28/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Megalópolis

Los inconformes buscan quien pague los platos rotos

Norma López 2017-01-09 - 08:48:14

El 3 de enero se registró uno de los días más violentos en el estado de Hidalgo, donde el municipio de Actopan fue el más afectado, con pillaje en un centro comercial y la destrucción de una tienda de conveniencia, así como el incendio en otro de ellos.

El incremento de 20 por ciento a los combustibles originó una ola de inconformidad. Las primeras protestas se dieron en el norte, concretamente en Tamaulipas, ejemplo que pronto se vino hacia el centro del país.

El pasado 3 de enero, se registraron 21 manifestaciones, entre cierres de carreteras, tomas de casetas, comercios, bancos y gasolineras, lo que ocasionó vandalismo.

Por la tarde del martes, en el municipio de Francisco I. Madero los inconformes saquearon y destruyeron una tienda de conveniencia, los productos volaban de mano en mano. Más tarde, en la comunidad de Dos Cerros, otra tienda y una gasolinera fueron el blanco de los inconformes.

En Progreso y Mixquiahuala los mismos actos se agravaron por la presencia de personas ajenas a la entidad, infiltrados que cometían dichas acciones.

La primera manifestación en contra del gasolinazo llegó por parte de la agrupación Impulsora Social de Comerciantes, cuyo dirigente  King Cerezo, organizó una caravana para protestar por el alza del combustible.

Reprochó la política del gobierno federal, asimismo señaló que la sociedad está cansada de la corrupción, falta de oportunidades para los jóvenes, e inseguridad, por lo cual consideró necesario salir a la calle.

De igual manera, se sumó Tepeji del Río, donde también se dieron pintas en los automóviles y se colocaron pancartas de repudio al gasolinazo, para posteriormente escalar y bloquear las carreteras, libre a Querétaro y la autopista México- Querétaro.

Por tal motivo, el miércoles pasado se hizo presente la autoridad, la cual había permanecido callada ante el vandalismo que se desataba.

Inconformes, van con todo y con todos

El llamado de los habitantes de dichos municipios es, que el resto de los ciudadanos volteen hacia el comercio local y fortalezcan la economía, sin embargo, ante el temor de que hubiera algunos actos delictivos, habitantes de Ixmiquilpan y comerciantes prefirieron cerrar sus puertas y resguardarse en sus domicilios.

El 2 de enero, la carretera federal México-Laredo fue tomada y no se permitió el paso, ni siquiera a vehículos de emergencia, en tanto barricadas con llantas fueron colocadas en la cinta asfáltica.

Aquél martes, el cierre de la carretera México-Laredo permaneció durante toda la noche y continuó hasta la tarde del miércoles, cuando el operativo de la policía logró liberar la vía.

Sin embargo, la convulsión continuó sobretodo en Mixquiahuala y en Actopan donde hubo rapiña. En Mixquiahuala fueron saqueadas al menos 4 tiendas de conveniencia y 2 gasolineras.

Un día para recordar

El 3 de enero, se registró uno de los días más violentos en la entidad, donde el municipio de Actopan fue el más afectado, con pillaje en un centro comercial y la destrucción de una tienda de conveniencia, así como el incendio en otro de ellos.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Sergio Rubio, dio a conocer que de los 350 socios de dicha organización algunos habían sido afectados con actos de vandalismo, por lo cual habían solicitado el apoyo del gobierno del estado para restablecer el orden, sobre todo en el municipio de Actopan.

Destacó la necesidad de que la situación se normalizara, ya que dijo “si bien el gasolinazo afecta la economía de las familias, también los bloqueos, y sobre todo los actos de saqueo que se han estado registrando”.

El empresario destacó que es necesario fortalecer la economía del estado, por lo cual hizo un llamado a que las manifestaciones se realizarán en apego a derecho y sin afectar la propiedad de los comerciantes, recordó que enero es uno de los meses más difíciles del año y donde los pequeños comerciantes son los más afectados.

Destacó que se presentó ante la Secretaría de Seguridad un listado de los daños por los saqueos, por tanto confió en que la situación sería normalizada.

De tal manera, el vandalismo pronto sustituyó el tema de los incrementos de los combustibles y se daba cuenta tanto en redes sociales como en medios de comunicación de los actos de pillaje, al dejar en el olvido la situación que detonó dichas manifestaciones.

Una cosa lleva a la otra

El 4 de enero, el secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, ofreció una conferencia de prensa donde señaló que durante el día miércoles se habían registrado 35 eventos, entre toma de edificios públicos, casetas, obstrucción a gasolineras, roba a tiendas de conveniencia, así como bloqueos carreteros.

Mientras que afirmaba en una conferencia de prensa que la situación se había controlado 95 por ciento, un grupo de personas saqueaban y quemaban un Oxxo en el municipio de El Arenal.

El vandalismo también había alcanzado a una cementera, a la cual se le robó cinco tráileres cargados de cemento, así como a una empresa transportadora de combustible. En las gasolineras de algunas zonas, como Tezontepec y Mixquiahuala continuaban tomadas y regalaban el combustible.

En tanto, el precio de las gasolinas, el gas LP y el pasaje, habían quedado en el olvido.

En la entidad, el alza del combustible ocasionó que se incrementará la tarifa entre 7 y 20 por ciento en las líneas de autobuses foráneas.

Mientras que, en el costo al transporte convencional y Tuzobús, el encargado del Transporte, Rufino León, subrayó que: “Hasta que no se oficializará un aumento, no se podía cobrar un ajuste al pasaje”.


Noticias relacionadas