13/Diciembre/2018 P A CDMX: 17° EDOMEX: 20° PUE: 14° HID: 11° MOR: 17° QUER: 15° TLAX: 14° 1 y 2

Foto: Cortesía

Trabajo flexible ahorraría millones de toneladas de CO2, señala estudio

Redacción 2018-12-01 - 14:03:22

De acuerdo a un estudio realizado por la proveedora de espacios de trabajo Regus, el trabajo flexible podría contribuir a reducir el dióxido de carbono en las principales áreas metropolitanas que sufren de alto tránsito vehicular como la Ciudad de México.

Consideró que si se incrementara el uso de estos espacios en el mundo laboral y empresarial, se ahorrarían 214 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) para el 2030, equivalente a la cantidad de carbono que absorberían 5.5 mil millones de árboles en un lapso de 10 años.

El mundo necesita reducir anualmente sus emisiones de gases de efecto invernadero entre 12 y 14 mil millones de toneladas métricas adicionales para el 2030, con el fin de disminuir el calentamiento global 2 grados Celsius.

Los espacios flexibles consisten en permitir que los trabajadores se establezcan en una ubicación más cerca de su hogar y eliminar el uso de los medios de transporte para llegar al trabajo, se ahorrarán millones de toneladas de carbono cada año.

Con un medio ambiente en crisis, ofrecer una forma de trabajo flexible no sólo es algo urgente a nivel personal y empresarial, sino algo que también beneficiaría al planeta, señaló Mónica Sansores, vicepresidente de Regus en México.

Mencionó que de acuerdo a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), el uso de gasolina por habitante en la capital del país, para llegar al trabajo, en los últimos cuatro años creció 36.6 por ciento.

Destacó que Reino Unido ha planeado ahorrar 7.8 millones de toneladas de CO2 para el 2030, gracias al ahorro de 115 millones de horas de traslado a los centros laborales cambiando a una forma de trabajo flexible.

El país que experimentará el ahorro de emisiones de carbono anual más grande para el 2030 es Estados Unidos, se pronostica que reducirá casi 960 millones de horas en transporte a su trabajo y, ya que dependen en gran medida de automóviles, este tiempo ahorrado se traducirá en más de 100 millones de toneladas de CO2.

Regus mencionó que el trabajo flexible podría permitir un ahorro de más de 3.5 mil millones de horas en traslados al trabajo en 16 economías para el 2030.