24/Julio/2019 P A CDMX: 14° EDOMEX: 14° PUE: 11° HID: 11° MOR: 15° QUER: 16° TLAX: 9° 3 y 4

Foto: Cortesía

Publican por primera vez la versión original del Diario de Ana Frank

Redacción 2019-05-12 - 08:21:24

Ana Frank murió en 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen y dejó dos versiones, escritas originalmente en holandés.

El "Diario de Ana Frank", uno de los documentos claves de la época nazi y el holocausto, ha sido publicado por primera vez en versión original completa, sin las correcciones y retoques que hicieron en su momento la propia autora y su padre.

Ana Frank murió en 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen y dejó dos versiones, escritas originalmente en holandés.

La primera, que se conoce ahora como versión A, la había empezado a escribir espontáneamente, mientras su familia estaba escondida de los nazis en Ámsterdam.

Luego, tras escuchar por radio un llamamiento a documentar el sufrimiento de los judíos holandeses, Ana Frank reescribió en parte su diario con la esperanza de ver el texto publicado después de la guerra de lo que resultó la llamada versión B. Ana Frank soñaba con ser escritora y pensaba en publicar su diario bajo el título de "La casa de atrás".

Tras la muerte de Ana Frank, su padre preparó una tercera versión en la que optó por eliminar pasajes que tenían que ver con las crisis típicas de la pubertad. La nueva edición incluye tanto la versión A como la versión B.

Ana Frank nación en Frankfurt el 12 de junio de 1929 en el seno de una familia judía que en 1934 se marchó a Holanda huyendo de los nazis.

En 1940, la Alemania nazi invadió Holanda y en 1942 intensificaron la persecución de la población judía, lo que obligó a la familia a esconderse en una casa en un patio trasero junto con otros perseguidos donde permanecieron dos años.

El diario empieza el 12 de junio de 1942, cuando Ana Frank cumplió 13 años. "Espero poder confiarte todo lo que no he podido confiarle a nadie", dice la primera anotación.

La última es del 1 de agosto de 1944, tres días antes de que los nazis descubrieran el escondite y detuvieran a la familia Frank y a los otros judíos.

El escrito se quedó en Ámsterdam y fue conservado por dos empleados de Otto Frank, el padre de Ana, a quien le entregarían las anotaciones después de la guerra.

De las ocho personas que fueron detenidas en la casa de Ana Frank su padre fue el único que sobrevivió al cautiverio.

Con información de Infobae.