22/Enero/2022 P A CDMX: 11° EDOMEX: 9° PUE: 10° HID: 7° MOR: 17° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Cortesía

Cambio Verde, limpió hasta con el incumplimiento de contrato

Oscar Legaspi 2017-06-06 - 07:35:35

Con el Pleno de la Asamblea municipal, la presidenta municipal Yolanda Tellería y algunos de sus secretarios inmersos en este tema, llegaron a la conclusión que la administración pública municipal no tiene la capacidad material, técnica y financiera para hacer frente al problema de la basura por lo que la decisión es “concesionar el servicio”.

Desde que inició la gestión de Yolanda Tellería como presidenta municipal de Pachuca los problemas heredados por la anterior administración se tornaron cada vez más problemáticos.

Por un lado la toma de decisiones de manera tibia y complaciente fue un primer factor para que esto sucediera.

La presidenta municipal, Yolanda Tellería, desde los actos de campaña manifestó que no iba a permitir que la administración del entonces edil pachuqueño Eleazar García le heredara problemas.

No era un duelo ni revancha entre partidos políticos, más bien era cuestión de no aceptar la suciedad y embarrarse de corrupción.

Las promesas brotaron sin solución alguna hasta el momento: Auditoría a la anterior administración, el estado de la deuda pública, el proyecto Tuzobus, el contrato leonino a la empresa de los parquímetros, el rastro municipal, y por último la basura.

La administración de Eleazar García licitó el concurso para la recolección de la basura y su disposición final, y el olor a suciedad empezó con el concurso por invitación restringida, si bien no fue ilegal si fue con miras a favorecer de manera directa a Cambio Verde S.A. de C.V.; otorgándole la concesión exclusiva para tratamiento, recolección y transportación de residuos sólidos más no así de residuos peligrosos.

Se estableció que el lugar final de disposición de los residuos fuera el Ejido El Huixmi y la vigencia de la concesión sería a partir del 16 de junio del 2012 hasta el 4 de septiembre de 2016, quedando establecido una ampliación por 6 meses que precisamente vencían el pasado 4 de marzo, para que la siguiente administración municipal decidiera la renovación o cancelación del contrato sin suspender el servicio.

Esta empresa fue clausurada en el 2014 por la presidencia municipal de San Agustín Tlaxiaca por falta de licencia de funcionamiento, aunado a esto la falta de entrega del estudio de impacto ambiental por el relleno sanitario El Huixmi.

En su momento, la presidenta Yolanda Tellería anduvo dando tumbos, en diciembre manifestó que le diría adiós al contrato con Cambio Verde, pues el término de sus servicios sería en marzo de acuerdo al contrato inicial.

Incumplimiento de contrato y sin consecuencias penales

La empresa Cambio Verde se fue limpia y sin consecuencias penales o sanción de algún tipo por incumplimiento al contrato.

Incumplimiento al contrato en la gestión de Eleazar García fue complaciente;  el compromiso era que Cambio Verde iba a proveer de 30 unidades recolectoras, 3 unidades de supervisión, 2 contenedores en la Central de Abastos y 2 básculas.

Al terminar la gestión anterior Cambio Verde proveyó solo 5 unidades para dar el servicio a la capital hidalguense, lo que equivale al 16 por ciento de lo contratado, incurriendo con ello en “INCUMPLIMIENTO AL CONTRATO”.

¿Si la anterior administración no fue capaz de exigir la fianza por incumplimiento al Contrato, la administración actual por qué no lo llevó a cabo antes de que se fuera?

Dentro del análisis al problema de la basura hay un punto que se debió analizar con oportunidad; el tiempo de vida de la celda 5 que actualmente opera en El Huixmi, le queda un tiempo de vida de 5 meses para llegar al tope. La celda uno se está comprimiendo para alargar su tiempo de vida otros 5 meses. Después de los 10 meses que tenía a partir de marzo para el depósito en esas celdas, se tenía que tomar en consideración las siguientes opciones:

Cancelar el contrato a Cambio Verde S.A. de C.V. lo que implicaría llevar a cabo una inversión de no menos de 30 millones para hacer una nueva celda de depósito, renegociar el trato con El Huixmi,  adquirir por lo menos 20 camiones de recolección, contratación de personal que no está contemplada en el presupuesto, entre otras cosas.

Una segunda opción era continuar con Cambio Verde porque en esos momentos ya no daría tiempo de lanzar otra licitación, el tiempo límite era el 4 de marzo y por lo visto se tendría que seguir con el mismo proveedor, las mismas carencias en el servicio y la misma tibieza de la autoridad municipal.

Una tercera opción es llevar los residuos cerca de Tizayuca para su incineración y dejar a un lado al Ejido El Huixmi.

La decisión que en ese momento se tomó fue quitarle el Contrato a Cambio Verde, rentarle unos cuantos camiones recolectores de basura para cumplir con el servicio.

Concesionarán el servicio de recolección de basura

El tiempo sigue apremiando y la señora Tellería tomó la decisión de llevar a cabo la licitación del servicio de recolección de basura y su destino final.

Siendo así y con el Pleno de la Asamblea municipal, la presidenta municipal Yolanda Tellería y algunos de sus secretarios inmersos en este tema, llegaron a la conclusión que la administración pública municipal no tiene la capacidad material, técnica y financiera para hacer frente al problema de la basura por lo que la decisión es “concesionar el servicio”.

Lo que viene ahora es armar el proceso de la licitación, pero sobre todo con el interés de que la capital hidalguense salga ganando y no perdiendo como lo hizo la anterior administración.

El análisis que se había publicado en la columna El Ojo Político del 27 de febrero de 2017  en cuanto al costo beneficio que tenía en sus manos la presidenta municipal para tomar una decisión, hoy se concluye que lo que se había pronosticado era la concesión del servicio.

El único meollo del asunto es hacer respetar al proveedor que salga ganador de la licitación, de las condiciones, tiempo, espacio, costos y demás variantes que se plasmen en el documento.

Esa sería la diferencia que marcaría los resultados con la administración anterior.

El beneficio que traerá consigo a Pachuca es muy positivo, transformar la basura en energía eléctrica, misma que sería utilizada si no en la totalidad de la sociedad hidalguense, si para venderse a ciertas áreas y parques industriales con la finalidad de atraer recursos extras.

Algunos países de Europa son ejemplo del manejo y solución al problema de la basura, pues lejos de crear celdas para depositar la basura y esperar los años para su desintegración ahora la están comprimiendo mediante un proceso que no afecta el medio ambiente y el resultado final es la transformación de gases en energía eléctrica.

Esta es una de las propuestas de algunas empresas interesadas en participar en la licitación.

Eso es sacar agua del pozo seco.