14/Diciembre/2018 P A CDMX: 21° EDOMEX: 19° PUE: 19° HID: 19° MOR: 20° QUER: 18° TLAX: 19° 9 y 0

Foto: Cortesía

Tribunal de Justicia Administrativa, garante de paz social en CDMX: Esquivel

Sergio Ramírez 2018-11-26 - 14:59:28

Rinde séptimo informe de labores al frente del órgano autónomo de justicia

Al rendir su séptimo informe de actividades, la magistrada presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, Yasmín Esquivel Mossa, aseguró que la gran transformación de México debe iniciar en los órganos impartidores de justicia.

Hizo hincapié en que los tribunales administrativos en el país son garante de la gobernabilidad y la paz social, en tanto que sus sentencias están a pegadas a derecho, son objetivas e imparciales, y privilegian las resoluciones justas y equitativas que permiten mantener el orden y la gobernabilidad.

Destacó que es indispensable iniciar una profunda transformación de las formas y medios con que actúan los órganos jurisdiccionales y buscar mayor acercamiento con la gente, para iniciar la relegitimación de estos.

Ante el jefe del gobierno José Ramón Amieva; la mandataria electa Claudia Sheinbaum y la ministra Beatriz Luna, señaló que en su mayoría, los mexicanos no saben que el Tribunal de Justicia Administrativa es una instancia autónoma que garantiza seguridad jurídica a los capitalinos y resuelve objetiva e imparcialmente conflictos de particulares con el gobierno local. 

En el Museo de la Ciudad de México, precisó que las sentencias que emite el TJACdMx tienen fuerza de ley, por lo que deben cumplirse, independientemente de la voluntad de las partes en conflicto.

En ese sentido dijo que del total de las sentencias emitidas este año, el Gobierno local cumplió con el 82%, sin mediar requerimiento de los magistrados, y el 18% restante, mediante el recurso de queja.

“Cumplir con las sentencias es cumplir con la ley”, indicó luego de informar que en el Senado se encuentra una iniciativa para fortalecer la función jurisdiccional de los Tribunales de Justicia Administrativa del país, a fin de reforzar su autonomía e independencia, necesaria para desempeñar sin presiones ni relaciones de dependencia, las funciones que el Estado mexicano les ha conferido.

Por último, Esquivel Mossa refirió que durante los siete años al frente de este órgano autónomo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos no ha hecho ni una sola recomendación al Tribunal.