29/Mayo/2022 P A CDMX: 18° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 23° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Megalópolis

La industria lechera, en riesgo de desaparecer

Norma López 2016-12-05 - 08:51:08

En la cuenca lechera de Tizayuca cae la producción de leche hasta en 50 por ciento y cada vez más establos cierran. En sus mejores años, en esa región se producían 600 mil litros diariamente y ahora ha bajado a 300 mil litros.

El 2016 puede ser considerado como el peor año de la última década para la industria lechera, señaló el dirigente nacional del Frente de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz.

“Esto se ha convertido como una costumbre, cada año lo venimos decidiendo. Este es el peor, pero este 2016 ha dejado el precio más bajo que hemos visto en los últimos 10 años, de tan solo 3 pesos el litro”.

Explicó que la importación indiscriminada obligó a los productores a bajar el litro del lácteo a tan solo 3 pesos, pese a que el costo de elaboración ronda entre los 5.80 y 6 pesos por litro, esto ha llevado a la descapitalización de 148 mil fabricantes independientes.

Hay quienes son protegidos por la industria, ya que trabajan con las grandes empresas, pero los pequeños productores que son independientes son los que han sufrido las repercusiones, ya que además de ser obligados a entregar el artículo en bajos precios, han tenido que vender su ganado.

Asimismo, se han beneficiado con el crecimiento de sus hatos ganaderos: "Tenemos ese otro problema que cuando ya no es rentable entonces hay que empezar a vender los animales, aunque sea a bajos precios", lamentó González Muñoz.

Afirmó que prevalezca la denuncia reiterada sobre la importación de leche en polvo y la venta de fórmulas lácteas que se hacen pasar por dicha sustancia han constituido uno de los problemas más graves que enfrentan los productores.

La mayoría de los consumidores dijo, prefieren comprar las fórmulas debido a su bajo costo, sin embargo esta no cuenta con los nutrientes necesarios, incluso están realizados a base de suero que en algunos países está prohibido.

La desventaja para el consumo de estos artículos no solo es por el costo más bajo, sino también porque la gente no está acostumbrada a leer las etiquetas y hay una mercadotecnia de los centros comerciales para fomentar la compra de este tipo de "leche".

También acusó que autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), no lleve a cabo una campaña informativa sobre lo que lo que consumen los mexicanos.

Altos costos para un bajo precio del litro de leche

La desventaja es que se puede producir 1 litro con 2 pesos, mientras que un litro tiene una inversión de entre 5.80 y 6 pesos, lo cual no podrá nunca competir en costos con las fórmulas lácteas: “Antes también denunciábamos que las tiendas y centros comerciales se llevaban 5 por ciento en la venta de fórmulas lácteas, ahora es 20 por ciento”, indicó el presidente del Frente de Productores y Consumidores de Leche.

Álvaro González, destacó que México importa más de 50 por ciento de la leche que se produce en el país, es decir diariamente se tienen unos 30 millones de litros al día y se importan 16 millones de litros con todos sus derivados.

Al principio de 2016 se tenía que la tonelada tenía un costo de mil 700 dólares y para finalizar el año se encuentra en 2 mil 700 dólares.

“Es un ir y venir de precios que nos fijan los grandes empresarios, y a nosotros no nos queda de otra que aguar, por ello decimos que este año ha sido el peor”, señaló.

Los estados más afectados son: Jalisco, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Estado de Hidalgo, en este lugar dijo, que se ha tenido la desaparición de al menos 400 productores en 2016.

Mientras que en la cuenca lechera de Tizayuca su caída es de 50 por ciento, tanto en el cierre de establos como en producción, ya que en sus mejores años se producían 600 mil litros diariamente y ahora ha bajado a 300 mil litros.

En esta lucha que han peleado los productores precisó, solo se ha tenido un ganador: "Mientras nosotros ordeñamos las vacas, ellos ordeñan la leche.

Esto es muy lamentable, los industriales lo que hacen es quitarle la grasa a la leche y las proteínas y les adicionan, supuestamente vitaminas, pero esto ya no es leche, es una fórmula que les cuesta poco y la venden a precios accesibles al consumidor, pero que para ellos significa grandes ganancias", puntualizó Álvaro González.

Hay una afectación en todo el país, en donde no solo pierden los fabricantes, también lo hacen los consumidores, quienes lamentablemente adquieren las fórmulas lácteas, las cuales son un engaño, no son leche y tampoco son nutritivas.


Noticias relacionadas