16/Diciembre/2017 P A CDMX: 9° EDOMEX: 9° PUE: 3° HID: 3° MOR: 9° QUER: 4° TLAX: 3° 6

Foto: Cortesía

Una avispa con nombre de villano de la serie Harry Potter

Redacción

2017-10-12 - 10:41:07

La nueva especie, descrita como Lusius malfoyi , se usa en la agricultura neozelandesa como remedio para erradicar las plagas hortícolas

Las dolorosas picaduras de las avispas convierten a estos insectos en uno de los animales menos queridos por el ser humano. No obstante, Tom Saunders, entusiasta de Harry Potter y entomólogo de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) propone rebatir esta categorización describiendo paradójicamente a una nueva especie de avispa parasitoide con el nombre del malvado de la serie de Harry Potter Lucius Malfoy.

Gran parte de las avispas parasitoides son consideradas beneficiosas porque actúan como controles biológicos de insectos que son plagas de la agricultura y la ahora descrita como Lusius malfoyi por Saunders es precisamente una de estas especies usadas como herramienta medioambiental.

Los expertos creen que en Nueva Zelanda hay ya más de 3000 avispas parasitoides que no causan ningún problema al hombre y que se introdujeron al país con este propósito, de las que sólo un tercio fueron descritas.

La aportación de Saunders está recogida en su trabajo doctoral, en el que el científico estudia la viabilidad de la introducción de esta avispa en el campo con el fin de controlar una plaga hortícola que ya se extiende en otros lugares como Europa o Norteamérica y que está causando verdaderos estragos económicos.

Saunders explica que poniendo este nombre a la especie pretende rescatar la mala reputación de las avispas, pues la del personaje de la serie que lleva el mismo nombre es reconsiderada a mejor en el último momento.

Y es que a lo largo de la más que conocida serie Harry Potter, relatada a través de la fina prosa de la novelista inglesa J.K. Rowling, Malfoy es caracterizado como un personaje que conspira en todo momento contra Potter y no es hasta la última entrega cuando se pone del lado del protagonista abandonando a sus hasta entonces aliados.

En global, de todas las especies de avispas que existen en el mundo, sólo el 1 % son plagas o causan problemas al ser humano, mientras que el resto juegan un papel crítico en los ecosistemas en los que viven.

“Quiero que la gente entienda que sólo una pequeña parte de las avispas son perjudiciales para la gente y que el resto no causan ningún perjuicio”, reitera el entomólogo, que tras su polémica descripción alerta ahora de la necesidad de destinar más recursos a la taxonomía de las distintas especies de avispas endémicas de Nueva Zelanda con el objetivo de poder planificar su conservación.

Con información de La Vanguardia