12/Diciembre/2018 P A CDMX: 17° EDOMEX: 17° PUE: 17° HID: 21° MOR: 17° QUER: 16° TLAX: 17° 3 y 4

Foto: Pedro Morales

Las mejores piezas de talavera se elaboran en Tlaxcala

Pedro Morales 2018-10-07 - 10:50:36

“No procedió para los artesanos de Puebla la denominación, puesto que nuestra marca ya tenía como cuatro o cinco años de haber sido registrada”, comenta.

Un icono de la artesanía tlaxcalteca es su talavera, piezas de diseño y belleza espectacular llaman la atención de propios y extraños, ganan concursos de artesanos y figuran en la artesanía nacional e internacional.

Cada pieza es única, los colores, las flores, esos amarillos, azules cobalto, verdes, rojos y anaranjados brillantes en el fondo níveo, el brillo de cada pieza sea tibor, jarra, cenicero, vaso o plato son de belleza excepcional.

Los alfareros de San Pablo del Monte heredaron de sus antepasados la paciencia para preparar sus materiales que salen de la tierra misma, el barro, las anilinas, el fuego, el diseño, la decoración a mano es la clave del éxito.

El propietario de la fábrica de talavera “La Corona”, ubicada en San Pablo del Monte, Cayetano Corona Mariano explica que “yo empecé a trabajar en la edad de  trece años, cuando me independice para poner el taller aquí en 1980, el  primero de febrero”.

De ahí para, acá he librado una lucha muy fuerte con Puebla, por la denominación de origen de Talavera.

“No procedió para los artesanos de Puebla la denominación, puesto que nuestra marca ya tenía como cuatro o cinco años de haber sido registrada”, comenta.

“Anteriormente un representante legal fue quien  registró la marca, nada más que le puso el nombre de su esposa, pero entonces yo fui al Registro de Marcas para realizar los trámites necesarios”.

¿Y usted le gano la marca a Puebla?

CCM.- De empresas nacionales e internacionales y le pregunte que como le podía ganar el juicio o como se diga, para nosotros tener porque le dije que era yo el fabricante y ese señor nada más yo le vendía las piezas.

Entonces me dijo los requisitos que necesitaba, le dije que sí los tengo y se los traigo, se los lleve pero no fue necesario porque este señor me cedió los derechos y ya no nos fuimos a juicio.

Nos cedió con una carta poder,  “y ya el licenciado vio y que estaba esta y pues no ya no, no se canceló el anterior, yo estoy pagando las dos marcas”.

¿Entonces la denominación se le quedó a Tlaxcala?

CCM.- No procedió la denominación, le voy a decir por qué, Puebla querían la denominación, porque si ya no existe una marca, se puede hacer la denominación.

Pero en la ley sobre la propiedad de la industria se especifica que para otorgar una denominación de origen a cierto lugar que lo solicita, se debe de llenar los requisitos para que la ley proceda.

Como yo metí un amparo, cuando ellos iniciaron, ese amparo un amigo licenciado de aquí de Tlaxcala me dijo sabes que ponme las materias primas a donde las compras, todo y con eso yo te meto el amparo y con eso yo te meto el amparo quedas bien protegido y así fue.

¿Cómo llega la Talavera aquí a Tlaxcala?

CCM.- De hecho el origen es de los filipinos, luego se fueron con los árabes, los árabes lo llevaron a España y en España se le dio el nombre de Talavera por los fabricantes.

Unos también la hicieron famosa en España,  entonces ya decían pues queremos la cerámica de Talavera, primero pues ve que se dice el señor, Talavera o Corona, como hay aquí en San Pablo, Talavera la Corona, y así se le quedo.

Pero de hecho la cerámica, es como cualquier otra cerámica, nada más que esta es totalmente artesanal y seguimos conservando todo el proceso original.

¿Es complicado el procedimiento?

CCM.- Todo inicia con un  molino rudimentario,  tenemos otro, aquí molemos el esmalte, los colores y por allá hay una arena silícea, que  es un pigmento para cuatro colores, nos ayuda a preparar la arena.

Todo eso es pura piedra pedernal y lo que está aquí adentro es lo mismo, como es muy fuerte la arena, quisimos molerlo con algún otro sistema pero no se acaba muy rápido preferimos así, a la antigüita.

Aquí se cuela y seguimos con el mismo desde que trajeron de España, se mezclan dos barros, este es uno y aquel el blanco, con estos dos se les da consistencia para la alta temperatura.

Porque la Talavera siempre ha sido a alta temperatura se mezclan partes iguales, se va lavando, quitamos la arena y la pura nata es lo que trabajamos, lo que va quedando como talco.

Después de eso se extiende haya en el piso, se le pone tabique para que pierda la humedad y ya se ponga consistente.

¿Ya le van dando forma?

CCM.- Aquí en el torno con el pie, se le va dando vuelta y con las manos se va moldeando, las piezas grandecitas se hacen una bola por cada pieza, y en la pieza chica se hace una bola pequeña.

¿Todo es a mano, el decorado también a mano?

CCM.- Sí

No para secarse y cuando ya está seco como estos entonces ya se le da el primer cocimiento

Una vez que ya está seco se mete al horno, aprovecho las dos cosas, el cocimiento de arriba ya pintado y abajo lo uso para terminar el cocimiento, y después se va esmaltando aquí pieza por pieza se va moviendo.

 En el caso de los azulejos se esmalta nada más una cara.

A veces lo retocamos hasta tres veces y vuelve a entrar, entonces cuando ya está esmaltado pasa al decorado

Todo esto, esto lo diseñamos nosotros, con una aguja la más delgada se le va picando apenas, usamos carbón de ocote, lo molemos como ese es finito y no le afecta a la pieza, entonces se le pasa le llamamos “muñeca”, se hace con un calcetín.

Se le llena de carbón molido, se le pasa y más o menos queda, ya con los pintados como ya tienen práctica y ya más o menos se les quedan los diseños se van más rápido.

¿A cuanta gente le da usted empleo?

CCM.- Como ahorita bajo mucho la competencia del mercado y este ve que la situación nos pegó muy fuerte en los Estados Unidos que es en donde más vendemos, pero gracias a Dios ahorita bueno yo me propuse producir más.

Este año me propuse producir por lo menos cien mil azulejos, ha venido mucha demanda, han venido nuevos clientes para Ecuador, para Colombia, para Italia.

Son unos jóvenes que quieren trabajar, ya los orienté como estamos trabajando, como empacamos y nuestro producto llega bien por avión, por barcos nos empacan no hemos tenido problemas para el transporte.

¿Hay varios talleres aquí en San Pablo?

CCM.- Sí, pero la verdad no hacen Talavera, no es porque les quiera menospreciar, algunos a la mejor están con un sesenta, un cincuenta por ciento.

Pero al cien por ciento no, yo tengo todo legalmente para exportar, para vender en las tiendas comerciales porque tenemos la marca registrada.

¿Oiga entonces a usted que le haría falta, apoyo?

CCM.- Para producir más cosas pues sí, para generar más empleo, sí hay varias familias.

Cuando hay mercado la verdad pues a veces no se necesita tanto el apoyo económico, a la mejor como de emergencia para aumentar por decir tengo demanda de por lo menos un millón de pesos.

Ya me dieron anticipo, pero mi personal no lo van a producir entonces para sacar esa producción si necesitaría como cuatro o diez empleados, entonces se imagina la inversión, es cuando se necesita un apoyo así.

Los diseños mis hijos los sacaron, tengo un hijo que está en Querétaro y ha sacado los dibujos, y me decía como lo vez papá ya yo le decía está muy cargado de este color, cámbiale este por este y así.

Los colores son los mismos para todos los diseños, le digo le damos que veamos la pieza se ve bonito como se diseñó el dibujo y así es como lo dejamos, esto nada más lleva verde y nada mas lleva el azul, amarillo verde y negro,

¿Usted cómo aprendió?

CCM.- Empecé a trabajar en Puebla, aquí en San Pablo, siempre ha habido mano de obra en Talavera, siempre lo hubo, porque es parte  de Tlaxcala.

La gente ya de por sí sabía el trabajo nada más que aquí en Tlaxcala, cuando llegó la Talavera no la agarraron como negocio, sino nada más para hacer las obras y las fachadas, sino más bien se fabricó azulejo.

Porque yo conocí personas ya grandes de ochenta setenta años de esa generación.

Vivian más de cien años, unos eran de Altzayanca, otros de por Zacatelco, de Santa Ana de por allá y este un compañero que ya era de Puebla, pero también parte  de Tlaxcala.

Otros señores que yo conocí su padre era originario de Santa Apolonia Teacalco para haya y le digo, entonces Tlaxcala de por sí ha tenido esa arte, paciencia, porque se necesita mucha paciencia, la verdad y gusto para hacer la Talavera.

¿Y la metería prima no le escasea?

CCM.- No, porque en el Carmen Tequexquitla tenemos mucha arenilla, en mi amparo le puse todo lo que tenemos en Tlaxcala, y por eso les digo que el amparo no procede porque en Puebla no hay materias para la elaboración de la Talavera.

Aquí en Tlaxcala tenemos le llamamos el azul fino, lo preparamos con esa arena y nos sirve para el amarillo o el rojo.

Ahora autentificar o registrar una marca es más caro, pero hay que hacerlo, el trámite y todos aparentemente son iguales, pero cada pieza es diferente.

Esto es artesanía tlaxcalteca, la verdad a mucha gente le gusta, mucha gente decía que no, que la Talavera es en azul y blanco, y no es cierto…  siempre ha sido de colores