06/Diciembre/2022 P A CDMX: 16° EDOMEX: 10° PUE: 10° HID: 7° MOR: 20° QUER: 11° TLAX: 9° 7 y 8

Foto: Cortesía

Tlaxcala, punto neurálgico para trasiego de huachicol

Pedro Morales 2018-05-07 - 08:32:51

En el territorio tlaxcalteca se ha multiplicado la presencia de unidades robadas en las que se transporta el combustible ilícito. Lo mismo que los lugares de almacenamiento, incluso en cuevas de la montaña de La Malintzi, donde se han realizado decomisos, pero lo grave es que los huachicoleros ya se han transformado en grupos organizados, que en sus operaciones, traslados e incursiones aplican violencia extrema y letal.

La ubicación estratégica de Tlaxcala, en el centro de México, su red carretera federal, estatal y caminos rurales hacen de esta entidad una de las mejor comunicadas, vía terrestre del país, situación que facilita el transporte y almacenamiento del combustible robado, llamado huachicol.

Se ha mencionado que Tlaxcala también es “Cuna del huachicol”, debido a que desde hace más de treinta años ya existía una banda denominada “Los Huachicoleros” en el Carmen Tequexquitla.

Desde su inicio esta banda de familias, estaba dedicada al robo de transporte pesado con todo y mercancía, esta actividad sigue vigente, existen bodegas subterráneas donde entran los tráileres y desaparecen.

En Tequexquitla y sus alrededores no hay empresas, las más cercanas se ubican en Ciudad Industrial Xicohtencatl II, en el valle de Huamantla y fuera del alcance de la gente que vive en El Carmen Tequexquitla, Cuapiaxtla, sus pueblos y rancherías.

Además de que en la zona se vienen a refugiar cientos de familias que salen huyendo de la miseria de la Sierra Norte de Puebla y que viven en condiciones infrahumanas en la zona oriente de Tlaxcala y que muchos de sus integrantes se suman a las bandas huachicoleras.

Es precisamente la falta de oportunidades de estudio y de trabajo, las causas que orillan a chicos y grandes a buscar alternativas de subsistencia y por su ubicación, este municipio es punto neurálgico para la comunicación terrestre.

Considerada como “zona caliente”, Tequexquitla se transforma por las noches; en un tiempo se pusieron de moda los “tickeros”, gente dedicada a la venta de falsificaciones de comprobantes de autopistas que ofertaban a los camioneros.

De esta forma y por unos cuantos pesos podían obtener comprobantes de las casetas de peaje de cualquier punto del país, los “tickeros” se especializaron tanto al grado de que sus falsificaciones eran de primera calidad.

Luego esta actividad se transformó, comenzaron a surgir las talacherías donde se ofrecía de todo, desde los comprobantes de autopistas, tachas, mariguana, se ejerce la prostitución y en esta franja fronteriza se podía conseguir de todo.

Carmen Tequexquitla, el punto neurálgico del robo de combustible

Tequexquitla es un importante cruce carretero, ya que desde aquí pasa la carga pesada que viene de Veracruz, desde donde se embarca toda clase de mercancía, rumbo a la Ciudad de México.

Es por eso que las bandas de huachicoleros comenzaron a florecer y hace no menos de diez años tomó un giro inesperado, comenzaron a perforar los ductos de Pemex y comenzaron a aparecer las mangueras y los tambos de combustible.

Inicialmente se trataba de diesel, para aprovechar el paso de los camioneros por las noches se ofertaba el combustible, que poco a poco se fue transformando; hubo clausuras, pero era muy difícil controlar esta vente ilegal de combustible.

Dinero fácil, solo había que contactar a algún extrabajador de Pemex o a algún especialista en perforar tubería de alta presión, para extraer gasolina y diesel, para almacenarlo y venderlo por abajo del precio en las gasolineras.

La zona se transformó, la venta de lo que la gente llama de “lo robado”, se hizo muy popular y toneladas de mercancía, llantas, electrodomésticos, vinos, alcohol, cosméticos, zapatos, ropa, abarrotes y todo lo que venía en los contenedores robados, trajo la bonanza por muchos años a esta zona.

Todo se vende a muy por debajo de su precio, es un secreto a voces, pero se notó el progreso, lejos de los apoyos del gobierno que se olvidó de esta zona y así han crecido generaciones de huachicoleros.

Hay una versión de gente de la misma comunidad que indica que incluso las autoridades provienen de este grupo, tienen todo bajo control y si llega gente de fuera o sospechosa, los siguen para observar sus movimientos.

Es común observar a hombres jóvenes, principalmente, estar cubiertos de aceite, como si trabajaran en un taller mecánico, pero en la región son pocos y basta hacer un recorrido de campo, para constatar que la presencia del huachicol es más que palpable.

Sobre todo en los cruceros y el recorrido por la zona urbana de la carretera México-Veracruz.

Así, los vecinos poblanos se fueron interesando por la bonanza de muchos tlaxcaltecas en la región y de esta forma se fue creando el ahora llamado “Triángulo Rojo”, que abarca territorio poblano, del estado de Veracruz y por supuesto Tlaxcala.

Solo que a estas fechas, el robo de combustible ya se registra en todo el territorio estatal ya que por tierras tlaxcaltecas cruzan ductos de diferentes pulgadas que transportan gas, gasolina y diesel.

Pero hay un detalle, por lo pequeño del territorio cada vez más se dificulta ordeñar los gasoductos, actividad que no se realiza en la zona de Tequexquitla, sino en lugares más escondidos como en la zona de Natívitas, Calpulalpan y Nanacamilpa.

La colusión entre huachicoleros, autoridades estatales y municipales, en el caso concreto de las policías, hizo crecer la presencia de los huachicoleros, pero con resultados negativos por la serie de explosiones que ocasionaron.

Por eso en este primer trimestre de 2018, la presencia de elementos del Ejército Mexicano se ha incrementado, pero hay un detalle que ha pasado desapercibido y que fue la salida de los batallones de la Sedena que llevaban años en la zona.

Han llegado nuevos elementos, y eso ha ocasionado que se frene la perforación de los gasoductos, pero en cambio se ha multiplicado la presencia de unidades robadas en las que se transporta el combustible ilícito.

Lo mismo que los lugares de almacenamiento, incluso en cuevas de la montaña de La Malintzi, donde se han realizado espectaculares decomisos, pero lo grave es que los huachicoleros ya se han transformado en grupos organizados que en sus operaciones, traslados e incursiones aplican violencia extrema y letal.

Sangrienta lucha contra las bandas dedicadas al huachicol

En lo que ha transcurrido del año no paran los enfrentamientos sangrientos, los decomisos y los accidentes al manipular combustibles altamente inflamables por lo que se han registrado explosiones o incendios.

De enero a la fecha la PGR-CS-SEDENA en acciones cotidianas ubican que en San Felipe Santiago, Nanacamilpa detuvieron a una camioneta tipo Pick Up, gris, con placas de circulación de Puebla, localizándole un total de mil 752.300 litros del petrolífero.

Tras una balacera en los límites entre Puebla y Tlaxcala, dejaron volcada una pipa de gas L.P., de 17 mil litros de capacidad, con placas de circulación KX-01-823, perteneciente a la empresa “Elite”, la cual registra al menos medio centenar de impactos con armas de fuego.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Tlaxcala, llevaron a cabo la diligencia ministerial de levantamiento de los cadáveres de tres desconocidos, que en la comunidad de Santa Cruz Analco en Nativitas; después de una persecución fueron abatidos a tiros por varios sujetos armados, presuntamente huachicoleros.

A través de un llamado de alerta, elementos de seguridad fueron informados que  en un microbús del transporte publico fueron cargados garrafones con diesel de dudosa procedencia.

Tres personas muertas por disparos de arma de fuego, fue el saldo que dejó un enfrentamiento entre presuntas bandas de huachicoleros; los hechos se registraron entre las comunidades de Santo Tomás "La Concordia" y Jesús Tepactepec, del municipio de Nativitas, en Tlaxcala.

En Tlaxcala, aseguraron un total de 12 mil 600 litros de combustible, tres vehículos, dos de ellos con reporte de robo y una persona detenida en tres diferentes acciones en la entidad, una de ellas en coordinación con Sedena.

En la primera acción, con un operativo conjunto entre la Secretaría de la Defensa Nacional y elementos de la División de Operaciones de la CES, ubicaron en la colonia San Juan del municipio de Tlaxco, un camión tipo Tortón con reporte de robo y 12 bidones con capacidad de 1000 mil litros cada uno.

En la segunda acción, en la comunidad de Jesús Tepactepec del municipio de Nativitas, policías estatales ubicaron una unidad con reporte de robo cargada con mil 800 litros de hidrocarburo distribuidas en dos bidones, así como la detención en flagrancia del conductor.

En la tercera acción, elementos de la División de Operaciones, ubicaron en la comunidad de Vicente Guerrero en Españita, un vehículo abandonado con dos contenedores.

La Comisión Estatal de Seguridad (CES) aseguró a dos personas, un vehículo y garrafones con gasolina en el municipio de Muñoz de Domingo Arenas. Los garrafones contenían aproximadamente 900 litros de combustible.

Con el seguimiento del blindaje fronterizo en Tlaxcala, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) a través de la División de Operaciones, regiones Calpulalpan y Nativitas, ubicaron tres camionetas cargadas con contenedores de hidrocarburo ilegal.

Se presume venganza entre huachicoleros, autoridades de Tlaxcala, realizaron el procedimiento de levantamiento de los cadáveres de tres hombres y una mujer desconocidos, que fueron ubicados en Xicohtzinco, al interior de una camioneta sobre un camino de terracería que corre paralelo al Río Atoyac, esto en los linderos de los estados de Puebla y Tlaxcala.

Elementos de la 23 zona militar aseguraron una camioneta tipo estacas con al menos 4 mil litros de huachicol, unidad que había sido abandonada en la comunidad de Acópinalco del Peñón.

En Tlaxcala con patrullajes y despliegues fronterizos, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) a través de la División de Operaciones, Región Calpulalpan, ubicó vehículos robados cargados de bidones con huachicol.

En las faldas de la Malintzi fue localizada una vivienda donde se ocultaban por lo menos cinco bidones de mil litros cada uno de huachicol, por lo que autoridades estatales aseguraron la zona.

70 años para quien atente contra los policías, propone gobernador Mena

Un enfrentamiento a tiros entre policías municipales de Zacatelco y presuntos huachicoleros en la carretera que conecta al Carmen Aztama con San Luis Teolocholco en Tlaxcala, dejó un saldo preliminar dos policías muertos, además de otro uniformado y un sujeto desconocido heridos.

Los dos policías municipales muertos fueron identificados como Maurilio N. y Osvaldo N. así como el oficial herido como Carlos N. y un huachicolero herido, que fueron trasladados al Hospital regional de Tlaxcala.

El gobernador Marco Mena reaccionó tras el asesinato de dos policías municipales de Zacatelco, que fueron ultimados tras un enfrentamiento con huachicoleros en el municipio de Teolocholco.

En conferencia de prensa, anunció tres medidas preventivas en materia de seguridad que abordan el establecimiento de penas más duras para quienes atenten contra la vida de policías estatales y municipales.

Así como la creación de un fondo de atención a las familias de policías caídos, además de la prohibición de casinos en Tlaxcala.

El gobernador Mena explicó que las tres medidas anunciadas son adicionales a las que ya se realizan en la entidad y que han permitido contener el número de eventos delictivos al blindar las zonas limítrofes del estado y enfatizar las medidas preventivas luego de que entidades vecinas como Puebla enfrentan problemas crecientes de robo de combustible, los cuales generan violencia.

En cuanto a la primera medida anunciada, Marco Mena detalló que presentará una iniciativa al Congreso Local para endurecer las penas a quienes atenten contra la vida de policías de cualquier corporación, ya sea estatal o municipal, donde se establezca que el castigo por homicidio calificado de un policía se incremente a un mínimo de 50 años y a un máximo de 70 años de prisión.

Respecto a la segunda medida, la creación del fondo de atención de las familias de policías caídos, el Gobernador Marco Mena dio a conocer que este apoyo no solo será para policías estatales sino también para elementos municipales, lo cual -precisó-, no sustituirá la responsabilidad de los ayuntamientos para respaldar a sus cuerpos de seguridad.

Sobre la tercera medida, la prohibición de instalar casinos en el estado, el gobernador Marco Mena expuso que tiene que ver con el entorno de inseguridad que este tipo de giros generan en la sociedad y comunidades, como ha sucedido en entidades del norte del país.

Instalaran 35 filtros fronterizos para frenar robo de combustible

El titular de la Comisión Estatal de Seguridad, Hervé Hurtado Ruíz, refirió que el Estado se encuentra en la ruta de colisión por la venta de combustibles ilegal conocido como huachicol.

Refirió que inició en Tamaulipas, pasando por Veracruz y Puebla, llegando a Tlaxcala, por ello dio a conocer que se blindarán las zonas limítrofes con los Estados vecinos.

Asimismo dijo que la CES junto con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y Seguridad Nacional, tienen planeados 35 filtros de puntos fronterizos  en Tlaxcala, con el fin de evitar el ingreso de más delincuencia organizada, acción en la que falta el esfuerzo de los presidentes municipales y sus corporaciones.

Resaltó que la delincuencia y huachicol,  “es un tema en el que la seguridad pública tiene que ser analizada, no en un contexto de local exclusivo, tienen que entender el contexto regional que se vive incluso nacional”.

Dijo el robo de combustible afecta a un sinfín de entidades del país, por ende las acciones ahora tienen que ser coordinadas entre los diferentes niveles de gobierno.

Agregó, “hoy por hoy en el tema de huachicol lo mencionaba el otra vez, estamos no siendo omisos, estamos siendo proactivos en el abatimiento de este ilícito que está trasladándose hacia nuestra entidad”.

Sobre todo porque vienen, es un efecto dominó comenzó en Tamaulipas, bajo por Veracruz, siguió Puebla, por supuesto que estamos en una ruta de colisión, pero nuestro deber, nuestra acción es poner todos los elementos posibles “para blindar nuestras fronteras”.

Sostuvo que se trata de un trabajo de estrategia el de blindar las fronteras de Tlaxcala ello desde las políticas públicas, con una mejor coordinación con el Ejército, con la policía ministerial, con policías federales  y la Procuraduría General de la República (PGR), destacó que fueron asegurados 16 vehículos en la zona de Nanacamilpa y en Tlaxco una bodega con bidones de combustible.

Mencionó, “lo que estoy dimensionando es que hay un combate efectivo, hay avances de la delincuencia sí, pero sí hay mayores aseguramientos”.

Reconoció que existen temas fuertes de enfrentamientos en el municipio de San Martín Texmelucan, en el Estado de Puebla, “por eso tenemos intensos movimientos en nuestra frontera”.

Hasta el momento no hay datos de cuántas bandas de huachicol operan o existen en la entidad por lo que Hurtado Ruíz dijo, “no es que se esté agravando, no generalicemos, es muy importante este  tema de contextos”.

Reconoció que hay avances de la delincuencia en las fronteras del Estado, pero también agregó que hay avances para detenerla con los policías estatales y municipales.

Reveló que los decomisos de combustible robado por los huachicoleros se mandan a un corralón donde se tienen todas las medidas de seguridad y donde después en este proceso la PGR determina cuando se destruye por personal de PEMEX aplicando cual queda inservible.

El titular de la CES, reconoció que no tiene un número exacto de cuántos detenidos existen en este tema del huachicol, y en la contención de delitos “no existe la fórmula mágica en seguridad pública, uno hace el esfuerzo y atiende todas las contingencias y despliega los hombres y la fuerza, pero es importante que en Tlaxcala ya  hay despliegue regional”.

El mando policiaco presumió que la capacidad de respuesta es de 47 a seis minutos y que además se han adquirido 100 cámaras de vigilancia ubicadas en zonas de alta incidencia, para identificar movimientos y que seguirán con el uso de más tecnología y trabajo de inteligencia para contener el robo de combustible o huachicol en Tlaxcala.