26/Mayo/2019 P A CDMX: 14° EDOMEX: 14° PUE: 13° HID: 15° MOR: 17° QUER: 14° TLAX: 12° 0

Foto: Cortesía

Epilepsia puede ser ocasionada por comer carne de cerdo contaminada

Redacción 2019-05-14 - 16:42:40

Una de las causas de la epilepsia en adultos en México se debe a la enfermedad ocasionada por un parasito.

Con más de 150 tipos, la epilepsia puede presentarse en cualquier momento de la vida, ocasionada por múltiples factores, uno de ellos la neurocisticercosis, expuso la neuróloga Elma Paredes Aragón.

Una de las causas de la epilepsia en adultos en México se debe a la enfermedad ocasionada por un parasito que se presenta por comer carne de puerco contaminada y que tiene predilección por alojarse en el cerebro, explicó.

En algunos casos es asintomática y el paciente no puede saber que la padece, pero cuando se presentan las crisis de epilepsia y los estudios de imagen confirman la presencia del cisticerco, se recurre a un tratamiento farmacológico oral, con una efectividad del 95 por ciento.  

Los síntomas para detectar la epilepsia son múltiples dependiendo del tipo que se padezca, pero entre ellos se encuentran parálisis en extremidades, lenguaje involuntario, alteración del comportamiento, movimientos intensos involuntarios, mirada fija, por mencionar algunos.

Es el segundo trastorno neurológico más común, 40 millones de personas lo padecen en el mundo y en México la cifra alcanza los dos millones, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de los infantes, el principal causante de la enfermedad se debe al sufrimiento fetal durante el nacimiento o enfermedades padecidas por la madre durante el embarazo por infecciones, diabetes gestacional, preeclampsia, entre otros.

En segundo lugar, las predisposiciones genéticas del menor ocasionan estas crisis, cuando son de fácil tratamiento pueden desaparecer al paso del tiempo, señaló Paredes Aragón en entrevista con Notimex.

Al no tratarse oportunamente, el paciente puede sufrir una crisis refractaria, donde el cerebro presenta cambios, creando nuevos circuitos en el cerebro lo cual complica el tratamiento de la enfermedad, añadió.

La especialista dijo que a largo plazo el cerebro del menor puede endurecerse y hacerse más pequeño, ocasionando que tenga problemas de aprendizaje, atención, comportamiento, socialización o de cognición.

Que un paciente presente una crisis de epilepsia no significa que padezca la enfermedad, estas se pueden presentar, por ejemplo, cuando sufre alteraciones del sueño o por los niveles de glucosa, generando epilepsia sintomática, aclaró la neuróloga.

Las personas que sufren este padecimiento deben ser tratados de la misma forma que el resto de la población, ya que son capaces de desarrollarse de manera funcional dentro de la sociedad.

Los primeros auxilios que se recomiendan en caso de estar presente cuando al paciente le ocurra una crisis, es no meter ningún objeto dentro de la boca, ponerlo en la posición de seguridad, que es recostado sobre un costado y proteger su cabeza.

De preferencia se debe medir la duración, grabar la crisis para que en un futuro el médico tratante pueda identificarla, desabrochar los primeros botones de la camisa o el cinturón y cuando pase la crisis reconfortarlo.

Nunca se debe dar respiración de boca a boca o compresiones en el pecho, el paciente podría bronco aspirar y ser letal, en caso de que no respire o la crisis dure más de cinco minutos se debe llevar de inmediato a la sala de urgencias, explicó. 

La Asociación Mexicana de Epilepsia en Niños y Adultos A.C. (AMENA), formada por pacientes y familiares, promueve acciones para concientizar e informar a la población sobre esta enfermedad.

Una de las repercusiones psicosociales que enfrentan los pacientes son los estigmas frente a la enfermedad, desde pequeños hasta que son adultos son rechazados por el desconocimiento del manejo de este padecimiento, comentó Norma Hernández, directora ejecutiva de AMENA.

El programa “Hablemos de epilepsia”, de esta asociación, se dedica a realizar sesiones es escuelas de la Ciudad de México, con profesores y un médico especialista, para hablar sobre el manejo de crisis en busca de generar empatía con los pacientes.

Además, cada año se realiza el Encuentro de Personas enfrentando la Epilepsia y el pasado 29 de abril celebró su tercera edición, centrándose en la población infantil.

Con un impacto de casi 100 personas, tanto el encuentro como las conferencias son transmitidas a través de las redes sociales de la organización, para llegar a un mayor número de personas interesadas en conocer sobre esta enfermedad, concluyó  Hernández.