19/Junio/2018 P A CDMX: 21° EDOMEX: 21° PUE: 17° HID: 19° MOR: 21° QUER: 20° TLAX: 16° 7 y 8

Foto: Cortesía

La popularidad de platillos tradicionales acaban con el maguey: Muñiz Rodríguez

Redacción 2018-03-07 - 10:48:07

Mientras que a mediados del siglo pasado los parajes hidalguenses estaban adornados por millones de plantas de maguey, hoy la producción sigue en declive y los paisajes semidesérticos, debido a su destrucción irracional con fines gastronómicos.

Carlos Muñiz Rodríguez, secretario de Desarrollo Agropecuario del gobierno de Hidalgo, reconoció que “todos somos depredadores de la planta mexicana” debido a la popularidad de los platillos regionales en cuya preparación son indispensables las pencas.

De acuerdo con el Plan para el Manejo Sustentable del Maguey en Hidalgo, actualmente la producción se ubica en 5,372 hectáreas, superficie concentrada en 70% en tres municipios que son: San Agustín Tlaxiaca, El Cardonal y Zempoala.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, durante el 2010 existían 9,150 hectáreas plantadas de maguey pulquero en el país, de las cuales 55% se encuentran en el estado de Hidalgo.

Esto muestra que pese al panorama adverso, Hidalgo sigue siendo líder en producción del maguey pulquero por arriba del Estado de México, Tlaxcala y Coahuila.

Muñiz comentó que de acuerdo con la tendencia exponencial de crecimiento que tiene el sistema bovino y caprino en el estado de Hidalgo, y considerando que más de 95% de los animales sacrificados son para la elaboración de la barbacoa y que para este proceso es fundamental las pencas del maguey, se estima que para el 2020 la industria barbacoyera tendrá una demanda de 8.5 millones de pencas y para cubrir esa demanda se necesitan 2.5 millones de plantas.

En el actual nivel de consumo de pencas, se calcula que en el año 2050 habría solo sembradas 1,830 hectáreas de maguey en Hidalgo.
Además, hay estudios realizados por la SAGARPA que indican que la demanda y el precio del agave tengan una curva ascendente, debido a la fabricación de inulina y miel de agave.

La destrucción de la planta también está relacionada con la disminución en la producción del pulque pero la bebida representativa de México sigue siendo fuente de ingreso para cientos de familias hidalguenses.