29/Enero/2023 P A CDMX: 20° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 21° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Centroamérica de paso por Tlaxcala.

Elvira 2016-05-09 - 22:06:21

Un futuro que debe comenzarse a planear

En un resultado que alguna vez la mayoría de republicanos creyeron impensable, Donald Trump se ha vuelto el principal nominado para la carrera presidencial, luego de que el jueves pasado, su rival principal, Ted Cruz, saliera de la carrera.

Con propuestas que incluyen construir un muro en la frontera, deportar a todos los inmigrantes indocumentados e implementar una política extranjera de “América Primero”, que demanda a sus aliados pagar por la seguridad del país o quedarse solos; teorías conspiratorias en contra de musulmanes, mexicanos y afro americanos; Trump se ha convertido en el representante del partido de Abraham Lincoln en la elección general, con una campaña de odio y racismo, declarado así por el mismo Jorge Ramos.

Si bien la posibilidad de que Trump sea presidente afectaría directamente a México en temas económicos y de relaciones exteriores, la mayor preocupación recae en el trato hacia los migrantes que salen de nuestro país hacia la búsqueda del sueño americano; quienes ya de por si sufren un infierno para poder llegar, con Trump en la presidencia este sueño se vería truncado, no solo por las declaraciones del magnate de reducir las remesas, sino por la precaria calidad de vida que sufrirían los mexicanos.

No obstante, si el tema de los derechos humanos de los mexicanos que migran al extranjero es por demás importante, es necesario tomar consciencia de lo que exigimos y lo que generamos; pues de acuerdo a la oficina del alto comisionado para las Naciones Unidas, el maltrato y abuso para los migrantes centroamericanos prevalece en su paso por México, siendo las mujeres y los niños quienes más sufren. 

Tlaxcala es uno de los principales puntos de paso de los inmigrantes; de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), entre el 1 de diciembre de 2012 y el 29 de septiembre de 2014, en Tlaxcala se detuvieron a 887 migrantes, siendo el cuarto estado donde más migrantes se detuvieron.
Sin embargo, a pesar de contar con una Ley de Protección a los Migrantes y organizaciones dedicadas a cuidar sus derechos humanos, Tlaxcala no se excusa de generar discriminación y violencia hacia los centroamericanos. 

Tlaxcala se ha vuelto un sitio peligroso para los indocumentados, pues se enfrentan no solo al hecho de perder la vida o alguna extremidad al bajarse del tren “La Bestia” en su paso por Apizaco y lidiar con ser abandonados por quienes aseguran llevarlos a la tierra prometida, también se enfrentan ser extorsionados o baleados por los mismos agentes policiales, como lo ocurrido en el municipio de Tocatlán en octubre del año pasado. 

Estos casos parecieran aislados; sin embargo, para el año 2014 la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) presentó su diagnóstico del fenómeno migratorio en Tlaxcala, donde señalaban que en Apizaco se habían presentado 24 quejas por violaciones a garantías individuales de los migrantes y ninguna de ellas había sido resuelta. A pesar de esto, declararon que el diagnostico solo se había tratado de manera superficial. 

Sin embargo, para el 2016, el panorama pareciera comenzar a cambiar, pues en abril de este año se presentaron quejas ante la CEDH, así como denuncias penales, debido al abuso sufrido por migrantes pertenecientes al albergue “La Sagrada Familia”, en el cual uno de ellos fue golpeado por integrantes del INM, para más tarde ser abandonado en el municipio de Benito Juárez. Para lo cual la CNDH declaro que estaba realizando las investigaciones pertinentes.

De la misma forma, señaló que el panorama vivido en Apizaco ya está siendo investigado por la CNH, pues, cabe mencionar, que, de acuerdo a declaraciones de Elías Dávila Espinoza, responsable de la Pastoral de Migración de la Diócesis de Tlaxcala, denunció que existe un ambiente tenso y violento en la zona ferroviaria de la entidad debido a las constantes agresiones por parte de custodios de la empresa Ferrosur contra los migrantes que viajan en los vagones del tren. 

No obstante, a pesar del ambiente oscuro que ocurre en Apizaco, existen organizaciones encargadas de proteger los derechos de los migrantes, como lo es el ya antes mencionado albergue “La Sagrada Familia”, de la Diócesis de Tlaxcala. Éste ha brindado apoyo a más de 4 mil 900 migrantes centroamericanos provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y otros países como Colombia, Costa Rica, Brasil, Cuba, Ecuador y Republica Dominicana. 

Este albergue ha servido para ayudar a la mayoría de los migrantes en situaciones precarias; el cual podría tener un impacto aún mayor en los años que vienen, pues de acuerdo con Carolina Gonzalez Cuevas, catedrática y activista, “no debería resultar extraño” que al paso del tiempo el estado de Tlaxcala reciba un número cada vez mayor de migrantes centroamericanos.

Esto debido a que en los últimos años el recorrido a lo largo del país, así como el ingreso a los Estados Unidos, se ha dificultado, adquiriendo características más violentas y peligrosas. De esta forma, el proyecto migratorio podría cambiar y el punto de destino podría ser cualquier punto, incluido Tlaxcala.

En este sentido, y con Trump cada vez más cerca de la presidencia de Estados Unidos, es importante poner en la mesa el tema de los derechos humanos de nuestros hermanos centroamericanos, y, de esta forma, poder estar preparados para el cambio, cada vez más, inminente que se avecina.

 


Noticias relacionadas