28/Enero/2023 P A CDMX: 13° EDOMEX: 8° PUE: 10° HID: 7° MOR: 17° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Megalópolis

Con la esperanza puesta en el nuevo gobierno estatal

Pedro Morales 2017-01-02 - 07:54:30

La incertidumbre económica y política que envuelve el estado de Tlaxcala se atenúa con la llegada del nuevo gobernador. El paquete económico correspondiente al ejercicio fiscal para 2017, que recibió el Congreso local del Ejecutivo, mantiene los criterios de austeridad y cero deuda, además descarta la creación de nuevos impuestos, con el objetivo de garantizar finanzas sanas y la adecuada operación de los programas sociales en beneficio de los tlaxcaltecas.

Desde el primer minuto de ayer, Tlaxcala tiene nuevo gobernador, diputados locales presidentes municipales y de comunidad.

Los cambios se derivan luego de que el último día de junio del año pasado, los diputados locales aprobaron en lo general y en lo particular la reforma político-electoral.

En el terreno presupuestal, el paquete económico correspondiente al ejercicio fiscal para 2017, que recibió el Congreso local del Ejecutivo, mantiene los criterios de austeridad y cero deuda, además descarta la creación de nuevos impuestos, con el objetivo de garantizar finanzas sanas y la adecuada operación de los programas sociales en beneficio de los tlaxcaltecas.

Esta propuesta fue debidamente consensuada con el nuevo gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, a fin de dar seguimiento a las políticas públicas que contribuyan al desarrollo integral y equitativo del Estado.

Este paquete económico da certeza hacendaria, blinda las finanzas y programas sociales, garantiza la estabilidad económica y fomenta la inversión.

El monto global de este paquete económico es de 17 mil 50 millones de pesos, recursos que se destinarán principalmente a programas sociales.

Negro panorama para la economía estatal

Obreros, campesinos y el sector de servicios y comercio vislumbran un horizonte negro para la economía de los tlaxcaltecas desde los primeros minutos del 2017, con un presupuesto estatal acotado, la falta de empleos y las alzas que vienen en luz eléctrica, gasolinas y otros impuestos ponen contra la pared a los tlaxcaltecas.

La baja de las remesas que se derivarán de las deportaciones en los Estados Unidos, la fluctuación del peso frente a dólar que no baja de los 20 pesos es un espejismo que tarde que temprano va a causar colapso en esta región.

No obstante que la Conasami acordó un aumento al salario mínimo para el 1 de enero de 2017, por lo que pasará de 73.04 pesos a 80.04 el más alto en índice en los últimos 40 años.

Sin embargo se avizora que la inflación que viene para enero nadie la va a parar y se considera que el  repunte en los precios se colocó como el más alto de los últimos cuatro años para un lapso similar, y la inflación a tasa anual se ubicó en 4.63 por ciento, contra 3.21 por ciento en igual lapso del año pasado.

El sector empresarial considera que la escalada de precios va a pulverizar el nuevo salario mínimo, mientras que en Tlaxcala la vocación agrícola se aleja, se acaba el dinero de la venta de las tierras y los ricos son más ricos y los pobres se encaminan a la miseria.

Preocupan deportaciones

Miles de familias tlaxcaltecas están en la angustia por las deportaciones que anunció el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, de hecho en las fiestas navideñas y de fin de año ya se notó el regreso de tlaxcaltecas a su lugar de origen.

En cuanto al número de Inmigrantes Tlaxcaltecas, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sólo ofrece una cifra obtenida luego de su último censo en 2010, fueron 11 mil 847 ciudadanos que emigraron de Tlaxcala a Estados Unidos en ese año.

El proceso de migración es muy complejo por lo que emitir cifras es casi imposible, ya que al momento de partir, los migrantes ilegales obviamente no avisan a ninguna autoridad, son registrados quienes son capturados o deportados.

Pero algunos volverán a intentar cruzar, y si los capturan nuevamente serán contabilizados otra vez,  así lo expresó el director de la Oficina de  Atención al Migrante en Tlaxcala José Luis González Sarmiento, quien explicó la complejidad del fenómeno y ofreció un estimado de 300 mil inmigrantes Tlaxcaltecas en Estados Unidos cifra que podría ser mayor.

Cabe resaltar que al inicio de cada año es cuando se registran más casos de deportaciones ya que los paisanos cruzan la frontera para visitar a sus familias en las fiestas decembrinas intentarán  pasar nuevamente de forma ilegal, pero muchos no lo consiguen porque son sorprendidos por autoridades migratorias.

Ante la amenaza del Presidente Electo Trump, no es posible asegurar cuántos de estos 300 mil Tlaxcaltecas permanecen de forma  legal o ilegal, el único dato que se puede ofrecer es que de cada 100 Tlaxcaltecas que emigran 92 lo hacen con destino a Estados Unidos.

Remesas a la baja

De acuerdo con cifras del Banco de México (BANXICO) de Enero a Septiembre de 2016, han ingresado a Tlaxcala por concepto de remesas familiares 173 millones 849 mil 629 dólares, lo que representa más de 400 millones de pesos en promedio mensual para las familias de Tlaxcala.

Familias que serán irremediablemente afectadas por las acciones ejecutivas de Donald Trump y perjudicando principalmente a los municipios de Lázaro Cárdenas,  San Lucas Tecopilco, Hueyotlipan,  y Ayometla.

Si bien los  60 municipios de Tlaxcala expulsan migrantes a Estados Unidos estos cuatro son los que registran el  mayor número, seguidos por Atlangatepec, Tenancingo, Xicohtzinco,  Emiliano Zapata, Cuapiaxtla, San Juan Huactzinco,  Santa Cruz Tlaxcala, Coaxomulco y Zitlaltepec.

Sin embargo el Censo de Población y Vivienda 2010 especifica que Tecopilco, Lázaro Cárdenas, Ayometla, Hueyotlipan, Zacualpan, Ixtacuixtla, Tenancingo, Terrenate, Nanacamilpa y Tetlanohcan son las 10 Comunas a las que los paisanos migrantes realizan mayor número de envíos a sus familias.

Por ejemplo en el municipio de Tecopilco hay un total de 658 viviendas y de éstas el 14.2 por ciento recibe remesas, por lo que es la tasa más alta en la entidad. En tanto, Lázaro Cárdenas (el cual presenta una intensidad migratoria alta) cuenta con 632 hogares y el 9.8 por ciento se beneficia de éstas.

Asimismo de las 2 mil 517 casas qué hay en el municipio de  Tenancingo, aproximadamente el 6.2 por ciento es beneficiario de remesas  y de las 3 mil 185 casas en Terrenate, el 5.9 por ciento recibe remesas. Mientras que de las 4 mil 202 de Nanacamilpa, es el 5.5 por ciento y de las 2 mil 247 de Tetlanohcan, el 5.2 por ciento.

En tanto, la Asociación Civil "Un Mundo Una Nación" y la Pastoral del Migrante de la Diócesis de Tlaxcala, que administra el Albergue "La Sagrada Familia", su director Elías Dávila , calcula que en cinco años se han atendido a poco más de 20 mil personas.

Pero ahora con las deportaciones que se anunciaron, Tlaxcala y concretamente Apizaco ya no solamente serán paso obligado, sino que muy posiblemente se conviertan en zona de destino de migrantes centroamericanos, con resultados impredecibles.

Jaloneos rumbo al 2018

A dos años para el relevo presidencial, de senadores y diputados federales, en Tlaxcala la caballada está flaca y en los institutos políticos con más posibilidades sopesan las reelecciones en los cargos que aventurarse a una elección abierta.

En el caso del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sus cuadros más posicionados son los diputados federales para dar el salto a una senaduría como en el caso de Anabell Alvarado, Rosalinda Muñoz y Ricardo García Portilla.

No se descartan algunos alcaldes salientes y hasta diputados locales que fueron compañeros de bancada del actual gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, que dejará sueltos a los aspirantes luego del reparto de cargos en la administración que comenzó ayer.

En el caso del Partido Acción Nacional (PAN), quienes están desatados son los calderonistas la senadora Adriana Dávila Fernández y el diputado federal Juan Corral Mier, quienes le tiran a la grande y si no la pegan a intercambiar posiciones.

Se apuntan los ex alcaldes de Huamantla, Tlaxco y Tlaxcala, además de otras ex diputadas federales que quieren ser senadoras como Aurora Aguilar Rodríguez y Leonor Romero Sevilla y hasta el actual dirigente estatal, Carlos Carreón Mejía y la neo panista Guadalupe Sánchez Santiago.

En el caso del Partido de la Revolución Democrática (PRD), es muy posible que la senadora Lorena Cuéllar Cisneros tras su dolorosa derrota a la gubernatura, busque permanecer como diputada federal.

Otros tiradores a senadurías y diputaciones federales son Gelacio Montiel Fuentes, Eréndira Jiménez Montiel, Manuel Cambrón Soria y Domingo Calzada Sánchez, Gisela Santacruz Santacruz, Santiago Sesín Maldonado, Humberto Vega Vázquez y Tomás Orea Albarrán.

En todos los casos ya trabajan para ganar adeptos en reuniones secretas para lograr las candidaturas que habrán de definirse sin liderazgos visibles por el momento, lo que lleva a recordar esa frase del ex gobernador de Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima, quien dijo que en cuestiones políticas en Tlaxcala,  “la moneda está en el aire”.


Noticias relacionadas