28/Enero/2023 P A CDMX: 11° EDOMEX: 6° PUE: 10° HID: 7° MOR: 16° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Megalópolis

Plaza del Bicentenario, una obra suntuosa y en el olvido

Pedro Morales 2016-12-05 - 08:18:47

Con el paso de los años, el edificio de la Plaza del Bicentenario se convirtió en el mayor símbolo del despilfarro gubernamental de Tlaxcala.

El edificio, construido en el gobierno del panista de Héctor Ortiz Ortiz, ha entrado en franco deterioro, enormes cristales se han vuelto añicos por los temblores, los sistemas de calefacción y elevadores han sido destruidos, la maleza invade el exterior y no hay para cuando se aproveche el edificio.

“Litigios van y litigios vienen y es la hora en que ni la UAT, ni el IPN se hacen cargo de las instalaciones, es dinero tirado a la basura”, comentaron vecinos que tienen sus casas junto a la plaza.

Durante un recorrido realizado por Megalopolis por la Plaza del Bicentenario, un enorme cristal, muy costoso yace hecho añicos, el equipo de aire acondicionado luce en total abandono y destruido.

Los componentes electrónicos han sido saqueados, la rapiña también afectó a los dos elevadores de un piso, sus puertas semi abiertas muestran sus intestinos, abiertos por los rateros.

Maleza, destrucción, enormes rieles de acero, el cemento de pésima calidad se desmorona, apenas se adivina el escenario, que decían daría de vueltas, subiría y bajaría, en un alarde de tecnología.

Tras la muerte de una jovencita y un indigente, hay vigilancia permanente las 24 horas del día, los accesos han sido clausurados y el deterioro es generalizado.

400 millones de pesos, a la basura

Durante casi un sexenio, la UAT y el gobierno del estado se enfrascaron en una guerra jurídica y mediática sobre dicha obra que se construyó en el gobierno de Héctor Ortiz y cuya inversión superó los 400 millones de pesos.

De acuerdo con la última sentencia del Juicio de Amparo 510/2012, el segundo promovido sobre este tema la justicia de la unión ampara y protege a la UAT, en contra de los actos reclamados de la autoridad responsable.

Existe el antecedente de que la Secretaría de la Función Pública (SFP) estatal detectó irregularidades en la construcción de la Plaza Bicentenario de Tlaxcala, como son obra pagada no ejecutada.

Adjudicación de obras por “invitación” y la falta de planos de diversas instalaciones básicas del edificio.

El titular de la dependencia Hugo René Temoltzin Carreto, señaló que entre otras anomalías en la obra, en la cual se invirtieron 334 millones 62 mil 975 pesos, “sin contar el IVA”, se encuentra “obra pagada no ejecutada” por un total de 118 millones 320 mil 840 pesos.

El funcionario dijo que para el desarrollo del proyecto ejecutivo, sólo se entregaron 90 planos que son parte del proyecto arquitectónico, estructural y cimentación.

Faltan los proyectos de albañilería, instalaciones hidráulicas, sanitarias y eléctricas, mecánica teatral, iluminación, acústicos, acabados, aire acondicionado y prefabricados.

También los proyectos de carpintería, herrería y planos de detalles constructivos, entre otros, este elefante blanco se ubica en el centro histórico de Tlaxcala, a solo cuatro cuadras del palacio de gobierno y del zócalo capitalino.

En ruinas, la obra negra de la Central de Abastos

Transcurrieron seis años y el asunto legal de la Central de Abastos de Tlaxcala (CAT) —otro proyecto inconcluso del gobierno panista de Héctor Ortiz Ortiz—, no se ha finiquitado, aunque se ha considerado “inexistente”, las ruinas de lo que serían las naves muestran que será otro “elefante el blanco en Tlaxcala”.

El inmueble, según información del ex secretario de Desarrollo Económico, costaría a una empresa regiomontana alrededor de 350 millones de pesos y construirían en 18 hectáreas, es decir más de 30 mil metros cuadrados.

Contaría con 228 bodegas; 36 destinadas a lácteos, 50 para abarrotes, 114 para frutas, 28 que tendrían productos cárnicos y 52 locales comerciales.

“Es la hora que ya transcurren seis años de gobierno y la obra ni siquiera está en obra negra, la soledad campea en el lugar, la maleza y las lagartijas son las que habitan, las vialidades están dañadas”.

Ezequiel Zamora Morillón, Delfino Morales Morales y Hermilo Castillo Vázquez, vecinos de la cabecera municipal de Xaltocan, mostraron en un recorrido que las ruinas siguen en el mismo lugar, sin moverse, sin avance y sin solución.

“Nos extraña que se diga que legalmente estas instalaciones no existan, ya que son visibles para todo el mundo al paso de la carretera a Calpulalpan, cada día la maleza gana terreno, lo que eran las vialidades ya se las llevó el agua y tienden a convertirse en barrancas”.

Zamora Morillón comentó que de esta forma y durante cinco años y once meses, “se han cerrado las puertas al desarrollo y de un significativo ahorro para las familias tlaxcaltecas, quienes de esta forma ya no pagarían el traslado de productos de primera necesidad.

Por cuestiones legales la obra negra se detiene

Por cuestiones legales, la obra fue detenida, sin tomar en cuenta que esta Central de Abastos es vital para la región de Puebla, Veracruz, Hidalgo y Tlaxcala, ya que de esta forma los productos agrícolas tendrían otro costo.

Delfino Morales Morales agregó que además de que sería un verdadero polo de desarrollo al captar millones y millones de pesos que de otra forma, ahora mismo, van a dar a parar a Puebla o al Distrito Federal, francamente se ha negado el progreso a los tlaxcaltecas.

Mostró que la Central de Abastos del estado que lleva una avance de alrededor de 40 espacios, se encuentra en total abandono y visiblemente deteriorada, luego de que su construcción fue detenida por cuestiones legales.

“El proyecto de construcción fue inaugurado por el ex mandatario Héctor Ortiz y cancelada por el gobierno saliente, al encontrar supuestas inconsistencias en la edificación del inmueble, ubicado en el municipio de Xaltocan”, recuerda.

Hermilo Castillo Vázquez dijo que en Xaltocan se sabe que ante esta situación, el grupo de la industria de la construcción “Orión”, anunció que demandaría al gobierno de Tlaxcala, por abuso de autoridad, daños y perjuicios.

Luego de la obra de la Central de Abastos de Tlaxcala fue cancelada y en la que ya se habían invertido por lo menos 175 millones de pesos.

Subutilizado el Recinto Ferial “Adolfo López Mateos”

Con una inversión de 15 millones de pesos por parte de los gobiernos federal y estatal, se concluyó el proyecto de acondicionamiento el recinto ferial "Adolfo López Mateos", que contempla como novedad la construcción de "La Plaza del Mariachi" y la instalación subterránea de todo el cableado

Sin embargo, el recinto ferial solo se utiliza una vez cada año, ahí se instala la feria anual de Tlaxcala, durante un mes, y los otros once meses restantes solo se utiliza el Centro de Convenciones y el salón “Joaquín Cisneros Molina”.

Esa ocupación es para reuniones y eventos, además del Lienzo Charro, pero de ahí en fuera todo un año están vacios los demás espacios, incluso el Palenque, el área de restaurantes y los pabellones que ocupan los artesanos.

También están subutilizados el salón “Tlaxcala”, las plazas del Mariachi y Los Arcos, el quiosco, se tenían planes para formar un corredor turístico que partiría desde el ex convento de San Francisco, incluiría el zócalo capitalino y otros edificios.

De esta forma se canalizaría a los artesanos y comerciantes, para que el recorrido concluyera en el Centro Expositor, donde se mantendría la venta de comida típica, artesanías y muestras de la cultura y tradiciones, pero no fue así.


Noticias relacionadas