29/Mayo/2022 P A CDMX: 18° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 23° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Cortesía

Poblanos de todos los colores al asecho del botín de Morena

Fernando Pérez Corona 2017-04-17 - 07:32:35

El partido del águila, de la mano de su líder y seguramente próximo candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido un ascenso constante en Puebla desde 2015, cuando inscribió candidatos a diputados federales. Hoy todos quieren ponerse la camiseta del partido de AMLO.

Con casi cinco años de vida local, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tiene la posibilidad de ganar la gubernatura y todo mundo lo sabe, por lo que se ha convertido en un partido atractivo para políticos de colores distintos e incluso sin filiación, entre los cuales también hay ex simpatizantes de Rafael Moreno Valle Rosas, quien dejó Casa Puebla hace dos meses, pero que mantiene a su grupo en el poder.

Morena, de la mano de su líder y seguramente próximo candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido un ascenso constante en Puebla desde 2015, cuando inscribió candidatos a diputados federales.

Sumó 158 mil 695 votos, casi el doble que los acumulados por el PRD: 84 mil 709, el cual, después de representar la principal opción de la izquierda en Puebla, quedó relegado a la cuarta posición paradójicamente como consecuencia de sacar al PRI de Casa Puebla, tras aliarse con el PAN, Panal y Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano) en el proceso de 2010 y repetir tres años más tarde en la elección de presidentes municipales diputados para la LIX Legislatura.

Para 2016, cuando los poblanos eligieron a José Antonio Gali Fayad como gobernador de 22 meses, Morena obtuvo casi 10 por ciento de la votación total. Su candidato, el catedrático universitario, Abraham Quiroz Palacios, acumuló 169 mil 632 sufragios.

Más del doble que la abanderada perredista, Roxana Luna (68 mil 353), quien, para entonces, ya representaba a las corrientes inconformes con el trato obtenido con las dos versiones de la megacoalición.

El crecimiento del partido del águila está amarrado a la imagen del político tabasqueño, pero también a que ocupó, desde noviembre de 2012, cuando rindió protesta María Luisa Albores González como la primera lideresa en la entidad de la entonces asociación civil, el lugar vacante en el escenario doméstico como principal crítico de la administración estatal, en ese entonces encabezada por Moreno Valle Rosas.

En ese entonces y prácticamente durante todo el sexenio, el instituto del sol azteca vivió engañado que formaba parte del gobierno y el PRI nunca comprendió sus derrotas en las urnas y, por tanto, tampoco pudo graduarse como partido de oposición —o quizá nunca quiso serlo y los acuerdos cupulares se multiplicaron hasta sumirlo en una crisis de la cual no ha logrado salir—.

Barbosa pulveriza al PRD; apuntala a López Obrador

En marzo pasado, Luis Miguel Barbosa Huerta expresó su apoyo a López Obrador en su tercer proyecto presidencial, lo que generó críticas de sus correligionarios.

Dejó la Coordinación Parlamentaria del PRD en el Senado de la República y, a la postre, su militancia de 23 años, lo que advirtió sus pasos rumbo al instituto guinda (Pantone 1805), con el fin de obtener la candidatura a gobernador en 2018; incluso, participó en algunos actos campaña en el Estado de México.

Sin embargo, la semana pasada, Barbosa Huerta negó que tenga pensado afiliarse a Morena para obtener la postulación. Según él, si alguien llega a este partido para ser candidato, entonces equivoca el camino y evidencia el desconocimiento de su estructura, la cual dijo es muy diferente al resto.

El ex perredista no quiere alterar la vida de Morena en Puebla, por lo que será parte de un equipo que apoye a AMLO, sin tener en mente una candidatura o un cargo público; “de momento, mi ruta no es llegar a Morena ni al proyecto de Andrés Manuel López Obrador para una candidatura en el Estado de Puebla”, dijo, en conferencia de prensa.

Los simpatizantes y seguidores de AMLO

Entre los nuevos simpatizantes morenistas, destaca Fernando Manzanilla Prieto, cuñado de Rafael Moreno Valle Rosas. Está casado con su hermana. Prácticamente lideró, aquélla campaña de la coalición en 2010. Tuvo a su cargo la Secretaría General de Gobierno. Por su labor como funcionario estatal, en alguna ocasión López Obrador lo llamó “aprendiz de dictadorzuelo”.

En esta lista, es imposible no incluir a José Juan Espinosa, actual presidente municipal de San Pedro Cholula, en cuyo currículum está su paso por Movimiento Ciudadano, el cual abandonó para unirse a las filas lopezobradoristas, sobre todo por su movimiento en defensa del agua que llevó una docena de constroversias de ayuntamientos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en contra de la reforma constitucional en la material, la cual fue revertida recientemente por el Congreso local antes del fallo.

Con el encanto morenista, también ha sido embelesado el ex candidato priista a gobernador, Javier López Zavala, quien no sólo coquetea con el partido dirigido localmente por Gabriel Biestro Medinilla, sino que evidencias sus ruegos en fotografías difundidas en redes sociales para demostrar una supuesta cercanía con el jefe de Gobierno del Distrito Federal.

En su más reciente visita a la capital, López Obrador incorporó a Morena a varios políticos y empresarios, como Emilio Maurer Espinosa, exdueño del equipo de futbol Puebla FC y excandidato perredista a alcalde, y Alfredo Rivera, cercano al exgobernador Marín Torres.

Al margen de estas noticias mediáticas, Morena conforma sus comités seccionales en los 217 municipios de la entidad, bajo la premisa de su dirigente de abrir las puertas a cualquiera, sin “garantizar candidaturas”.

Con esta promesa, López Zavala y el diputado federal y ex líder estatal priísta, Alejandro Armenta Mier, ya ven alternativas en el horizonte político, aunque saben que su aceptación está más que difícil por su pasado al lado de Mario Marín Torres, el "góber precioso".

En tanto, el diputado federal poblano, Rodrigo Abdala Dartigues, parece el más tranquilo en Morena, a tal grado que ve desde adentro como crece la fila para entrar en su partido. Recientemente, se sumó a Espinosa Torres en su movimiento por el agua, lo que dejó en la mente de muchos la posibilidad de que también sumen capitales políticos para aterrizar un proyecto común para 2018, mientras el resto apenas se está inscribiendo y El Peje no ha decidido... todavía.


Noticias relacionadas