17/Diciembre/2017 P A CDMX: 5° EDOMEX: 8° PUE: 5° HID: 12° MOR: 6° QUER: 4° TLAX: 5° 0

Foto: Cortesía

El naciente Frente Ciudadano por México, sin pies ni cabeza

Sergio Ramírez

2017-11-13 - 07:57:06

El mayor reto será cuando el FCM tenga que elegir a su candidato presidencial quien, en vista de la correlación de fuerzas, sería alguien de Acción Nacional, mientras que el abanderado de la Ciudad de México correspondería al de la Revolución Democrática.

Por encima de principios e ideologías, sin importar los agravios del pasado, las dirigencias del PAN, PRD y MC se impusieron para conformar el Frente Ciudadano por México, que tiene de todo menos participación ciudadana, pues solo actúa bajo la premisa de frenar el avance de Andrés Manuel López Obrador y sacar al PRI de Los Pinos en 2018.

Una alianza electoral que trajo consigo altos costos políticos tanto para Acción Nacional como para el Partido de la Revolución Democrática, al concretarse la desbandada de militantes inconformes con la mezcla entre el agua y el aceite, aderezada por una fuerza política como Movimiento Ciudadano que se arrodilla ante el mejor postor con tal de permanecer vigente en la esfera política.

Por un lado, “El joven maravilla”, Ricardo Anaya Cortés, catalogado como “traidor” a quienes lo impulsaron en su meteórica carrera política, está montado en su macho porque quiere ser el candidato a la presidencia el próximo año, con la bendición de la lideresa del sol azteca, Alejandra Barrales Magdaleno, con quien acordó debajo de la mesa quedarse con la postulación a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Mientras, Dante Delgado Rannauro, mandamás de MC, con un oscuro pasado como gobernador interino de Veracruz, quien estuvo preso en 1996 durante 15 meses, acusado de corrupción, enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad y peculado, se conforma con una senaduría o un cargo en el gabinete, si triunfa el bloque opositor.

Se trata de una coalición de conveniencia, sin pies ni cabeza, a pesar de que los tres dirigentes se empeñan en presentar un Frente Ciudadano unido por una misma causa: la democracia en México, pero al interior no hay tal convicción, y esto apenas es el comienzo.

Nadie se quiere quedar atrás

Al momento de elegir el método, la manera en que saldrá el representante del bloque opositor que participará por Los Pinos en 2018, entonces vendrán los golpes bajos, los jaloneos y las amenazas de ruptura, ya que ni Anaya quiere dejar pasar a otro candidato que no sea él, y el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera buscará a toda costa ser quien encabece al PRD, PAN y MC.

La encuesta más reciente de Consulta Mitofsky reveló que si hoy fueran las elecciones presidenciales, el Frente Ciudadano por México (FCM) obtendría 21.2 por ciento; Morena, 16.4 por ciento, en tanto el PRI y sus aliados (PVEM-PES y Panal) sumarían 14.8 por ciento de las preferencias electorales.

El 5 de septiembre quedó conformado el Frente Ciudadano por México ante el INE, al haber entregado la solicitud de registro para establecer una coalición de partidos políticos.

Como parte de los motivos para crear esta alianza electoral impensable a nivel federal, el exdirigente nacional del PRD, Agustín Basave Benítez, afirmó que el actual régimen caducó, al predominar la corrupción, la impunidad y la inseguridad, por lo cual se necesita un cambio como lo sería un gobierno de coalición.

Otros abandonaron sus filas

A escasos 10 meses de los comicios federales en México para elegir al sustituto de Enrique Peña Nieto en Los Pinos, hay tres opciones para los electores: por un lado la alianza Morena-PT que, sin mayor preámbulo, encarnará Andrés Manuel López Obrador; la otra integrada por el PRI y sus aliados, y finalmente, el denominado Frente Ciudadano.

De acuerdo con los analistas políticos, de las tres alternativas la más endeble es la del FCM, debido a la heterogeneidad ideológica de sus miembros, en la que izquierda y derecha están en desacuerdo en muchos puntos: el aborto, los derechos de la comunidad lésbico-gay, la educación laica, la lucha contra la desigualdad y un largo etcétera.

Pero el reto será mayor al interior del FCM cuando tengan que elegir a su candidato presidencial quien, en vista de la correlación de fuerzas, sería alguien de Acción Nacional, mientras que el abanderado de la Ciudad de México correspondería al PRD.

En ese sentido, Margarita Zavala, antes de abandonar las filas del PAN, reveló que en una conversación con Anaya, éste le confesó que había un acuerdo con Alejandra Barrales a fin de que la candidatura del bloque opositor a la presidencia de la República fuera para un panista.

En ese juego debajo de la mesa, Barrales se perfilaría como la candidata del FCM para el gobierno de la Ciudad de México; empero, basta conocer si Miguel Ángel Mancera estaría de acuerdo porque desde hace tiempo sueña con encabezar el bloque opositor.

Será una lucha de vencidas entre Anaya y Mancera para ver quien finalmente se queda con la candidatura presidencial, o de plano cada partido se va con sus canicas a otro lado y deciden ir separados en la contienda del 1 de julio de 2018.

La concreción del Frente Ciudadano no arrojó buenos dividendos para Acción Nacional y el sol azteca, ya que varios militantes decidieron abandonar sus filas por no estar de acuerdo con sus líderes de apoyar uno u otro proyecto, al cual calificaron como un absurdo, una incongruencia ideológica y carente de seriedad.

Cuestionados PAN-PRD por corrupción

Los líderes del también llamado Frente Amplio Democrático enarbolan la bandera de combatir la corrupción de los gobiernos priistas, en especial los casos más recientes de los exgobernadores Javier Duarte de Ochoa, Roberto Borge Angulo, César Horacio Duarte, Eugenio Hernández Flores, Tomás Yarrington Rubalcava y Mario Anguiano.

Sin embargo, en las últimas semanas se ha puesto en duda el patrimonio de la familia Anaya Cortés, el cual equivaldría cerca de 300 millones de pesos, los cuales no se justifican con los cargos públicos desempeñados a lo largo de su carrera, desde secretario particular del gobernador Francisco Garrido, en Querétaro, subsecretario de Turismo federal, diputado federal y presidente del PAN.

Asimismo, Barrales Magdaleno fue descubierta como propietaria de un departamento en Miami de 1 millón de dólares (20 millones de pesos), el cual no declaró entre su patrimonio personal.

Trabajadora desde los 15 años, la señora Barrales debió reconocer después que también tiene una residencia en Lomas de Chapultepec con valor de 13 millones de pesos, lo cual, precisó ante los medios de comunicación y la opinión pública, la adquirió con un crédito hipotecario.

Todo lo refutó la exdirigente de sobrecargos de aviación, pero no aclaró el desembolso de tal cantidad de dólares y pesos en la adquisición de ambas viviendas, dado que su salario actual en el PRD es de aproximadamente 60 mil pesos mensuales.