gobiernos federal, estatales y municipales, como también a organizaciones de migrantes y otras de distinto perfil.

"Gabinete de excepción", propone Barbosa Huerta

El senador poblano Luis Miguel Barbosa Huerta consideró necesario que el gobierno federal constituya un "gabinete de excepción", un grupo con hombres o mujeres del más alto nivel, para asumir de manera inteligente, firme, digna, la defensa de los migrantes, pero también para abordar los temas de interés nacional, como derechos humanos, comercio y otros.

Y es que, desde su perspectiva, "el pueblo de México se siente vulnerado, se siente que no se está respondiendo con la firmeza a todo esto que está ocurriendo, siente que su gobierno no está actuando de manera adecuada, de manera atingente y de manera firme."

En su opinión, la respuesta "es tibia y miedosa (...), frente a estos hechos tan excepcionales", en tanto, hay un estado de terror", entre los migrantes y una división de la sociedad americana.

"Más allá de lo que haga el gobierno americano, de las organizaciones de derechos humanos internacionales; más allá de eso, es la posición del gobierno mexicano: firmeza, dignidad, valentía, inteligencia, posición de Estado".

“No perder el optimismo y fortalecer el consumo interno”

Juan Navarro Rodríguez es actualmente presidente municipal de Chalchicomula de Sesma. Cuando era adolescente cruzó en forma ilegal a Estados Unidos. Vivió 18 años en New York. En 2010 regresó a esta localidad para tratar de ser alcalde. No lo logró. En 2013 lo reintentó y lo consiguió.

En entrevista, externó su preocupación por la posible deportación de paisanos: “es una situación complicada"; sin embargo, también consideró necesario no perder el optimismo y fortalecer el consumo interno: "así que el llamado es para que compremos productos hechos en México”.

En su opinión el eventual bloqueo de remesas afectarán a todo el país y, sobre todo a las comunidades rurales, pero sólo a largo plazo, pues el dinero todavía circulará en las calles hasta el regreso de los connacionales, quienes reactivarían las economías locales.

Navarro Rodríguez opinó que el magnate republicano no podrá llevar a cabo todas sus promesas, pues Estados Unidos tiene una estructura gubernamental que impediría decisiones unilaterales.

En Atlanta, California, Carolina del Norte y Carolina del Sur, está la mayoría de oriundos de Chalchicomula de Sesma. El alcalde ha tenido contacto con varios de ellos. Reconoció preocupación. Pero prometió apoyo, en caso de ser necesario.

Canadá, el siguiente brinco

En este este mismo sentido, el representante de Unión de Poblanos en el Exterior, René Díaz, comentó que algunos migrantes sopesan la posibilidad de cruzar la frontera norte y buscar una nueva oportunidad en Canadá, en vez de retornar a México.

Asimismo refirió que el pasado 10 de este mes tuvo una reunión con el gobernador electo de Puebla, José Antonio Gali, quien expuso su intención de elaborar planes de apoyo para esos poblanos que sean deportados de la Unión Americana.

Sobre el particular, el titular de la Sagarpa, José Calzada Rovirosa, admitió que la dependencia no tiene un plan de emergencia, en caso de que Trump deporte a tres millones de mexicanos, después de asumir la Presidencia de Estados Unidos.

“No sé qué vaya a plantear (Trump) de aquí para adelante. Lo que sí les puedo decir es que de mis productores me siento muy orgulloso, porque en muchas ocasiones han tenido que remar contracorriente".

Por lo anterior, confió que las circunstancias y los canales de comercialización permanezcan igual, porque a los tres países: México, Estados Unidos y Canadá, nos ha costado mucho trabajo adaptarnos a este nuevo modelo de competencia.

Las consecuencias económicas y sociales

Las declaraciones del funcionario federal preocuparon porque la mayoría de los paisanos que serían deportados, volverían a sus pueblos de origen, prácticamente todos dedicados a actividades agropecuarias.

Más este renglón no es el único que debe analizarse, en el ámbito social también hay repercusiones dignas de tomar en cuenta y que nos llevan de vuelta a esa Gran Depresión en Estados Unidos.

El ex secretario de Cultura, Alejandro Montiel Bonilla, contó que esos mexicanos deportados o que regresaron por su propia voluntad al país, tuvieron problemas para reincorporarse a la sociedad mexicana, sobre todo porque muchos de ellos ya no hablaban español o lo hablaban poco o denotaban un acento estadunidense, lo que provocaba señalamientos burlones.

La crítica estaba sustentada en su decisión de haber salido del país en la Revolución o unos años después, cuando empezaba la reconstrucción nacional, lo que también generaba acusaciones severas que de apoco minaron a esos paisanos.

A la distancia, Montiel Bonilla consideró necesario plantearnos qué vamos a hacer con los connacionales si vuelven a la República en forma masiva y sobre todo la necesidad de mostrar solidaridad.


Noticias relacionadas