20/Junio/2019 P A CDMX: 26° EDOMEX: 26° PUE: 26° HID: 22° MOR: 27° QUER: 27° TLAX: 26° 1 y 2

Foto: Cortesía

PRD debilitado y marginado por manos morenovallistas

Fernando Pérez Corona 2017-12-11 - 07:58:08

Su agonía local empezó en 2010, cuando el exmandatario tomó la decisión de participar en la coalición Compromiso por Puebla, previa negociación con el desaparecido Manuel Camacho Solís y el apoyo del entonces líder nacional, Jesús Ortega Martínez.

El 4 de diciembre, Rafael Moreno Valle Rosas concedió una entrevista a su salida del Antiguo Palacio del Ayuntamiento en la Ciudad de México, después que el PRD respaldó al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa para que fuera el candidato presidencial del Frente Ciudadano por México (FCM).

Con el reloj en contra, el exgobernador de Puebla corrió presuroso al edificio localizado en el corazón de la capital del país, prácticamente en la búsqueda de reflectores y encontró a los reporteros, a quienes insistió en la necesidad de encontrar un método para elegir al abanderado de este bloque de tres partidos.

“Hemos hablado reiteradamente del método, pero también en este momento estamos buscando destrabar algunos temas de candidaturas y creo que a cada quien le toca, por ejemplo en mi estado, en Puebla,  les pongo un ejemplo muy concreto que pudiéramos compartir para que vean el ánimo”, sostuvo el exmandatario.

Asimismo, explicó que la entidad tiene 15 distritos electorales federales, en los cuales el PRD y Movimiento Ciudadano nunca han ganado los comicios de alguno; incluso el exgobernador refirió que estos partidos jugaron junto las elecciones de 2006 y 2012, cuando tuvieron como candidato presidencial a Andrés Manuel López Obrador, sin conseguir ni una sola victoria por mayoría relativa.

Moreno Valle Rosas, quien prácticamente ha sido excluido de la carrera por la candidatura a la presidencia de la República en Acción Nacional y, por lo tanto, también del FCM, exigió, desde su salida de Casa Puebla, un proceso democrático en el PAN para definir a su abanderado; empero, prácticamente impuso la distribución de candidaturas para perredistas y militantes de MC.

“Así como les pongo el caso muy concreto de mi tierra, pues también entendemos que debe haber concesiones en los diferentes estados y buscar una fórmula ganadora, buscar perfiles ganadores a las diputaciones federales, a la senadurías, y es el  ejercicio que debemos hacer en todo el país”, detalló el exmandatario poblano.

Con futuro claro

Lo único que no reveló Moreno Valle en entrevista, es que sus simpatizantes controlan actualmente el partido negro y amarillo, por lo que esas postulaciones supuestamente negociadas, quedarán con su equipo, entre su circulo cercano de colaboradores, como pasó con Luis Maldonado Venegas en su momento, por citar el mejor ejemplo, toda vez que ocupó una de las primeras posiciones plurinominales de la Cuarta Circunscripción.

No hay que olvidar que el sol azteca llegará más debilitado que nunca a las elecciones de 2018, principalmente por la salida de Andrés Manuel López Obrador y la creación de Morena; sin embargo, su agonía local empezó en 2010, cuando tomó la decisión de participar en la coalición Compromiso por Puebla, previa negociación con el desaparecido Manuel Camacho Solís y el apoyo del entonces líder nacional, Jesús Ortega Martínez.

Desde entonces a la fecha, los cuadros originales perredistas han sido marginados por los morenovallistas, quienes ahora tienen hasta la presidencia del Comité Directivo Estatal, tras ser destituida Socorro Quezada Tiempo y asumir el cargo Carlos Martínez Amador.

Como si eso fuera poco, el nuevo dirigente estatal del PRD reveló que los tres distritos que tendría su partido dentro del FCM serían el 4, con cabecera en Ajalpan, uno del municipio de Puebla y 1 de Huauchinango.

En esta última demarcación es necesario recordar que Carlos y Omar Martínez Amador han mantenido el poder de Huauchinango en la última década. Ambos han sido presidentes municipales.

El primero también es diputado local con licencia por esa zona. El tío de ambos, Alberto Amador Leal ha sido diputado federal, aunque mantiene su filiación priista. Otro morenovallista en esa región es el alcalde de Huauchinango, Gabriel Alvarado Lorenzo. Por tanto, la postulación quedaría entre los allegados al exgobernador.

Nombres que pueden barajarse en 2018

El escenario en la Sierra Norte es posible repetirlo en la Sierra Negra, donde está Ajalpan, como también en la capital, donde no faltan simpatizantes perredistas del exmandatario, quien en su sexenio reconoció que la definición de candidaturas eran definidas por encuestas, lo que permitió ubicar a Tony Gali Fayad en la alcaldía, a Jorge Aguilar Chedraui en la presidencia del Congreso local y a Pablo Rodríguez Regordosa en la dirigencia blanquiazul.

Entre los nombres que pueden barajarse en 2018 para estas candidaturas están Antonio Gali López, hijo del gobernador Tony Gali, aunque también se le proyecta para el Senado; Jorge Benito Cruz Bermúdez, integrante de Nueva Izquierda, director general del CAPCEE y vicepresidente de la Mesa Directiva del PRD; Mario Riestra Piña, a quien acusaron en su momento de ser el autor intelectual de inflar el padrón del instrituto del sol azteca, aunque estaría en posibilidades de buscar la postulación por la alcaldía de Puebla

Otros que podrían buscar postulaciones en las elecciones federal o estatal están Manuel Madero, alcalde de Izúcar de Matamoros; Arturo Hernández, alcalde de Pahuatlán; Julio Cabañas, alcalde de Chichiquila; Marcos Pérez Calderón, alcalde de Tochtepec, y Leopoldo Barrón, alcalde de Oriental, además de Julián Rendón Tapia, diputado local, Arturo Loyola, exregidor y empresario del transporte

Conforme al acuerdo 050/2017 del Comité Ejecutivo Nacional, Dulce María Arias Ataide, de la expresión Alternativa Democrática Nacional (ADN), tiene facultades ejecutivas para el proceso electoral 2017-2018; empero, tiene la encomienda de realizar un consejo electivo y en puerta supervisar el proceso para elegir a los candidatos y atender las demandas de todas las corrientes partidistas, lo que puede considerarse como tener en manos una papa caliente.