12/Diciembre/2018 P A CDMX: 9° EDOMEX: 10° PUE: 1° HID: 2° MOR: 10° QUER: 7° TLAX: 0° 3 y 4

Foto: Cortesía

Juan Zepeda, toma impulso para la presidencial de 2018

Laura Arreazola 2017-07-24 - 07:05:10

El legislador mexiquense con licencia adelantó que también levantará la mano para las elecciones federales del próximo año, en tanto recorre la República Mexicana, con el objetivo, según dijo, de contribuir a la unidad del partido. Zepeda Hernández se dio el lujo de despreciar la invitación del dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, para que declinara a favor de la maestra Delfina Gómez Álvarez, ya que según el perredista, hubo “desprecio y soberbio del tabasqueño”.

Cuando las corrientes del PRD peleaban para nombrar a su candidato al Gobierno del Estado de México, todo mundo daba por enterrado al partido. Fue entonces cuando Juan Zepeda Hernández, al ser elegido resucitó al sol azteca y lo reposicionó rumbo a 2018.

El perredista fue creciendo y pasó de ser un diputado local con licencia, al aspirante mexiquense que rebasó al PAN.

Tras concluir su participación en la contienda, se ubicó en tercer lugar, detrás de los excandidatos de Morena, Delfina Gómez Álvarez, y del priista Alfredo del Mazo Maza; Zepeda Hernández se había autodescartado para buscar la presidencia del sol azteca en la entidad, e inclusive hubo quienes lo candidatearon para sustituir a Alejandra Barrales en la dirigencia nacional.

Sin embargo, hace pocos días adelantó que él también levantará la mano para las elecciones federales del próximo año, en tanto recorre la República Mexicana, con el objetivo, según dijo, de contribuir a la unidad del partido.

El pacto con el PRI

Zepeda Hernández se dio el lujo de despreciar la invitación del dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, para que declinara a favor de la maestra Delfina Gómez Álvarez, ya que según el perredista, hubo “desprecio y soberbio del tabasqueño”.

AMLO lo calificó por ello como un personaje más que se había convertido en palero del presidente Enrique Peña Nieto y del aún gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas.

Ya que según Proceso, tenía una alianza con el PRI, “Eruviel Ávila Villegas, negoció con Héctor Bautista, líder de Alianza Democrática Nacional (ADN, corriente mayoritaria del sol azteca en la entidad), que el candidato perredista, Juan Zepeda, no aceptara”, publicó.

El 15 de mayo, en Nezahualcóyotl, se encontró el coordinador de la campaña de Zepeda, Luis Sánchez, con priistas de ese municipio, y el alcalde perredista, Juan Hugo de la Rosa, para acordar una reunión entre Bautista y Erasto Martínez Rojas, quien fue jefe de la oficina de Ávila Villegas hasta el 13 de febrero, cuando se hizo vicecoordinador de la campaña de Alfredo del Mazo.

El objetivo de la reunión programada -además de asegurar que Zepeda no declinaría- fue pedirle a Bautista cumplir un acuerdo previo con el gobierno de Ávila: que el PRD siga dirigiendo el municipio a cambio de quitarle votos a Morena.

En noviembre de 2016, Bautista había pactado con la corriente perredista Nueva Izquierda (NI) aliarse con el PAN para apoyar una eventual candidatura de Javier Salinas.

Pero en enero de 2017 se desdijo, pues para entonces ya había hecho un compromiso con el gobierno mexiquense, sostuvo el hermano de Bautista, Julio, quien hace 2 meses renunció al PRD para sumarse a Morena.

Julio Bautista agrega que en el congreso estatal del PRD, ADN “compró” -en 15 mil pesos- cada voto de los integrantes para elegir el método de selección del candidato a gobernador. Primero decidieron que se haría una elección abierta con la ciudadanía.

La programaron para el 5 de marzo, e incluso se mandaron imprimir las boletas, pero el 3 de marzo el CEN perredista atrajo la designación del aspirante. Con 15 votos a favor y 8 en contra se impuso a Juan Zepeda.

Así, la decisión del exaspirante de no apoyar a Delfina obedeció a que, si hubiera aceptado, tendría que entregarle al PRI el gobierno de Nezahualcóyotl o el dinero recibido para su campaña

Creando alianzas con el mejor postor  

Aunque rechazó una alianza con Acción Nacional fuera del Frente Amplio, aclaró que la promoción de un frente opositor no le cierra la puerta a ningún partido en contra que quiera sumarse, siempre privilegiando el proyecto antes que una aspiración.

“En este nuevo escenario y solo bajo el esquema del Frente Amplio, sin confrontarme con mis correligionarios que aspiran como Miguel Ángel Mancera, Graco Ramírez o Silvano Aureoles, yo mismo estaré levantando la mano”, advirtió.

Además, el legislador mexiquense con licencia, anunció que continuará con su recorrido por distintos estados de la República con el objetivo -según indico- de contribuir a la unidad del sol azteca y recobrar el orgullo perredista exponiendo su experiencia como candidato a la gubernatura del Estado de México por el PRD, el cual, reafirmó, será el partido que defina 2018 por su presencia territorial y resultado electoral.