20/Abril/2019 P A CDMX: 16° EDOMEX: 16° PUE: 14° HID: 15° MOR: 18° QUER: 16° TLAX: 14° 6

Foto: Cortesía

En Hidalgo policía estatal intenta impedir marcha pacífica de 40 mil personas

Redacción 2019-04-10 - 10:10:08

Detuvieron a 70 camiones de pasajeros y 44 unidades que transportan contingente.

Mediante el uso de la Policía Estatal, la administración que encabeza el priista Omar Fayad mantuvo bloqueada la carretera hacia la ciudad de Pachuca, con lo que impidióe la circulación de los vehículos que transportan a parte del contingente que participaría en la marcha pacífica de 40 mil antorchistas.

Desde la madrugada de este miércoles, la Policía Estatal participó en la retención de miles de hidalguenses que permanecieron varados en diversos puntos de la carretera Pachuca- Huejutla. El delito, pretender participar en la magna concentración para exigir al Ejecutivo Estatal obras y mejores condiciones de vida.

Se informó de la retención de al menos 70 camiones de pasajeros y de 44 unidades de transporte, provenientes de los municipios de Huejutla, San Felipe Orizatlán, Calnali. Los retenes que impiden la circulación se ubican a lo largo de la carretera con destino a la Ciudad de Pachuca; en Huasca, Molango, Jacala, Calnali y Zacualtipán.

“Como una medida para impedir que la población denuncie el incumplimiento de la administración estatal que encabeza Omar Fayad Meneses, y violentando el derecho de manifestación y expresión, se presenta la retención de miles de hidalguenses, en manos de elementos de la Policía Estatal”, denunció Evelia Bautista Gómez, responsable del trabajo político de Antorcha en la región de la Sierra y la Huasteca.

Dijo que lo que hace la población no es más que exigir que el gobernador cumpla las obras que prometió y que beneficiarían no sólo a la población antorchista, sino a los hidalguenses en general.

La líder social exigió respeto al derecho a la manifestación e hizo responsable al gobierno del estado de Hidalgo por la seguridad, la integridad y la vida de todos los antorchistas hidalguenses.

Con información de La Crónica