06/Diciembre/2022 P A CDMX: 16° EDOMEX: 10° PUE: 10° HID: 7° MOR: 20° QUER: 11° TLAX: 9° 7 y 8

Foto: Cortesía

A merced de las lluvias por falta de prevención

Pedro Morales 2017-07-03 - 07:27:18

En territorio tlaxcalteca se suman los efectos de la deforestación, de ríos y barrancas obstruidos y azolvados por basura, pero sobre todo por el desinterés de los gobiernos estatal y municipal por fincar una cultura de prevención, elementos que en conjunto ponen en grave riesgo a las familias tlaxcaltecas

Ante el inicio de la temporada de huracanes para lo que resta del 2017, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) prevé que se formarán hasta cinco huracanes que impactarán directamente en territorio nacional, tres en el Pacífico y dos en el Atlántico.

En territorio tlaxcalteca, a este panorama se suman los efectos de la deforestación, de ríos y barrancas obstruidos y azolvados por basura, pero sobre todo por el desinterés de los gobiernos estatal y municipal por fincar una cultura de prevención, elementos que en conjunto ponen en grave riesgo a los tlaxcaltecas.

Inundaciones, deslaves, daños en cultivos y edificios, incluso históricos, son el resultado de la inoperancia de un Atlas de Riesgos de Tlaxcala, cuya consulta se dificulta para la población en caso de la necesidad para ubicar zonas de riesgo.

En tanto, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) detectó en los últimos cinco meses puntos de riesgo por inundación con agua de lluvia en 30 de los 60 municipios de Tlaxcala.

En estudio sobre inundaciones, la dependencia federal advierte que podrían producirse en diversos ríos, cañadas y barrancas obstruidas por azolves y basura, informó el organismo.

                                                                                      Ante ello, para prevenir una contingencia grave, la dependencia realizó desde enero de este año, en coordinación con la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda de Tlaxcala (Secoduvi), trabajos de desazolve y retiro de basura y otros objetos en ríos y barrancas.

Los principales puntos de riesgo de inundación en la entidad tlaxcalteca son los ríos que atraviesan comunidades importantes como los afluentes Zahuapan, Totolac, Totolac1, Ajejela y Altzayanca.

Mario Castillo García, subdirector de Asistencia Técnica-Operativa de la dirección local del organismo, señaló que “donde nosotros tenemos identificado más potencial de riesgo son el río Atoyac-Zahuapan, por su importancia ya que atraviesa las principales ciudades del estado”.

Asimismo, la región sur-poniente del estado, donde se encuentra los ríos Totolac y Totolac 1, y Ajejela, “y en el oriente del estado los ríos Altazayanca y Meca”, subrayó.

El río Zahuapan-Atoyac atraviesa municipios como Atlangatepec, Yauhquemehcan, Tlaxcala, San Pablo Apetatitlán, Tepetitla y Santa Ana Nopalucan, entre otros; los ríos Totolac y Totolac 1, cruzan el municipio del mismo nombre, mientras que Altzayanca es otro municipio con afluente que lleva su nombre.

Meteoros en suelo tlaxcalteca

Una intensa y violenta granizada que se registró la tarde del lunes 21 de mayo del 2007 derribó parte de la gran techumbre que protege al gran basamento de Cacaxtla, destruyó el edificio “F”.

El 29 de septiembre del año pasado, vecinos de la capital de Tlaxcala narraron tras el abatimiento de una tromba que “la tormenta estuvo demasiado fuerte, de pronto escuchamos un trueno, todo comenzó a temblar, nos dio miedo salir de nuestra casa, comenzó a oler a gas, el agua derrumbó parte de nuestro patio, arranco y enterró los tanques de gas, los cables de luz eléctrica chispeaban, nos dio mucho, mucho miedo”.

En esta ocasión el mayor daño se resintió en la zona de “La Garita” y “Los Bergantines”, la calle de El Bosque se convirtió en una cascada de aguas achocolatadas y violentas.

La intensa tormenta de granizo se registró en Tlaxcala causó que nuevamente se repitieran las condiciones atmosféricas que hicieron caer granizo del tamaño de un limón en el municipio de Yauhquemehcan.

A causa del mal tiempo, productores de Altzayanca reportaron afectaciones en aproximadamente el 80 por ciento del cultivo de durazno, lo que representa unas 400 hectáreas afectadas.

Como efecto de las granizadas se perdieron mil 400 toneladas, lo que representa la pérdida de más de la mitad de la cosecha.

Colapsa un puente vehicular de la Unidad Santa Cruz en Chiautempan

Una fuerte tormenta provocó que el puente vehicular de la Unidad Santacruz colapsara dejando incomunicada a las familias que viven en dicho conjunto habitacional.

Toda vez que es el único acceso, tras el incidente decenas de vehículos no pudieron salir ni ingresar provocando alarma y angustia entre los habitantes.

Por el incidente elementos de la 23 zona militar, policías estatales y personal de Protección Civil estatal y municipal llegaron a la Unidad para atender la emergencia.

Afecta tromba a comerciantes de temporada en Chiautempan

Debido a las fuertes lluvias en la zona centro del municipio de Chiautempan, vecinos y comerciantes de temporada instalados en la calle Tlahuicole, se vieron afectados debido a las inundaciones provocadas por la fuerte intensidad de la tromba.

Luego de la tormenta, comerciantes de la calle Tlahuicole en Chiautempan, elementos de seguridad pública brindaron apoyo inmediato a los afectados quienes se encontraban ofreciendo sus productos de temporada.

Gonzalo Martínez Caricio Comandante de la Policía y Director de Seguridad Pública Municipal refirió que el fenómeno sorprendió por su intensidad, pero que afortunadamente solo hubo daños materiales y explicó: “se tomaron las medidas necesarias para suspender momentáneamente las tomas de energía eléctrica y evitar un accidente mayor”.

Inundaciones en Apizaco

Una fuerte lluvia acompañada de granizo provocó inundaciones en Chiautempan, La Magdalena Tlaltelulco y Tlaxcala capital, aunque en Apizaco provocó las mayores afectaciones al derribar varios árboles y palmeras, inundó viviendas, algunos comercios y las propias instalaciones de la presidencia municipal.

En la capital, la tormenta solo generó grandes encharcamientos, principalmente en la zona de Tizatlán y en los alrededores del Centro Histórico, amén de que derribó ramas de los árboles, pero sin mayores consecuencias.

En la ciudad rielera de Apizaco y zonas aledañas, el fenómeno descargó su furia causando estragos sobre todo en los principales accesos viales, ya que los semáforos dejaron de funcionar.

La comunidad más afectada fue Apizaquito, donde varias viviendas resultaron inundadas y se registró la caída de árboles, cuyo retiro se ha complicado debido a las obras de imagen urbana que se realizan en la calle Ángel Solana.

Avenidas como la 16 de Septiembre, Xicóhtencatl, Francisco I. Madero, bulevar Emilio Sánchez Piedras y Jesús Carranza, por mencionar algunas, así como comercios ubicados en el margen, quedaron prácticamente inundados durante algunos minutos, de ahí que los peatones que salían de sus trabajos, tuvieron que atravesar el pequeño río que se formó después de la lluvia.

La lluvia también hizo estragos en las instalaciones del mercado ‘Guadalupe’ y en las oficinas de Tesorería Municipal y la alcaldía, en donde, a ‘escobazos’, extrajeron el agua.

Inoperante el Atlas de Riesgos de Tlaxcala

Desde agosto del 2006, el ex director del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), y actual secretario de turismo en la administración de Marco Mena,  Roberto Núñez Baleón informó que los trabajos de actualización del Atlas de Riesgo estaba en su etapa final en lo que se refiere a las verificaciones de campo.

Dijo que el documento incluirá datos relacionados con fenómenos perturbadores, escuelas, hospitales, gasolineras, zonas inundables, gasoductos, grietas y barrancas, entre un sinfín de información que será de mucha utilidad a las autoridades y a la población para prevenir incidentes o para tomar medidas adecuadas en caso de contingencias.

Dio a conocer que todavía estaba en espera de que el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) entregue a Tlaxcala las conclusiones del estudio que realizó en la zona oriente del estado para conocer las condiciones climatológicas que imperan y que han desatado tornados en los últimos años.

“Hemos tenido complicaciones con la entrega del informe final, debido a que Tlaxcala no es el único estado donde se hacen estudios y revisiones de algunos fenómenos, pero tenemos entendido que en estos días tienen que llegar los resultados de esas investigaciones”, apuntó.

Incluso se mencionó una inversión superior a los diez millones de pesos, pero el Atlas de Riesgos de Tlaxcala nunca vio la luz, y el actual titular de la Secture nunca informó sobre el destino final de los recursos.


Noticias relacionadas