15/Junio/2019 P A CDMX: 24° EDOMEX: 24° PUE: 19° HID: 22° MOR: 24° QUER: 27° TLAX: 19° 6

Foto: Cortesía

Demanda comisión legislativa garantizar justicia en caso Atenco

Redacción 2019-01-24 - 17:26:42

El presidente de la instancia legislativa lamentó que, a casi 13 años de los hechos, apenas estén 36 funcionarios públicos estatales bajo investigación.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados llamó a que se garantice la justicia que demandan todas las víctimas de violaciones a sus garantías fundamentales durante los disturbios de 2006, ocurridos en el municipio de San Salvador Atenco, Estado de México.

El presidente de la instancia legislativa, Hugo Rafael Ruiz Lustre, también reconoció al Centro Pro Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C, y a su director, Mario Ernesto Patrón Sánchez, por el esfuerzo realizado en el seguimiento del caso.

Lamentó que, a casi 13 años de los hechos, apenas estén 36 funcionarios públicos estatales bajo investigación, sin sentencia condenatoria firme y sin que ningún servidor público federal o de alto nivel, haya sido llamado a rendir cuentas.

Lo anterior, a pesar de las investigaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como los resolutivos de organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

El legislador de Morena recordó que los días 3 y 4 de mayo de 2006, aproximadamente 700 elementos de la entonces Policía Federal Preventiva y mil 815 agentes municipales y estatales implementaron un operativo en los poblados de Texcoco y San Salvador Atenco, Estado de México, contra activistas e integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra.

Durante el conflicto, se generaron acciones de uso excesivo de la fuerza, en donde murieron dos personas y fueron detenidas y torturadas 217 personas.

Entre los detenidos hubo 47 mujeres, que en su mayoría sufrieron a manos de los policías agresiones de naturaleza sexual, golpes y abuso físico, así como amenazas de muerte y de hacer daño a sus familias.

Tras los hechos, 26 de las mujeres reportaron agresiones al ingresar al Centro de Prevención y Readaptación Social (Cereso) Santiaguito, de Almoloya de Juárez, sin que fueran atendidas debidamente.

Los hechos fueron denunciados y la tortura fue documentada por expertos de la CNDH y del Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad.

Por ello, sólo 21 policías estatales fueron consignados por abuso de autoridad, un delito menor que se comete contra la administración pública, pero todos fueron absueltos.

Asimismo, un policía estatal más fue condenado por el delito no grave de actos libidinosos en perjuicio de una de las víctimas de agresión sexual; no obstante, con posterioridad también fue absuelto.

En ese sentido, Hugo Rafael Ruiz Lustre advirtió la falta de justicia de las autoridades nacionales, así como la negativa en atender las recomendaciones de instancias internacionales, como la antes mencionada CIDH.

Recordó que la CIDH recomendó al Estado mexicano una investigación penal efectiva, con debida diligencia, dentro de un plazo razonable, que buscara esclarecer los hechos en forma integral y que identificara y sancionara los distintos grados de responsabilidad.

De lo anterior, el 17 de septiembre de 2016 la CIDH envió el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, al detectar la falta de avance sustancial e integral en el cumplimiento de las recomendaciones.