16/Octubre/2018 P A CDMX: 20° EDOMEX: 20° PUE: 19° HID: 15° MOR: 20° QUER: 19° TLAX: 11° 7 y 8

Foto: Cortesía

Artistas tlaxcaltecas denuncian atentado contra la cultura; el ayuntamiento borra sus murales

Pedro Morales 2018-08-09 - 16:02:57

Artistas plásticos de Tlaxcala, encabezados por el pintor y promotor cultural Pedro Avelino, denunciaron el atentado contra la cultura y el arte de que son objeto creadores tlaxcaltecas, por parte de la alcaldesa capitalina Anabel Ávalos Zempoalteca y su personal.

La indignación de los artistas tlaxcaltecas se origino porque el ex alcalde y actual director de servicios municipales, Víctor Hugo Cahuantzi González mandó, con la anuencia de la alcaldesa, a cubrir con pintura dos murales en la fachada del mercado municipal “Emilio Sánchez Piedras”.

El oficio firmado con las firmas de los artistas Samuel Ahuactzi, Pedro Benitez, José Molina Atonal, Jaime Milacatl, José Montealegre y José Antonio Cabrera, entre otros, se le exige al funcionario y director de Servicios Públicos, Victor Hugo Cahuantzi que se haga responsable.

Como solución para curar esa afrenta, demandaron que el ex alcalde capitalino pague al artista el monto total del valor económico de la obra mural destruida,  y se le asigne un espacio para otra obra. “Estamos ofendidos por esa acción y no nos vamos a quedar callados”.

Se trata de una serie de murales que jóvenes tlaxcaltecas habían pintado en la fachada del mercado municipal, como parte de un proyecto para promocionar la cultura y tradiciones locales, así como prevenir la delincuencia en la población juvenil.

Eran dos murales pintados en 2015 y financiados con recursos del Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, Nos Mueve la Paz, que desde su etapa de planeación surgió con el objetivo de hacer corresponsable a la población en las tares para prevenir conductas delictivas y fomentar su participación.

Uno de los murales representaba a una joven indígena vestida con la ropa típica del municipio de Ixtenco donde la población es de origen Otomí, acompañada por un ramo gigante de flores de hoja de maíz y un canasto de fruta; en la esquina de la pintura de gran dimensión, estaba el logotipo de “México nos mueve la paz”.

La segunda pintura estaba diseñada en tercera dimensión, con la imagen de un niño entre triángulos y nubes de colores.

Desde hace semanas los murales ya no existen en la fachada del mercado debido a que el Gobierno municipal los cubrió con pintura como parte de la remodelación del edificio.

Los pintores tlaxcaltecas consideran un agravio y mediante su escrito exigieron a la autoridad municipal resarcir el daño que se le hizo al trabajo intelectual del pintor Frank Salvador, autor intelectual de los murales.