12/Diciembre/2018 P A CDMX: 17° EDOMEX: 17° PUE: 17° HID: 21° MOR: 17° QUER: 16° TLAX: 17° 3 y 4

Foto: Samuel Vera Cortés

Se duplican amenazas y represión contra luchadores sociales en tiempo de campaña: Oswaldo Villegas

Samuel Vera Cortés 2018-06-10 - 13:58:16

“Durante tiempos de campaña y más en un proceso electoral concurrente como el que se vive, la persecución, amenazas y represión en contra de los luchadores sociales, se duplican, incluso llegan hasta los asesinatos”, aseguró el vocero de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala -CNPA-, Oswaldo Villegas, quien afirmó que cada organización social, tiene por lo menos, un asesinado.

Reveló que en el caso del territorio poblano, la oposición a la minería y a los proyectos de muerte, han dejado mayores daños sociales, en las regiones de las Sierras Negra, Norte y Nororiental, pero sobre todo, en los municipios de Cuetzalan, Iztacamaxtitlán y Tehuacán, donde buscan instalar los proyectos de minería a cielo abierto.

Lamentó que de manera permanente, la represión sea una constante, en contra de los defensores de la tierra y del agua, sin embargo, aclaró que en los presentes tiempos electorales, esa represión se incrementa hasta el 100 por ciento, "represión que viene del gobierno, en todos sus niveles".

En ese escenario, Oswaldo Villegas, aseguró que el acoso gubernamental y de las empresas nacionales y transnacionales, “hace que se incrementen la capacidad de organización y el activismo”, señaló que los grupos organizados y coordinados, "impulsan cada vez más fuerte, la presión para la defensa de los pueblos y de las comunidades indígenas".

Acusó que desde los diferentes órdenes de gobierno, “los quieren mantener callados”, el vocero de la CNPA afirmó que “la autoridad poblana no les quiere dar respuesta, porque de la totalidad de los casos que llevan a la Secretaría General de Gobierno, solamente resuelven la mitad de los asuntos presentados”.

Finalmente, lamentó en todos los casos de despojo del territorio y de abuso en el intento de instalación de las mineras, “es que los tres órdenes de gobierno, se convierten en cómplice de las empresas, al otorgar los permisos de construcción de las minas y por omisión, al no actuar ante el evidente daño ecológico que generan en los territorios en que pretenden instalarse”.