29/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Megalópolis

Rueda Conmigo, el reto de una vida independiente

Adela García 2017-01-02 - 08:16:36

La asociación civil enseña y ayuda, tanto a niños como a adultos a andar en sillas semideportivas para su desenvolvimiento en la sociedad. “No se debe lucrar con la necesidad de las personas con discapacidad; se debe ayudarlas y apoyarlas a salir adelante”.

Desde hace cinco años, Moisés Pelcastre Hernández, presidente de la Asociación Civil “Rueda Conmigo”, se percató de la necesidad que las personas con discapacidad tienen para realizar su vida sin limitaciones y creó una organización, en donde enseña y ayuda, tanto a niños como a adultos a andar en sillas semideportivas para su desenvolvimiento en la sociedad.

Señaló que participan cuatro instructores, provenientes de diversos lugares de la entidad, como Huasca, Huejutla, Tlanalapa, Pachuca, Pisa Flores, “somos 15 personas que nos reunimos todos los sábados en la unidad deportiva de Piracantos y recibimos a personas que quieren aprender a andar en sillas de ruedas como estas”.

Los entrenadores enseñan desde lo más básico, cómo sentarse en la silla semideportiva y mantener el equilibrio, hasta técnicas para subir escaleras y andar por caminos con obstáculos; aunque, dijo, algunos no aguantan el esfuerzo físico que se requiere para lograr su independencia, pero quienes logran mantenerse en el camino, ahora pueden salir a la calle solos y trabajar.

“Yo nací con un daño en la columna y por 32 años dependí de mi familia; no salía a la calle si no era con ellos. En la asociación llevó 4 años y ahora puedo ir al cine, a trabajar, salir a la tienda yo sola; ya no necesito esperar a nadie para poder hacer lo que yo quiera”, manifestó una de las instructoras.

Otro de los entrenadores, comentó que cuando llegó a la unidad deportiva, jamás se imaginó poder subir y bajar escaleras sentado en una silla; tampoco el andar por la calle y poder esquivar algunos de los obstáculos que se le presentan en el camino, como ramas, banquetas, mangueras, tierra, pasto, entre otras cosas.

En este sentido, Pelcastre Hernández hizo hincapié en que al ser una necesidad el aprender a moverse en una silla de ruedas, es que no se cobra ni un peso por enseñarles “no se debe lucrar con la necesidad de las personas con discapacidad; se debe ayudarlas y apoyarlas a salir adelante”.

La ayuda llega a todos los rincones del estado

“Rueda Conmigo” también busca dar información a personas con discapacidad que viven en zonas lejanas del estado; así como concientizar a la población en general sobre las situaciones que viven al trasladarse de un lugar a otro, así como las situaciones a las que se enfrentan todos los días.

El presidente de la asociación, informó que acudieron a regiones de la Otomí-Tepehua a impartir 3 cursos intensivos de 3 días a personas con problemas de locomoción y darles a conocer información sobre las posibilidades que tienen de hacer su vida independiente.

“En la Sierra se presentan muchos casos de estos, pero también es en donde hace falta mayor información; hay quienes no saben que existen este tipo de sillas, que no salían y no sabían de su derecho a salir a ver el sol”, señaló el lider de la asociación.

Aseveró que para acudir a estos lugares, se gestionan recursos con los Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipales para el transporte del equipo, staff, obstáculos, sillas y quienes impartirán las platicas; asimismo dan hospedaje y alimentación, “no cobramos; incluso hay momentos en que debemos poner de nuestras bolsas, pero esto no nos impide seguir nuestro objetivo”, enfatizó Pelcastre Hernández.

Concientizan a la sociedad sobre los usuarios de sillas de ruedas

En cuanto a los talleres que se dan para concientizar a la sociedad sobre los usuarios de sillas de ruedas, comentó que han acudido a instituciones educativas (públicas y privadas), desde preescolar hasta universidades, con la finalidad de darles a conocer, a través de la teoría y la práctica, lo que conlleva su situación.

Para ello, se les brinda un taller vivencial, en donde los alumnos suban a una de las sillas y se desplacen por la institución en ella, sin levantarse, “algunos dicen que no lo hacen porque se pueden salar, es decir, quedar sin movilidad en las piernas, mientras que otros no se sienten muy seguros de hacerlo, presentan miedo; pero al andar en el circuito que nosotros recreamos, su mentalidad cambia”, añadió Moisés.

Un lustro de ayudar en la movilidad de los personas que más lo necesidad

A cinco años de haberse creado la Asociación Civil “Rueda Conmigo”, de ella surgió, hace dos años y medio, la empresa “Rodar es Vivir”, la cual realiza las sillas que utiliza dicha organización para prácticas y talleres vivenciales; además de ser proveedor tanto en el estado como en otras entidades del país, en donde el comprador proporciona las especificaciones sobre cómo quiere su silla.

Dicha empresa es liderada por los mismos integrantes de la asociación y también, “se fabrican las sillas desde cero, se diseñan y se crean a la medida de la persona; el proceso es de 4 a 6 semanas, aunque si no hay carga de trabajo en 15 días puede quedar lista, pues son solo 3 días para diseñarla”, informó Guillermo Hernández Hernández, encargado de producción.

Cabe señalar que el costo de la silla no baja de los 40 mil pesos, aunque una semideportiva es más cara; es por ello que se gestiona con el Gobierno de Hidalgo para que subsidie una parte y las personas con pocos recursos la puedan adquirir por 5 mil pesos; las cuales pueden desarmarse para poder transportarlas en el automóvil.

En estos años, la compañía ha construido cerca de 100 sillas, sin embargo, no dejarán de promover la necesidad que tienen las personas con discapacidad para hacerse valer por sí mismas, para que, de esta manera, acudan más a la unidad deportiva para aprender y adquirir una silla que les permita moverse mejor en el lugar donde viven.

Cabe señalar que la fábrica también trabaja en la creación de aparatos para manejar un auto, bancos de lanzamiento, entre otros tipos de accesorios para hacer más independientes a los discapacitados.

En cuanto al avance logrado, durante estos cinco años, para hacer valer sus derechos frente a la sociedad, Moisés Pelcastre enfatizó que se ha visto el cambio, pues antes “cuando uno salía a la calle era para pelear por la falta de respeto, al ocupar espacios destinados para discapacitados, pero ahora se ve que si alguien se estaciona en un lugar designado, y al bajarse de su vehículo ve el piso azul, se quita.

“Pero debemos salir para que la gente se dé cuenta de que existimos, pues la falta de información y de valerse por uno mismo hacía que no se dieran cuenta de que ahí estábamos”, puntualizó el líder de Rueda Conmigo.


Noticias relacionadas