29/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Carencia, la constante en el sistema de salud de Puebla

Fernando Pérez Corona 2016-08-08 - 07:53:32

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), reporta que 21.2 por ciento de los poblanos no tienen acceso a la salud, lo que constituye una carencia social y un factor de pobreza.

De cara a la universalización del sistema de salud planteado por el gobierno federal, sociedad civil y trabajadores del sector en Puebla están preocupados por las carencias que hay en infraestructura, personal médico y de enfermería, así como de medicamentos.

La problemática no es ajena para el titular de la Secretaría de Salud del estado, Salvador Escobedo Zoletto, quien ante el déficit en el sector, sobre todo de médicos y enfermeras que provoca una larga espera de atención para el paciente, dijo que lo más importante es “optimizar recursos para dar atención de calidad”.

Según el funcionario, hay 54 hospitales y 568 Centros de Salud, y, desde su perspectiva, el servicio es “bueno”; pero no hay suficientes especialistas.

Un ejemplo de lo anterior, puede ser el Hospital de Traumatología y Ortopedia  “General Rafael Moreno Valle”, inaugurado hace seis meses, pues carece a la fecha de médicos neurocirujanos e internistas, además requiere “para operar mejor” de un mayor número de enfermeras para cuidados intensivos.

De hecho, Escobedo Zoletto reveló que en reuniones con delegados del IMSS e ISSSTE han salido a flote las carencia, cuando se tratan de poner de acuerdo en cómo distribuir la atención una vez que se ponga en marcha la universalización en el estado de Puebla.

Dijo que la SSA puede ofertar, por ejemplo, la atención al IMSS de la especialidad de Oftalmología con 80 consultas mensuales. Pero, lo que al Seguro Social le urge son consultas de Urología, “pero también en Urología estamos nosotros copados”, dijo.

“Hay algunos hospitales en donde podemos atenderles partos, atención obstétrica. Sí se puede; neurocirujano, no tenemos, ni ellos; entonces, andamos entrampados los dos”.

Cabe recordar que la universalización del servicio de salud plantea que el sistema público compuesto por IMSS, ISSSTE, SSA, estarán obligados a atender a toda la población, independientemente de si están afiliados o no.

En este sentido, Damián Córdoba Ortega, secretario general de la sección 7 del Sindicato Independiente de Salud (Sintssa), advirtió que no se está listo para operar la universalización.

Incluso, el representante gremial coincide con los pacientes: el tiempo de espera es muy largo y se va a alargar más por falta de personal médico y porque no hay suficientes medicamentos.

“Las carencias impiden dar un servicio de calidad”, dijo el líder de la agrupación, quien señaló que una vez que se implemente la universalidad los trabajadores del sector salud serán los más afectados porque las auditorias serán en su contra y no los directivos.

“Con la universalización del sector el más lastimado será, primero el derechohabiente, y luego el propio trabajadores, y esto es por las carencias que son más acusadoras del propio trabajadores”.

Y agregó: “Las plantillas (de personal) están incompletas en varios hospitales. Han construido hospitales, sí, pero no han cubierto las plantillas. Se ha venido subsanando con personal de otros hospitales (….)Ahora viene una situación todavía peor con la universalización, porque ni el Instituto Mexicano del Seguro Social está preparado para esta universalización, ni la Secretaría de Salud ni el ISSSTE”.

Pagan servicios externos por déficit

Para entender mejor lo que hay y lo que se viene, vale la pena tomar en cuenta el Reporte Ciudadano sobre Calidad y Acceso Efectivo a la Salud, el cual fue elaborado por la Organización Civil “Acción Ciudadana Frente a la Pobreza”.

El estudio refiere que 95.5 por ciento de quienes asisten a consulta en el sistema público en Puebla tuvo que esperar para recibir la atención médica, en promedio 1 hora y 42 minutos.

Sobre los medicamentos, el mismo estudio, refiere que 49.2 por ciento de los pacientes no recibieron la droga recetada por los médicos.

Otro hallazgo es que, aun cuando son derechohabientes del IMSS, ISSSTE o Seguro Popular, 15.1 por ciento de los pacientes se vio en la necesidad de pagar estudios médicos.

“El uso de servicios de laboratorio, rayos x, análisis de sangre y otros, puede resultar muy caro si el sistema público de salud falla en proporcionar el servicio o, inclusive, generar que la gente no se atienda porque no cuenta con los recursos para hacerlo”, advirtió el reporte.

“Entre quienes trataron de hacérselos (estudios) en los servicios de salud públicos, únicamente 84.8 por ciento recibió la atención. El 37.2% de la población encuestada tuvo que gastar de su bolsillo para realizarse estudios médicos durante el último año”.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza hizo una revisión a información oficial para el conjunto de unidades públicas de salud del Estado de Puebla, que “confirman la gravedad de los hallazgos del ejercicio de observación ciudadana y la presencia de graves problemas de calidad y acceso efectivo a la salud”.

“Graves problemas de calidad y acceso efectivo a la salud”

—33.3 por ciento de las unidades de salud nunca han reportado información sobre calidad de los servicios que prestan.

—Casi la mitad de las unidades de salud (46%) no reporta información en el último periodo de 2014.

—Más de la mitad de las unidades de primer nivel urbano (54.5%) y siete de la diez de las del área rural (66%) tienen fallas en el surtimiento completo de medicamentos. Sólo 50.8% de los pacientes reciben los medicamentos que se le recetan.

—34.4 por ciento de las personas pagaron por consulta, medicamentos o estudios de laboratorio.

—61.8 por ciento de las unidades de urgencias incumple con los tiempos de espera previstos en la norma.

—44.44 por ciento de las personas que se sometieron a intervención quirúrgica en los servicios públicos de salud tuvieron que pagar por algún material o medicamentos para la cirugía.

—Casi una tercera parte de las unidades de primer nivel (29.2%) y 77.8% de las unidades de urgencias, tienen quejas de los usuarios.

Dos de cada 10 sin acceso a salud

En Puebla, de acuerdo con los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), casi 1 millón 300 mil habitantes aún carece de acceso a servicios de salud, ya sea porque no están afiliados a algún programa o no cuentan con hospitales o clínicas cercanas debido a la pobreza en la que viven.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), cita que 21.2 por ciento de los poblanos no tienen acceso a la salud, lo que constituye una carencia social y un factor de pobreza.

La situación anterior, de acuerdo con el mismo organismo, viola el artículo cuarto de la Constitución que establece que “toda la población mexicana tiene derecho a la protección de la salud”. También se contrapone a lo que señala la Ley General de Salud (LGS) que cita: “este derecho constitucional refiere al derecho de todos los mexicanos a ser incorporados al Sistema de Protección Social en Salud (artículo 77 bis1 de la LGS”.

Para explicar la carencia de atención, es necesario citar el Informe de Morbilidad y Mortalidad en las Entidades Federativas, elaborado por el Centro de Estudios  (CESOP) de la Cámara de Diputados, que detalla que en Puebla solo 45  de los 217 municipios poblanos  cuenta con un hospital; es decir, que la cobertura es de apenas 20.7 por ciento en materia territorial.

Otro dato permite saber que los 49 hospitales públicos instalados en la entidad, deben en teoría ofrecer servicio a 125 mil 895 poblanos, en promedio por unidad.

Lo anterior implicaría que hubiera capacidad para atender a 344 pacientes diarios o lo que es igual a 14 por hora, lo que resulta prácticamente imposible.


Noticias relacionadas