28/Enero/2023 P A CDMX: 11° EDOMEX: 6° PUE: 10° HID: 7° MOR: 16° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Megalópolis

En seis años, en Tlaxcala se recuperó lo perdido

Pedro Morales 2016-12-12 - 08:30:31

El estado de Tlaxcala ya no es el mismo que en el 2011, y como muestra: hoy día se registran en la entidad 92 mil empleos formales que se tienen ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): Mario González Zarur, gobernador saliente.

A unos días de concluir su mandato constitucional, Mario González Zarur realizó un recuento de los logros de su administración ante reporteros y comentaristas, ahí reconoció que en Tlaxcala aún falta mucho por hacer en todos los sentidos.

“No es posible resolver todos los problemas de Tlaxcala en un trienio o en un sexenio; sin embargo se han realizado esfuerzos por sacar adelante a nuestro estado y volverlo a colocar en el mapa nacional de donde había desaparecido para los inversionistas”, recalcó

Desde su óptica “el estado de Tlaxcala ya no es el mismo que en el 2011,  y como muestra citó las cifras que hoy día se registran en la entidad, es el caso de los 92 mil empleos formales que se tienen ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”.

Mariano González ha sido un gobernador controvertido, polémico, pero firme en sus decisiones. Se caracterizó porque desde el inicio de su administración fueron interminables sus giras a los 60 municipios y sus comunidades.

Al inicio de su administración marcó distancia con líderes agrarios, sindicales y magisteriales y rompió definitivamente con las ONG´S, al decir que los beneficios se darían directamente a la gente, sin intermediarios.

Mirada retrospectiva

Mariano González puntualizó que hace seis años, iniciamos la segunda década del siglo veintiuno con una aspiración en la mente, en la voluntad de la mayoría de los tlaxcaltecas, que expresaron su deseo de, recuperar para Tlaxcala el papel que le corresponde a nivel nacional.

 “Hace seis años afirmé que era tiempo de utilizar las dos palancas del desarrollo que utiliza cualquier nación o estado para avanzar: la gestión de la inversión pública y la promoción de la inversión privada”, recordó.

Y añadió que Tlaxcala venía en caída libre, en un tobogán. No empezábamos de cero sino de menos cien.

Había que recuperar lo perdido: de diciembre del 2000 a diciembre del 2010, disminuyeron en casi 14 por ciento los empleos registrados en el seguro social.

Recibimos un estado atrasado, rezagado y abandonado, con nulo crecimiento económico, con exceso de gasto superfluo, sin atender lo necesario e indispensable.

Con una burocracia obesa e ineficiente que provocaba que la mayoría de los recursos públicos se destinaran al gasto corriente. ·”De inmediato ordené acabar con el dispendio, adelgazar la burocracia, poner orden en la administración”, recuerda.

Instruí que era obligatorio dejar de ser el último estado en transparencia. Era forzoso reorientar el gasto para disponer de convenios de canastas financieras que nos permitieran aportar recursos estatales para acceder a fondos federales.

Se establecieron políticas: Para gestionar inversión pública, para atender la carencia y la necesidad de la población. Para implementar una agresiva promoción con la iniciativa privada para atraer inversión, aprovechando la extraordinaria situación geográfica y la mano de obra calificada.

Recuerda que al inicio del camino, “se presentó el chantaje para defender las prebendas y canonjías obtenidas en el pasado. Se amenazó con una supuesta desestabilización. Se simularon huelgas de hambre, marchas en donde la ciudadanía no sabía a qué venía o la traían engañada”.

Existía un número de supuestos líderes que actuaban como intermediarios que, en lugar de beneficiar a la ciudadanía, se beneficiaban de ella.

Encontramos varias obras sin terminar y sin presupuesto asignado para su conclusión y equipamiento. Esa era la demostración de una administración desordenada y opaca.

Terminamos y equipamos las que eran de beneficio para la gente. Entregaron en comodato a particulares y organizaciones bienes propiedad del Gobierno.

Se actuó con la ley en la mano y con firmeza.

Gracias a esa actitud se recuperaron los bienes patrimonio de los tlaxcaltecas, y la mayoría de la ciudadanía avaló este proceder.

“Yo he cumplido con los compromisos que adquirí”

Mariano González Zarur afirma en autocritica a favor que “yo he cumplido con los compromisos que adquirí y dar los resultados a la ciudadanía, que no es tan difícil tampoco”, se necesita orden, tener planes, proyectos, se necesita tener tiempos, añade.

Yo sabía que en los dos o tres primeros años de gobierno iba a tener costos políticos muy altos; estaban medidos, que había el problema de Pensiones Civiles de los burócratas estatales.

El problema del Poder Judicial que tenía 14 magistrados, además de problemas por falta de recursos económicos, además de estar dispersos los juzgados y las aéreas sustantivas, por eso creamos la Ciudad Judicial.

Por otro lado sabíamos que cada quincena cobraba gente sin tener algas responsabilidad, por eso adelgazamos la plantilla del poder Ejecutivo, integramos algunas dependencias, algunas secretarías y lo mismo se hizo en educación y en salud.

“Incluso nos adelantamos a la reforma educativa, al acordar con la dirigencia nacional magisterial que ya no habría comisionados, más que la plantilla de la representación sindical, y se regresaron todos los comisionados a su centro de trabajo”.

Lo que no se logró fue desaparecer la Unidad de Servicios Educativos, para fusionarlo con la Secretaría Pública del Estado, aunque “desde hace muchos años se pensaba funcionar las dos secciones del magisterio”.

Porque somos también el único estado donde en las escuelas estatales, hay maestros federales, esto ocurre desde hace 41 años, eso complica las cosas porque tenemos maestros en planteles estatales, pero que pertenecen a una sección federal.

El mandatario estatal revelo que hay muchas otras cosas, estamos todavía en el cuarto lugar de pobreza, estábamos en el sexto, somos un estado pobre y consideró que por la promoción ante la inversión privada para que cambien los indicadores y le sirva a la gente.

Para que modifique su calidad y nivel de vida, porque todavía hay mucha gente que vive de manera precaria, que tiene piso de tierra, que tiene techo de lámina de cartón y hasta hay casos que lo tienen de palma.


Noticias relacionadas