29/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

En Puebla, la disidencia magisterial ajena a la lucha de la coordinadora

Fernando Pérez Corona 2016-07-25 - 08:07:23

"La insurgencia magisterial poblana va a contrapelo del gobierno del estado. El gobernador del estado (Rafael Moreno Valle) se ha mantenido con una gran cerrazón, porque no tiene capacidad de interlocución, no tiene ninguna argumentación que proponer a la disidencia. Yo creo que por eso se ha negado a recibir, durante todo su periodo (sexenio) a los maestros democráticos. Ese es el estilo".

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no tiene representación en Puebla, pese a la colindancia con Oaxaca y cercanía regional con Chiapas, las cuales concentran la mayoría de las protestas contra la Reforma Educativa.

Sin embargo, desde 2008, sí hay maestros disidentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), agrupados en el Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP), quienes coinciden en parte con la lucha de esta agrupación.

El CDMP tiene simpatizantes en la zona metropolitana de la ciudad de Puebla, como también en la Sierra Negra, sobre todo en Tehuacán, además de Huauchinango e Izúcar de Matamoros; sin embargo, carece de fuerza. En su más reciente manifestación del pasado 16 de este mes, tan sólo sumaron unos cuantos cientos de personas, sin acreditación profesional, pese a la coyuntura, a que era sábado, prácticamente el inicio de las vacaciones de verano.

Debido a su reducido número, los maestros "rebeldes" no han conseguido la atención del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, a quien acusan de mantener una política de "cerrazón" y una actitud "represora" permanentemente, lo que ha llevado a algunos de sus líderes a ser detenidos como consecuencia de manifestaciones pacíficas.

Cárcel para los maestros disidentes

Miguel Guerra Castillo es el vocero de esta organización. Estuvo en la cárcel el año pasado. Junto con sus compañeros Gilberto Maldonado Maldonado y Gamaliel Ávila, estaba acusado del delito de ataques a las vías generales de comunicación, como consecuencia de la marcha que encabezaron con miles de sus compañeros por la autopista México-Puebla aquél 15 de septiembre de 2013, cuando se sumaron a la manifestación organizada por la CNTE en la capital del país

El profesor y sus otros dos pares tuvieron que pagar 116 mil pesos de fianza cada uno. Él para salir del Centro de Reinserción Social de Puebla y continuar el proceso en  libertad, junto con el resto que no habían sido detenidos.

A mediados del mes pasado, Guerra, Maldonado y Ávila quedaron en libertad absoluta, luego de decretarse la extinción de la acción penal por parte del Juzgado Segundo de Distrito, ante la decisión de Caminos y Puentes Federales (Capufe) de desistirse de la demanda. De esta manera, quedaron cancelados los antecedentes  penales,  la ficha  signaléctica  y estudios de personalidad.

Un movimiento con el respaldo de 70 mil profesores poblanos

En entrevista, Guerra Castillo admitió que el CDMP no tiene afiliados, "no hay control corporativo"; pero, consideró que cuenta con el apoyo y la simpatía de muchos de los más de 70 mil profesores que hay en la entidad, pues "hay una gran rebelión de maestros contra la Reforma Educativa, demandando su abrogación".

"La insurgencia magisterial poblana va a contrapelo del gobierno del estado. El gobernador del estado (Rafael Moreno Valle) se ha mantenido con una gran cerrazón, porque no tiene capacidad de interlocución, no tiene ninguna argumentación que proponer a la disidencia. Yo creo que por eso se ha negado a recibir, durante todo su periodo (sexenio) a los maestros democráticos. Ese es el estilo".

—¿El mandatario lo llevó a la cárcel?, preguntó el reportero.

—“Pues sí, desde luego. Estuvimos bajo un proceso penal por una cuestión política, por una criminalización de la protesta de los maestros, pues nosotros (los tres) íbamos en una manifestación en la carretera (autopista) Puebla-México por varias horas, de las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde; pero era una manifestación de miles de maestros, yo no iba solo (...), y a los líderes nos sancionaron políticamente para amedrentar al magisterio, para que los maestros no protesten y no vayan a las marchas, para que desistan de sus movilizaciones, ese sentido político tenía."

La disidencia magisterial con el apoyo de Organizaciones solidarias

Desde su perspectiva, la estrategia gubernamental está acompañada de una acción similar contra organizaciones solidarias con los maestros disidentes, como es el caso de la Unión Popular de Vendedores y Ambulantes "28 de Octubre" (UPVA-28), específicamente el líder  Rubén Sarabia Sánchez y su hijo, quienes son "presos políticos, no políticos presos".

Lo anterior trata de distraer la lucha magisterial y obligar a los profesores a concentrarse en liberar a sus dirigentes o representantes, según el egresado de la Escuela Normal Superior en 1965, quien festejó que las autoridades no hayan conseguido su propósito.

Como ejemplo de lo anterior, podría tomarse en cuenta que unas 30 personas tomaron la caseta de Amozoc de la autopista Puebla-Orizaba en apoyo a la CNTE, el pasado 17 de este mes, cuando dejaron pasar a las unidades automotores cruzar isn pagar peaje y sólo a cambio de una cooperación.

La manifestación concluyó en menos de una hora y los quejosos subieron a su autobús de transporte público que tenían en su poder, para alejarse del lugar, después de resaltar una manta con la leyenda: "apoyo total al magisterio".

Niega la SEP presencia de la CNTE en la entidad

A su vez, el delegado de la SEP en Puebla, Carlos Barrientos de la Rosa, admitió la existencia de maestros disidentes en Puebla; empero, negó la presencia de la CNTE en la entidad, por lo que las evaluaciones a los docentes se llevaron a cabo con la participación de más de 92 por ciento del total, sin ningún problema.

“Hemos aplicado las evaluaciones a los maestros y no hemos tenido ningún problema. Del total que fueron convocados y que se anotaron vía internet, tuvimos un promedio de casi 92 por ciento de asistencia. Los que aplicaron son maestros poblanos."

Barrientos de la Rosa recordó que Guerra Castillo fue diputado local e integrante de la dirigencia local del desaparecido Partido Popular Socialista (PPS), lo que deja en posibilidad de comprender su visión sobre el tema.

Por tanto, coincidió con el también ex legislador sobre que el CDMP no forma de la agrupación cenetista, pese a que sus proyectos políticos son muy similares respecto al tema educativo, sobre todo en términos de defender sus derechos laborales.

Y parece que sí, al menos así se muestran los comentarios de Guerra Castillo: "la Reforma Educativa lo que está haciendo es desmovilizar al magisterio, mediante la pérdida de sus derechos laborales, pues maestros que se desmovilizan, que protestan, son despedidos, son sancionados; la evaluación misma tiene ese carácter punitivo".

En su opinión, la alta participación de los mentores en el proceso evaluatorio, es consecuencia de la campaña de amedrentamiento nacional con uso de policías y soldados para obligar a los maestros a realizar este trámite.

En blog del CDMP destaca un último texto, de fecha 14 de julio: "El movimiento magisterial no capitulará ante el intento de desmovilización que el gobierno impone. A partir de la instalación de la mesa de negociación en gobernación federal, el lunes 11 de julio, la fuerza represiva del Estado para imponer la reforma educativa se disfraza con una hábil política de negociación, política dirigida a frenar la rebelión generalizada del magisterio y del pueblo que exigen la derogación de esa ilegítima alteración al Artículo Tercero Constitucional y al Artículo 73."

Hasta el momento, esta agrupación no tiene planeadas más movilizaciones, al menos no en el corto plazo, quizá como consecuencia del tamaño de su músculo o ante el temor de enfrentar a un gobierno estatal que no los ha oído en más de cinco años, pero que sí los ha amenazado con usar la fuerza pública en caso de alterar el orden público; sin embargo, según sus representantes, la lucha no ha acabado.


Noticias relacionadas