28/Mayo/2022 P A CDMX: 19° EDOMEX: 16° PUE: 10° HID: 7° MOR: 24° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Internet

En la ilegalidad opera el programa de Fotomultas

Fernando Pérez Corona 2016-09-05 - 07:34:44

Hace más tres años se instalaron las primeras cámaras para sancionar a automovilistas que conducen con exceso de velocidad. Hasta marzo de este año, el gobierno estatal había recaudado unos 400 millones de pesos por concepto multas. En ese lapso, el programa fue utilizado por el morenovallismo como una herramienta para ganar votos. Hasta febrero pasado todo estaba dentro del marco legal; sin embargo, a partir de ese mes, el programa cayó en la ilegalidad, toda vez que no se renovó.

El contrato firmado entre la administración estatal y la empresa Autotraffic sobre el programa de Monitor Vial es uno de los secretos mejor guardados del sexenio del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, que está por concluir; sin embargo su operación sería irregular desde febrero de este año, cuando venció el primer acuerdo firmado entre las partes, pues hasta el momento no se ha informado sobre su renovacón.

Nadie conoce, fuera de la administración estatal y de la compañía poblana con 13 años de experiencia en el sector, todos los términos de este convenio; incluso, la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) respondió oficialmente este año que no hay un documento firmado entre las partes,

“Después de realizar una búsqueda exhaustiva en sus archivos tanto físicos como electrónicos, (la SFA) hace de su conocimiento que al día de hoy no detectó ningún contrato celebrado por el Gobierno del Estado con la empresa Autotraffic”, respondió la dependencia al observatorio de transparencia Con los Ojos Abiertos.

De sopetón imponen el programa de fotomultas; reducir accidentes, el fin

El programa que sorprendió a los poblanos, porque nunca fue anunciado por el gobierno estatal, ni incluido como promesa de campaña, estuvo sustentado en la necesidad de reducir el índice de accidentes registrados en la zona metropolitana de la ciudad de Puebla, principalmente en el Periférico Ecológico.

El 7 febrero de 2013, la entonces Secretaría de Finanzas (SF) compró cámaras a la empresa Autotraffic en casi 135 millones de pesos (134 millones 997 mil pesos), con el fin de iniciar la instalación de medidores de velocidad.

En esa ocasión, adquirió dos radares móviles y 10 fijos para la detección de excesos de velocidad, incluidas seis carcasas para la protección estos equipos y 24 displays de velocidad según la licitación GESAL-4/2013.

El concurso estableció que la empresa que obtenga el contrato será la "responsable de la instalación de los equipos, su operación y su mantenimiento por un plazo de 36 meses", el cual venció este año, sin que a la fecha se haya revelado su renovación oficialmente.

La inexistencia de un contrato entre las partes, no es problema menor, pues carecer de este acuerdo impide legalmente a la firma de Jaime Enrique Ferrer Aldana y Alfonso Miguel Vélez, imponer las fotomultas y a la SFA de realizar el cobro, por tanto los dueños de unidades automotores no estarían obligados a cubrir el importe de las infracciones.

Un negocio redondo

Vale la pena recordar que Autotraffic tiene en exclusividad los derechos de comercializar en el país los productos de la empresa alemana Jenoptik, la cual fabrica las cámaras con tecnología láser o de radar que graban las velocidades de los vehículos en la carretera "con precisión y fiabilidad", según la explicación que ofrece en su página en internet.

Con base en este equipo, la compañía fundada en Puebla en 2003 ofrece el monitoreo de hasta 6 carriles de circulación y la velocidad de hasta 32 vehículos en la zona de medición de manera simultánea, además de una fotografía de la placa de las unidades para procesar la infracción.

Por esta tarea, Autotraffic cobra 100 pesos por cada reporte realizado a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para imponer la correspondiente fotomulta, importe más Impuesto al Valor Agregado (IVA), lo que significa un gasto para el erario de 116 pesos en forma unitaria.

Datos proporcionados por la Subsecretaría de Ingresos de la SFA, refieren que en agosto de 2013 cuando inició la operación del programa Monitor Vial en Puebla, se imponían hasta 40 mil infracciones mensuales, lo que habría representado para Autotraffic un ingreso de cuatro millones de pesos.

Beneficios electorales a fotoinfractores

Para darle su justa magnitud al negocio, resulta necesario referir, en primera instancia, que el pasado 30 de marzo de este año, Moreno Valle Rosas empezó a devolver el 25 por ciento del pago de fotomultas realizado por 32 mil 425 contribuyentes que cubrieron a tiempo sus sanciones, hasta ese momento, y que sumó un total de 14.9 millones de pesos.

La decisión del mandatario, definida como "Entrega de beneficios a contribuyentes cumplidos del pago de Monitor Vial", estuvo relacionada, en su momento, con la proximidad de las campañas rumbo a los comicios locales del 5 de junio; pero, de manera oficial, fue justificada como una forma de reconocer a los ciudadanos que hayan comprendido la naturaleza de esta medida y disminuido el índice de accidentes.

En esa ocasión, el subsecretario de Ingresos de la SFA, Manuel Arceo García, reveló que el gobierno estatal había recaudado unos 400 millones de pesos con el cobro de fotomultas, desde su implementación (agosto de 2013), lo que implica casi 13 millones de pesos por cada uno de los 31 meses que habían transcurrido en aquél entonces.

En contradicción a este dato, resulta indispensable subrayar que las respuesta de la SFA a una solicitud de información, reveló que hasta julio del año pasado, la administración estatal había captado 375.7 millones de pesos por cobro de 452 mil 856 fotomultas, por lo que resultaría increíble que sólo obtuviera sólo 25 millones en los nueve meses posteriores.

La opacidad en las declaraciones de Arceo García no impiden advertir el dinero pagado a Autotraffic en los últimos tres años, sobre todo cuando se sabe que cobra 116 pesos por cada reporte realizado para la aplicación de sanciones: 52.5 millones de pesos, sin contar el último año, que requiere un análisis aparte, pues desde enero de este 2016 disminuyeron los importes, según la reincidencia del infractor, y en febrero venció su contrato por lo que operaría al margen de la legalidad.

Finalmente, resulta obligado recordar que el programa Monitor Vial estuvo concebido originalmente como una forma de reducir accidentes e invertir la recaudación del dinero en el mantenimiento de las vialidades, como es posible comprobar en el Periférico, donde los baches se han hecho parte de su perfil.


Noticias relacionadas