29/Mayo/2022 P A CDMX: 18° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 23° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Crisis en el catolicismo, por errores en la evangelización

Norma López 2016-11-28 - 08:06:09

La poca o nula enseñanza de fe católica ha disminuido la cantidad de fieles cristianos, no solo es por parte de la comunidad pastoral, sino de todos los católicos. Eso es lo que ha fallado. Tenemos poca instrucción y por falta de esta, a veces andamos creyendo en una cosa o en otra: Juan Bautista, párroco de la Diócesis de Tulancingo.

A pesar de que la iglesia Católica ha perdido la confianza de sus feligreses, debido a los comentarios políticos y sociales que algunos de sus mandatarios han dicho, así como los casos de abuso infantil por parte de clérigos, en el mundo hay mil 254 millones de devotos, los cuales representan 17.7 por ciento de la población: “La iglesia Católica siempre ha atravesado por una crisis”, señaló el párroco de la Diócesis de Tulancingo, Juan Bautista.

El sacerdote acepta que han existido constantes cambios en la doctrina: “En todas las épocas se tiene persecución, que se dio en el nacimiento de la Iglesia, la de las ideologías, que a través del tiempo se han presentado y tampoco podemos dejar las posturas filosóficas, que están en contra del sentido de la fe y la religión.

“A consecuencia del racionalismo que busca anteponer las cosas a este y no a la fe, todo ello ha derivado en una crisis ideológica, que repercute en la pérdida de adeptos a la iglesia Católica”, afirmó.

En tanto, la razón por la cual ha disminuido la cantidad de fieles cristianos es la pérdida de la evangelización, tema en el cual han insistido los últimos papas. Dicha enseñanza, dice el padre, no solo es por parte de la comunidad pastoral, sino de todos los católicos: "Eso es lo que ha fallado. Tenemos poca instrucción y por falta de esta, a veces andamos creyendo en una cosa o en otra".

Se acentúa la disminución del número de fieles: Juan Bautista

La verdadera Iglesia de Cristo es una sola. Si está dividida no es por voluntad de él, sino de las personas, ya que durante el Concilio Vaticano II, se empezó a hacer notoria la pérdida de feligreses.

Inicialmente, hubo una disminución en el número de fieles, la cual se ha acentuado más con el tiempo, lamenta Juan Bautista. Anteriormente, en México, 95 y 98 por ciento de la población era católica, cifra que se ha reducido a 85 por ciento.

La situación para Hidalgo es similar, puesto que de 2 millones 258 mil 359 habitantes, 85 por ciento es católico, mientras que 15 por ciento mantiene una fe distinta a esta.

Asimismo, el padre Bautista dijo que otro de los obstáculos que han impactado a los devotos es la pederastia, delito que ha constituido un lastre tanto para la Iglesia como para la ley católica y la de los hombres.

El sacerdote indic, entonces la I sin embargo la Iales eu  te de sacerdotes, pol, entonces la I sin embargo la Iales eu  te de sacerdotes, poló que, en el caso de la Diócesis de Tulancingo, la cual incluye parte de Veracruz y Puebla, no ha conocido algún cura que haya cometido una violación: “Lo que sí he conocido es padres, hermanos y tíos que han violado a un menor dentro de su núcleo familiar".

Advirtió que en este transitar, se ha tenido la presencia de otras sectas, las cuales tienen su origen en los Estados Unidos y en el caso de Hidalgo se focalizan sobre todo en el Valle del Mezquital, donde la migración ha originado la aparición de otras religiones.

"Yo estuve durante muchos años en Actopan y me pude percatar que, sobre todo los jóvenes que llegan de los Estados Unidos traen ya otras creencias, esto es fácil de detectar. Regreso a lo mismo, se trata de evangelizar. Si yo no tengo convicciones, entonces es fácil que pueda irme para otra creencia y esto se aplica en todos los campos de la vida".

Juan Bautista, indicó que en el caso de los cristianos que anteriormente se hacían llamar evangélicos y que cambiaron su nombre ante el desprestigio que llegaron a tener, “hay un problema grave de compra de la fe".

Se puede vislumbrar que a este tipo de doctrinas les es muy fácil captar adeptos, ya que aprovechan los momentos en que una persona se encuentra con alguna angustia por una pérdida de trabajo, familiar o un accidente, es en ese momento en que se aparecen y les dan acompañamiento, muchas veces dice, les ofrecen dinero.

“No se debe de olvidar que son sectas que están financiadas por grupos de Estados Unidos, esta acción es inmoral porque se trata de la compra de la fe y de lucrar con sentimientos de las personas”, lamenta el párroco.

Ad resurgendum cum Christo

Este es el título del documento que el Papa Francisco ha hecho llegar a todos los católicos del mundo. El 25 de octubre de 2016 se presentó en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, la instrucción de la congregación para la doctrina de la fe "Ad resurgendum cum Christo", acerca de la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación.

El escrito está dirigido a los obispos de la iglesia Católica, pero atañe a todos los fieles, entre otras cosas porque ha habido un aumento en la elección de la cremación respecto al entierro en muchos países y es previsible que en un futuro esta sea una práctica ordinaria.

De acuerdo con el Código de Derecho Canónico, se recomienda que se conserve la costumbre de dar sepultura a los cuerpos de los difuntos, sin embargo la Iglesia no prohíbe la cremación, a no ser que esta haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana.

“Cuando se opta por la cremación para negar la religión católica, entonces la Iglesia tiene el derecho de negar las exequias”, señaló el padre Juan.

De acuerdo con la Iglesia la inhumación es la forma más adecuada para expresar la fe y la esperanza en la resurrección corporal tal como fue con Cristo. Además se trata del respeto a los cuerpos de los fieles difuntos: “Si se opta por la cremación las cenizas deben estar en un lugar sagrado como el cementerio, una Iglesia o una capilla. No está permitida la conservación de las cenizas en el casa, solo en casos graves y de circunstancias excepcionales”, aclaró el clérigo.

Asimismo, el documento no permite la dispersión de estas en el aire, en tierra o en agua o en cualquier otra forma como recuerdos conmemorativos.

Para la fe cristiana el cuerpo no es toda la persona, pero es una parte integral, esencial de su identidad, más bien, es como el sacramento del alma que se mantienen él y por él, por eso enterrar a los muertos es una de las obras de misericordia, consideran los religiosos.

“No se deben repartir como si fueran souvenirs para los familiares. Es ahí donde la iglesia Católica no está de acuerdo y pide que los fieles recuerden, sobre todo el respeto y la resurrección de Cristo”, puntualizó el sacerdote Juan.


Noticias relacionadas