20/Mayo/2019 P A CDMX: 21° EDOMEX: 21° PUE: 14° HID: 20° MOR: 22° QUER: 20° TLAX: 14° 5 y 6

Foto: Cortesía

Deberán responder a gastos médicos padres del menor que atropello a una familia

Redacción 2019-03-09 - 15:46:25

La ley de Justicias para Adolescentes, señala que todos los menores de 12 años de edad, son inimputables.

Aunque penalmente, el menor de diez años de edad que atropelló a una mujer con sus dos hijos en la colonia Hermosa Providencia, no podrá ser castigado, ni tampoco sus padres, éstos sí deberán responder por los gastos médicos de las víctimas, señaló un especialista en Derecho, quien recordó que la ley de Justicias para Adolescentes, señala que todos los menores de 12 años de edad, son inimputables.

En tanto, el vehículo involucrado en el accidente, permanece asegurado por la Fiscalía de Puebla; las víctimas continúan hospitalizadas con estado de salud reservado.

Cabe recordar que el accidente se registró la noche del pasado miércoles, atrás de la iglesia de La Luz del Mundo, sobre la calle Nazaret, a la altura del número 2.

Ahí, según lo comentado por algunos testigos, un menor de diez años de edad, tomó sin permiso las llaves de una camioneta Ford Lobo, 2002, color verde; tras encenderla y ponerla en marcha, el menor arrolló a Lucía N., de 47 años de edad, así como a los dos hijos de esta, un pequeño de nueve años y una menor de once.

Madre e hijos, que incluso caminaban por la banqueta, fueron proyectados contra la barda del inmueble marcado con el número 2, por lo que testigos llamaron al número de emergencias.

Ante la situación, paramédicos, policías, agentes viales y rescatistas urbanos de Protección Civil Municipal, acudieron a la zona, para brindarle la atención necesaria a las víctimas, quienes, con estado de salud grave, fueron llevados al Hospital de Traumatología y Ortopedia de la Secretaría de Salud.

En tanto, agentes viales del municipio, tomaron conocimiento del hecho sin encontrar al conductor de la camioneta particular, sin embargo, vecinos del lugar aseguraron que se trató de un menor de diez años, quien, en un descuido de sus padres, se apoderó de las llaves de la unidad.

Información y fotografía: El Sol de Puebla