29/Mayo/2022 P A CDMX: 18° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 23° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Con RMV se dispara la inseguridad y el robo de combustible en Puebla

Fernando Pérez Corona 2016-07-11 - 07:58:10

De acuerdo con la respuesta que Pemex dio a una solicitud de información, la ordeña de sus tuberías han generado un quebranto de casi 3 mil millones de pesos; de los cuales mil 230 millones se han registrado en Puebla y el resto en otras 23 entidades, entre las cuales están Hidalgo (429.4 millones), Estado de México (356.1 millones), Guanajuato (348.2 millones) y Sinaloa (225.6 millones de pesos).

Los números no mienten. Reflejan la escala de violencia en el estado de Puebla. Tan solo en los últimos dos años, el número de homicidios dolosos se ha duplicado. En los primeros cinco meses de 2014, las autoridades sumaron 137 casos. En este año, contaron 305. El aumento es superior al 122 por ciento en el periodo de referencia.

El incremento acelerado de los asesinatos premeditados en territorio poblano estarían relacionados con la disputa de la plaza por parte de bandas del crimen organizado, con el fin de controlar el robo de combustible, la sustracción ilegal de diésel y gasolina de los ductos de Pemex, lo que implica también su distribución y comercialización.

Para el experto en temas de Seguridad Pública, Eduardo Vázquez Rossainz, ya no hay huachicoleros.

Desde su perspectiva, esos ladrones hormiga que extraían hidrocarburos de las pipas de la paraestatal, en complicidad con los choferes, para después venderlos a pie de carretera y repartir las ganancias, fueron desplazados por organizaciones criminales con capacidad técnica y estructuras sólidas para hacer de esta actividad un negocio más atractivo que el narcotráfico, el secuestro y la extorsión.

Incontrolable el robo de combustible

De acuerdo con la respuesta que Pemex dio a una solicitud de información, la ordeña de sus tuberías han generado un quebranto de casi 3 mil millones de pesos, de los cuales mil 230 millones se han registrado en Puebla y el resto en otras 23 entidades, entre las cuales están Hidalgo (429.4 millones), Estado de México (356.1 millones), Guanajuato (348.2 millones) y Sinaloa (225.6 millones de pesos).

Cabe destacar que hace dos años, la paraestatal contabilizó 335 tomas clandestinas. Para 2015 contó 785, lo que representó un repunte de 134 por ciento. Hasta el primer trimestre de este 2016, se habían detectado 304 conexiones ilegales, casi lo mismo que en los doce meses de 2014.

Para el diputado local perredista, Ignacio Mier Bañuelos, este escenario es consecuencia de que actualmente hay hasta 15 bandas dedicadas a este lucrativo delito, las cuales operan principalmente en los municipios que conforman el llamado Triángulo Rojo: Tepeaca, Acatzingo, Quecholac, Tecamachalco y Palmar de Bravo.

En este sentido, tan solo el año pasado fueron detenidas 477 personas por su presunta comisión de este ilícito, más de una por día; sin embargo, en el periodo anterior, fueron 646, casi dos diarias.

La violencia se dispara

La violencia también creció a la par del índice delictivo. A principios de mes, el pasado 3 de julio, dos hombres murieron calcinados y otros dos más perecieron en una balacera en San Sebastián Villanueva, una localidad de Acatzingo, donde el pasado 12 de junio un grupo armado ejecutó a tiros a una persona en un campo de beisbol, donde resultaron heridas otras tres que posteriormente perderían la vida.

A mediados de año, dos muertos y dos heridos dejó el enfrentamiento a balazos entre presuntos ladrones de combustible y elementos de la Policía Federal en la carretera estatal Tecamachalco-Cañada Morales, a la altura del municipio de Quecholac.

La lucha por el control del robo de combustible, desplazó a los grupos de delincuentes a buscar nuevos mercados, como en San Francisco Tláloc, en el municipio de San Matías Tlalancaleca, donde la gente enfrentó en dos ocasiones a los ladrones, a quienes volcaron y quemaron sus camionetas y camiones cargados con contenedores llenos de hidrocarburo.

Urgen medidas conjuntas

Por lo anterior, Vázquez Rossainz consideró urgente que los gobiernos estatal y municipal tomen medidas conjuntas para combatir este delito creciente y entender que los cárteles de droga han diversificado sus actividades.

"Este tema en particular, hablando de Seguridad Pública, si bien es de investigación federal, porque es un delito en contra de Pemex, el efecto nocivo es local, por lo que los gobiernos estatal y municipales deben de entender que es necesario implementar medidas para poder mitigar los efectos de las operaciones de estas organizaciones criminales, aunque sea un delito federal. No decir: a mi no me toca. Nos toca a todos."

Desde su punto de vista, la solución a este problema debe empezar por reconocer la participación de cárteles del narcotráfico involucrados en esto; "es crimen organizado del narcotráfico en un esquema de diversificación en su negocio ilegal, que antes era la droga, que migraron al tráfico de personas, después al lavado de dinero y hoy se dedican al robo de hidrocarburo", subrayó.

El también exdirector del Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI) comentó que los cárteles de droga entendieron que sus actividades originales eran de alto riesgo, ante los operativos del gobierno federal, por lo que han buscado otro negocio.

De ahí que planteó la necesidad de realizar actividades conjuntas de tipo judicial para adaptarse a este nuevo paradigma y enfrentar esta amenaza, la cual no puede ser confrontada de manera invidual, por lo que debe contar con apoyo de las entidades circunvecinas con labores de inteligencia compartida en centro de fusión.

La revelación del Fiscal Carrancá

En este sentido, resulta obligado recordar que en febrero de este año, el Fiscal General del Estado, Víctor Carrancá Bourget reveló, al programa Punto de Partida de Televisa, que Los Zetas ordeñan los ductos de Pemex en el Triángulo Rojo.

Según Vázquez Rossainz y el legislador Mier Bañuelos aseguraron que en Puebla ya no hay una sola banda dedicada a esta actividad; por lo tanto, pidieron la instalación de una mesa de trabajo para combatir este mal.

“En Tecamachalco se están robando en promedio hasta 15 camionetas de batea cada semana para entregárselas a los mafiosos y que puedan trasladar el combustible robado, por lo que urge instalar una mesa de trabajo para erradicar el aumento de tomas clandestinas y con ello los enfrentamientos en la región”.

Sobre este plan, subrayaron la necesidad de reconocer que los criminales tratarán de inflitrarse en las corporaciones policiacas, por lo que es necesario profundizar en su depuración y mejorar los exámenes de control de confianza.

No está de más referir que en julio de 2015, el exdirector de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López, y su colaborador Tomás Mendoza Lozano, fueron sorprendidos cuando custodiaban a unos presuntos chupaductos en la localidad de San Felipe Tenextepec, perteneciente a Tepeaca.

Para el diputado perredista, resulta necesario que en las mesas de trabajo participen los alcaldes de los municipios involucrados de la región, autoridades estatales, Ejército Mexicano y Policía Federal, pues el problema tiende a crecer y a provocar otros en el ámbito común.

Una Puebla más insegura

La hipótesis del integrante de la LIX Legislatura podría comprobarse con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana elaborada por el Inegi, la cual reveló que la percepción de inseguridad entre la sociedad poblana aumentó de 66.7 a 69.8 por ciento.

En este sentido, cabe resaltar que la capital poblana, donde la incidencia del robo de combustible es menor que en los municipios cercanos, se colocó en el lugar 24 de 43 ciudades evaluadas por el Inegi sobre inseguridad.

En este tenor, el vicepresidente de la Red Mexicana de Franquicias, Roberto Esquivel Ruiseco, consideró que Puebla superó la media nacional en inseguridad, lo que debe de enceder los focos amarillos de alerta entre las autoridades.

"La percepción de inseguridad está creciendo (...), pero los hechos reales son más grandes, es más grande la realidad, pues el ciudadano ya no quiere denunciar (...), lo que provoca que no haya estadísticas reales".

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, destacó la solidaridad entre sus afiliados, sobre todo para unir fuerzas en caso de robos.

"Estamos organizando, en coordinación con la autoridad, patrullas por sectores, para que tengamos una acción inmediata en caso de algún percance (comisión de delito), pues actualmente tenemos un aumento de robos de bolsas, computadoras... cinco o seis casos mensuales".

Asimismo, el vicepresidente del Consejo de Organismos Empresariales, César Bonilla Túnez, opinó que el crecimiento de la inseguridad pública es un tema nacional, en específico los robos a mano armada, a casa habitación, los feminicidios; "es un tema que debe de preocupar y ocupar a las autoridades", dijo.

"Nuestra entidad todavía no la consideramos como una entidad peligrosa, ni rebasada; pero creo que, lo hemos dicho antes, es momento de acelerar el paso, de acelerar las políticas, para reducir estos índices que van a la alza".

En contraste, con la opinión de algunos de los representantes del sector privado, la FGE y la SSP destacaron que entre los meses de enero a mayo de este año, el estado de Puebla registró una disminución del 2.48 por ciento respecto al mismo periodo de 2015 en relación a delitos del fuero común.

Incluso, en un comunicado oficial, las dependencias estatales resaltaron que Puebla "se consolida como un estado seguro, al ubicarse entre los cuatro lugares por debajo de la media nacional en incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes".