13/Diciembre/2018 P A CDMX: 17° EDOMEX: 20° PUE: 14° HID: 11° MOR: 17° QUER: 15° TLAX: 14° 1 y 2

Foto: Cortesía

Aunque las ciudades permiten un progreso social-económico, existen problemas para mantenerlas: CEPAL

Mirsha Sabino 2018-08-17 - 12:21:02

“No es posible lograr un desarrollo sostenible sin transformar, radicalmente, la forma en que construimos y administramos los espacios urbanos”, asegura la PNUD.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), informó que más de la mitad de la población mundial vive, hoy, en zonas urbanas.
 
Al mismo tiempo, la ODS asegura que para el 2050, dicha cifra aumentará a 6.500 millones de personas, lo que representa dos tercios de la humanidad: “No es posible lograr un desarrollo sostenible sin transformar, radicalmente, la forma en que construimos y administramos los espacios urbanos”.
 
De acuerdo con la PNUD, el rápido crecimiento de las urbes en el mundo en desarrollo, aunado al aumento de la migración del campo a la cuidad, provoca “un incremento explosivo de las mega urbes”. 
 
Cabe mencionar que en 1990, había 10 ciudades con más de 10 millones de habitantes en el mundo; sin embargo, para 2014, dicha cifra aumentó a 28 ciudades, en donde viven cerca de 453 millones de personas.
 
Para mayor información da click aquí
 
 
Al mismo tiempo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), comentó que el vertiginoso crecimiento de las ciudades en el mundo en desarrollo exige enormes demandas a los sistemas alimentarios. 
 
“Las ciudades se expanden hacia tierras fértiles, lo que aumenta las necesidades alimentarias de las familias urbanas que compiten por los recursos naturales como la tierra y el agua”, agregó la FAO.
 
Fue la misma ODS, quien comentó que las variaciones en los precios de los alimentos y los ingresos se traducen en una disminución del poder adquisitivo y en el aumento de las tasas de inseguridad alimentaria, lo que compromete su cantidad y calidad dietética. 
 
La FAO recalcó que las granjas familiares todavía producen el 80% de los alimentos del mundo y, las tendencias recientes demuestran que la agricultura se extiende a las ciudades y sus periferias.
 
Para mayor información da click aquí
 
 
Para finalizar, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) puntualizó que las ciudades permiten a las personas progresar social y económicamente, aunque, recalcó, "son muchos los problemas que existen para mantenerlas".
 
La CEPAL comentó que: “los problemas comunes de las ciudades son la congestión, la falta de fondos para prestar servicios básicos, la escasez de vivienda adecuada y el deterioro de la infraestructura”.
 
“Los problemas que enfrentan las ciudades se pueden vencer de manera que les permita seguir prosperando y creciendo; asimismo, aprovechar mejor los recursos, reducir la contaminación y la pobreza”, agregó.
 
Las estrategias de la PNUD, CEPAL, FAO y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en los países de América Latina y el Caribe son:
 
  • Asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos (hasta 2030).
  • Proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos, así como mejorar la seguridad vial; en particular, la ampliación del transporte público, prestando especial atención a las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad, las mujeres, los niños, las personas con discapacidad y las personas de edad (hasta 2030).
  • Aumentar la urbanización inclusiva y sostenible, la capacidad para la planificación y la gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países (hasta 2030).
  • Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo.
  • Reducir, significativamente, el número de muertes causadas por los desastres, incluidos los relacionados con el agua y de personas afectadas por ellos; y reducir considerablemente las pérdidas económicas directas, las cuales, son provocadas por los desastres en comparación con el producto interno bruto mundial, haciendo especial hincapié en la protección de los pobres y las personas en situaciones de vulnerabilidad (hasta 2030).
  • Reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales, y de otro tipo (hasta 2030).
  • Proporcionar acceso universal a las zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles; en particular, para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad (hasta 2030).
  • Apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales, fortaleciendo la planificación del desarrollo nacional y regional.
  • Aumentar, de manera considerable, el número de ciudades y asentamientos humanos que adopten e implementen políticas y planes integrados, con el fin de promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a él; la resiliencia ante los desastres; así como desarrollar y poner en práctica, en consonancia con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la gestión integral de los riesgos de desastre a todos los niveles (hasta 2020).
  • Proporcionar apoyo a los países menos adelantados, mediante asistencia financiera y técnica, para que puedan construir edificios sostenibles y resilientes, utilizando materiales locales.

Con información de la PNUD, FAO y CEPAL