14/Diciembre/2018 P A CDMX: 22° EDOMEX: 19° PUE: 18° HID: 19° MOR: 21° QUER: 21° TLAX: 18° 9 y 0

Foto: Cortesía

Detectan anomalías en manejo de 267 toneladas de residuos peligrosos

Redacción 2018-12-03 - 09:08:30

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) efectuó este año ocho operativos en 528 puntos carreteros y aduanas: verificó 32 mil 190 unidades de carga, en las que revisó 386 mil 848 toneladas de materiales, sustancias y residuos peligrosos; detectó 267 toneladas de residuos peligrosos con irregularidades e inició 40 procedimientos administrativos.

En un comunicado, indicó que entre los residuos peligrosos detectados con más frecuencia se encuentran las baterías usadas plomo-ácido, escoria de fundición, tierra, sólidos y envases contaminados, mezcla de Ésteres, residuos peligrosos biológico infecciosos, medicamentos caducos y aceite gastado.

Se mantuvo vigilancia en ocho mil 530 kilómetros de carreteras primarias que tuvo la participación de mil 297 inspectores de la Profepa, mil 204 de la Policía Federal, 360 policías estatales, 109 policías municipales, 527 elementos de la Administración General de Aduanas, 700 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), 71 elementos de la Secretaría Marina (Semar) y 95 integrantes de otras instituciones.

Los estados con más anomalías detectadas en más de 40 toneladas de residuos peligrosos son: Chihuahua, Nuevo León y Chiapas; entre diez y 39 toneladas; Aguascalientes y Tlaxcala, y menos de nueve toneladas Baja California, Guanajuato, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Veracruz y Zacatecas.

En las aduanas del país se realizaron 207 recorridos de inspección, en los que se detectó el manejo inadecuado de 45 toneladas de residuos peligrosos y en puntos carreteros 222 toneladas; y se aseguraron siete unidades de transporte, en Guanajuato, México, Nayarit y Tlaxcala.

Como parte del compromiso que asume la Profepa con la ciudadanía y el medio ambiente, se continúa con la estrategia implementada desde 2012, realizando Operativos Nacionales en diversos puntos carreteros ubicados en todo el territorio nacional, así como en las aduanas terrestres, marítimas y ferroviarias más importantes del país.

El objetivo de esas actividades es verificar que los materiales, sustancias y residuos peligrosos sean transportados de manera ambientalmente adecuada, a fin de inhibir el riesgo de daño a los ecosistemas y a la población, toda vez que esas mercancías de este tipo poseen características de corrosividad, reactividad, inflamabilidad, toxicidad y biológico infecciosas.