28/Febrero/2020 P A CDMX: 16° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 17° QUER: 11° TLAX: 9° 9 y 0

Foto: Janeth Xahuentitla

Los veracruzanos tienen el derecho a una muerte digna

Margarita Alemán 2017-01-23 - 08:27:43

Los legisladores —que aprobaron ley el 1 de noviembre de 2016—, aclararon que la negativa de un enfermo a someterse a un tratamiento no es eutanasia. “Es simplemente su voluntad para decidir cómo atender y manejar su enfermedad hasta el momento de su muerte; lo que significa respetar su derecho a elegir entre un tratamiento terapéutico o cuidado paliativos”.

El 1 de noviembre de 2016, el Congreso del Estado aprobó una reforma a la Ley de Salud de Veracruz para incluir dentro de los derechos del paciente terminal el derecho a una muerte digna.

Para ello, cada paciente recibirá información clara, oportuna y suficiente sobre las condiciones y efectos de su enfermedad, así como los tipos de tratamiento por los cuales puede optar, según la dolencia que padezca, para posteriormente dar su consentimiento informado y por escrito para la aplicación o no de los métodos sugeridos por el personal de salud.

Los legisladores veracruzanos aclararon que la negativa de un enfermo a someterse a un tratamiento no es eutanasia.

“Es simplemente su voluntad para decidir cómo atender y manejar su enfermedad hasta el momento de su muerte; lo que significa respetar su derecho a elegir entre un tratamiento terapéutico o cuidado paliativos” especificó el documento aprobado.

De igual forma, indicaron que el objetivo de esta reforma es el respeto a la dignidad humana, y por ello decidieron legislar en torno al derecho del paciente, a su fallecimiento natural, y a evitar o disminuir el sufrimiento, sin tener que recurrir al suministro de fármacos letales.

“En ninguna circunstancia el estado debe contemplar la muerte provocada o asistir como una solución, pero sí actuar de manera subsidiaria implementando programas y acciones en coordinación con las instituciones, los especialistas y los ciudadanos para el ejercicio de este derecho”, agregaron.

Cuando el enfermo en situación terminal sea niño o adolescente podrán participar en un programa de cuidados paliativos pediátricos o infantiles; y la aprobación será consentida con sus padres, quienes siempre deberán escuchar la opinión del menor.

La suspensión voluntaria del tratamiento curativo supone la cancelación de todo medicamento que busque contrarrestar la enfermedad terminal del paciente y el inicio de tratamientos enfocados exclusivamente a la disminución del dolor y los demás apoyos previstos por la ley.

Si el enfermo en situación terminal se encuentra incapacitado para expresar su voluntad, las decisiones derivadas de los derechos señalados para la muerte asistida serán asumidas por los padres o el tutor, y a falta de estos, por su representante legal, alguna persona de su confianza mayor de edad o juez.

Todos tienen derecho a decidir

La autora de la iniciativa y ahora exdiputada local, María del Carmen Pontón Villa, recordó que el proceso de aprobación de su proyecto tardó al menos un año debido a las críticas de sus propios compañeros.

Desde su perspectiva, Veracruz necesitaba leyes humanistas, en razón de ello presentó dicha iniciativa para reformar y adicionar diversas disposiciones a la Ley de Salud del Estado, con la finalidad de proteger a los pacientes terminales, y así garantizarles el respeto a su dignidad.

La Iniciativa estableció un catálogo de derechos de los enfermos en situación terminal desde el momento en que ingresan a un hospital hasta que reciben los cuidados paliativos, al obtener en todo momento información clara, precisa y suficiente para la toma de decisiones.

“Con la finalidad de no hacer más difícil la situación que viven tanto los pacientes como sus familiares, la decisión de renunciar al tratamiento será dada a conocer mediante un documento debidamente requisitado, para hacer efectivo el ejercicio sus derechos, se establecen disposiciones que señalan las facultades y obligaciones de las instituciones de salud, de los médicos y del personal sanitario”, expuso.

En el caso de los niños se prevén no solo medidas médicas para proporcionarles cuidados paliativos, sino propiciar además que sus últimos momentos los vivan sin dolor y en un ambiente adecuado para ellos.

La Iglesia califica de “aberración”

El vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, se pronunció en contra de la legalización de la eutanasia en la entidad.

Aseguró que la vida es un don de Dios y nadie tiene derecho a arrebatarla y lamentó que existan personas que estén a favor de atentar contra la vida.

A la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y sus magistrados, dejen de seguir aprobando “aberraciones jurídicas”.

“La van regando como las palomas, esperemos que no sigan aprobando aberraciones jurídicas que van en contra de la vida”, comentó.

Explicó que el Congreso local debe legislar con responsabilidad para proteger la vida y lamentó la iniciativa aprobada por la anterior legislatura.

“Que se legisle para el bien, no para el asesinato, no para el mal, no para la muerte, que sea para la vida, para el desarrollo de los valores humanistas como puede ser la solidaridad, el cuidado, la atención del ser humano y no salirse por la puerta falsa, no pues mátalo y ya, oye no”, concluyó.


Noticias relacionadas