28/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Internet

Es menor de edad uno de cada tres residentes en Hidalgo

Miguel Alburquerque 2016-04-30 - 11:16:54

Niños y adolescentes, expuestos a pobreza, marginación, discapacidad, violencia intrafamiliar y trabajo infantil: Inegi

En el marco de la conmemoración del Día del Niño, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) dio a conocer que uno de cada tres residentes en Hidalgo es menor de edad, pues según cifras actualizadas al año 2015 en la entidad habitaban 958 mil niños y adolescentes de 0 a 17 años.

De acuerdo con el organismo, que ofreció datos sobre diversos temas relacionados con los niños, en 2013 el 50.8 por ciento de los egresos hospitalarios por enfermedades infecciosas correspondieron a este sector de la población, mientras que en el periodo 2011-2013 la tasa de mortalidad infantil en menores de un año fue de 12 decesos por cada mil nacidos vivos.

El año pasado, 2.1 por ciento de la población de seis a 14 años no asistía a la escuela, y en 2013 la tasa de ocupación de la población de cinco a 17 años alcanzó el 7.6 por ciento, lo cual significa que 52 mil niños y adolescentes realizaban alguna actividad económica.

Asimismo, según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2014, en el estado 1.4 por ciento de las personas menores de 18 años tienen discapacidad y 4.9 por ciento  presentan alguna limitación física.

“De acuerdo con los resultados de la Encuesta Intercensal 2015, en Hidalgo residen 958 mil niñas, niños y adolescentes de cero a 17 años, lo que en términos relativos representa 33.5 por ciento de la población total y en cada uno de ellos se identifican necesidades y derechos en momentos muy particulares de su desarrollo.

“El monto de niños ha aumentado ligeramente en las últimas décadas, aunque su participación porcentual ha disminuido: en 1990 el número de niños ascendía a 909 mil y su proporción respecto del total era de 48.2 por ciento”, refirió el Inegi.

Agregó que los menores transitan por varias etapas en las que se identifican necesidades básicas que garantizan su pleno desarrollo.

”Los primeros años de vida resultan cruciales en la sobrevivencia del niño, por lo que cumplir los cinco años de edad es un logro importante, sobre todo para aquellos que enfrentan un contexto de pobreza, desnutrición y un medio ambiente poco adecuado para su salud. Después de esta edad, asistir a la escuela y recibir una educación de calidad resulta esencial para desarrollar sus potencialidades y ampliar las oportunidades que permitan mejorar su calidad de vida”.

El Inegi señaló que los niños y adolescentes pueden, en cada etapa de su crecimiento, presentar aspectos que vulneren su desarrollo, como pobreza, marginación, discapacidad, violencia intrafamiliar o trabajo infantil.

“Estos contextos se pueden dar de forma aislada, o bien coexistir, y quien lo experimenta tiene pocas oportunidades de mejorar su nivel de vida si sociedad y Estado no generan los mecanismos jurídicos y asistenciales para hacer cumplir sus derechos”.


Noticias relacionadas