28/Noviembre/2022 P A CDMX: 22° EDOMEX: 17° PUE: 10° HID: 7° MOR: 25° QUER: 11° TLAX: 9° 5 y 6

Foto: Cortesía

Con movimientos quirúrgicos se rehace el PRI en Tlaxcala

Pedro Morales 2017-12-04 - 08:10:23

Mientras se calman las aguas y cuaja el candidato presidencial del tricolor, en el estado pronto veremos hacia donde están los verdaderos afectos del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien tendrá que descubrir sus cartas y ejercer decisiones de poder, las cuales estarán relacionadas, lo quiera o no, con la sucesión.

Al tricolor de Tlaxcala lo tomó por sorpresa el anuncio de la precandidatura presidencial de José Antonio Meade Kuribreña, de quien se dice terminaría con una tradición de 79 años en el Revolucionario Institucional, y que podría ser el primer aspirante de esta fuerza política, sin afiliación priista.

La noticia llegó sin que los tlaxcaltecas se repusieran de ese viaje de Marco Mena, quien se fue a Roma a la beatificación de los “Tres Niños Mártires de Tlaxcala”. Pero también enmedio de la preparación del presupuesto para 2018; de la noticia de su magna obra del nuevo estadio “Tlahuicole” y sobre todo, para la rendición de su primer informe de labores este 5 de diciembre.

Aunque ya se habían notado avisos de que algo grande se cocinaba en el CEN tricolor, con el arribo a Tlaxcala de Yolanda Eugenia González Hernández, quien fue designada como delegada del CEN local del PRI por el presidente nacional Enrique Ochoa Reza.

Cabe aclarar que si bien es cierto, la entidad aporta muy poco al voto nacional, ya que su listado nominal apenas rebasa 800 mil votos, y si se toma en cuenta la última elección votaron alrededor de 33.46 por ciento de electores.

Lo interesante de Tlaxcala es que Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, ha colocado su bandera de triunfo en las últimas dos elecciones presidenciales, lo que permitió la llegada de dos senadoras expriistas y en esa ocasión una del PT y otra del PRD.

Aunque no hay que perder de vista que en el caso de la gubernatura, el PRI aplicó la ley de Mariano González Zarur, quien se impuso al obtener sin objeciones el poder que pasó a manos de Marco Mena.

Inmovilizado el PRI

Otro detalle fue el carro completo que logró el PRI, al arrasar con las tres diputaciones federales, no como resultado del activismo de González Zarur, quien puso a candidatos de muy bajo perfil político.

Pero aquí operó la administración de Enrique Peña Nieto por medio del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien trajo huestes de Hidalgo para aplicar la operación “Pantalla Digital”, que a final de cuentas le abonó 170 mil votos a la causa tricolor.

La fragmentación de la familia revolucionaria del tricolor en Tlaxcala llega a su máxima expresión en la elección del poder Ejecutivo local en 2016, porque todos los grupos que consideran tener cuentas pendientes se unen para enfrentar al gobierno y exmandatario.

Los procesos internos de selección de candidatos en el PRI siempre estuvieron dominados por los vetos, que encuentran salida con la reforma política, permitiendo a tricolores convertirse en demócratas a partir de 1998.

Las rupturas se producen en un grupo identificado con el mismo liderazgo que deja muchos damnificados en tres sexenios, sobre todo en la administración más que en la política, porque cada exgobernador le da por crear su tribu, grupo, frente o partido.

El regreso del Revolucionario Institucional desplaza a una parte importante de la administración que siembran los gobiernos del sol azteca y Acción Nacional, a lo que se suman decisiones del Ejecutivo local que provocan encono en contra de su persona y de la figura del exgobernador.

En suma, el proceso electoral del año que entra tiene inmovilizado al PRI en dos escenarios adversos, uno de ellos es la falta de nuevos cuadros, porque un batallón, el de los priistas de viejo cuño, se desgastaron junto con Mariano González.

Salieron de un sexenio agotador, plagado de giras a la menor provocación, que causaron agotamiento físico y moral de los viejos priistas que ya mejor se retiraron a cuidar el dinero que hicieron y a sus nietos.

Priismo tlaxcalteca, ¿Meadista?

Mientras se calman las aguas y cuaja el candidato presidencial del tricolor, en el estado pronto veremos hacia donde están los verdaderos afectos del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien tendrá que descubrir sus cartas y ejercer decisiones de poder que estarán relacionadas, lo quiera o no, con la sucesión.

Para muchos, el relevo de Mena Rodríguez está lejano porque se hará hasta 2021, pero la realidad es que el mandatario tendrá que empezar a jugar en los comicios federales y locales del año próximo.

Mena Rodríguez estaría apuntalando las aspiraciones de la secretaria de gobierno, Anabel Alvarado Varela, para competir por el Senado, aunque hay quienes aseguran que la verdadera carta del actual mandatario es el secretario de Educación, Manuel Camacho Higareda, quien goza de la venia para promocionarse todos los días y por cualquier cosa.

Otra de sus cartas sería el titular de la Sefoa, José Luis Ramírez Conde, a quien se le ha visto demasiado activo y muy suelto en la entrega de apoyos que a final de cuentas se convierten en votos verdes.

Por eso para los observadores políticos, en Tlaxcala el más feliz por la inminente designación de José Antonio Meade como candidato del PRI a la presidencia de México es el ex gobernador Mariano González Zarur, quien es el único tlaxcalteca que puede presumir ser amigo y consejero del exfuncionario federal.

Mariano González conoce a la perfección los rituales priistas y por esa razón realiza movimientos quirúrgicos para apuntalar las aspiraciones de políticos ligados a sus intereses en los próximos comicios.

En julio del 2018 iniciará la sucesión anticipada de Marco Antonio Mena, porque después de que se conozcan los resultados oficiales también se sabrá cuántos priistas y militantes de la oposición empezarán su trabajo por la gubernatura de Tlaxcala.

Mientras, ni tardo ni perezoso, Felicita Marco Mena a Meade por su proyecto político

El primer priísta de Tlaxcala, Marco Mena, felicitó a través de sus redes sociales a José Antonio Meade, quien dejó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para realizar su registro como precandidato del PRI a la Presidencia de la República.

El PRI “invencible” que solo ve Florentino

Iniciado el proceso electoral de 2018, en Tlaxcala no se percibe un buen ambiente al interior del PRI local, pues el trabajo del “invencible”, como se autodenomina el presidente del CDE del tricolor, Florentino Domínguez Ordoñez no se mira por ningún lado.

Comenzó con mucha enjundia, pero es la hora en que ha pasado desapercibido y su liderazgo no asusta a nadie, y mucho menos a una oposición que ya vio en su principal adversario muchas debilidades.

Florentino Domínguez Ordoñez “El Profe”, al frente del PRI en el estado, el tiempo no ha sido aprovechado por el exsecretario de gobierno, para mostrar un nuevo rostro de ese partido que haga pensar que tiene posibilidades reales de ganar las elecciones de julio del próximo año.

El exdiputado local no ha podido recuperar la estructura operativa que se tenía al interior de la administración estatal y que creó el exgobernador Mariano González Zarur, así como tampoco ha tenido la capacidad ni el liderazgo de involucrar a los integrantes del gabinete en el trabajo político partidista.

Los militantes del PRI que tienen algún interés en participar en las elecciones se mueven a su libre albedrío sin seguir un método que al final termine beneficiando al tricolor.

Lo peor para Florentino Domínguez es que la caballada priista que hasta ahora se ha hecho presente para buscar un lugar en las elecciones del 2018 está flaca y sin los tamaños que se requieren para enfrentar a una oposición, que gracias al hartazgo de los electores hacia el gobierno federal, está en condiciones de ser competitiva.

El PRI invencible que sólo ve Florentino Domínguez necesita salir de su letargo, porque al paso que va no dará mucha pelea a la oposición. A no ser que de un golpe de campana que dejaría noqueados y fuera tanto a menistas como marianistas. No hay que olvidar que “El Profe” es incondicional de la exgobernadora Beatriz Paredes.