24/Octubre/2020 P A CDMX: 18° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 16° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Cortesía

Pide Lorena recuperar lugar que ganó en CCH Sur; SEP no emitió su certificado de secundaria

Redacción 2020-10-06 - 06:21:39

Lo que se convertiría en una celebración para Lorena al ser admitida en una preparatoria de la UNAM terminó en un hospital.

Hoy Lorena González, de 15 años, sólo pide recuperar el lugar que ganó en el CCH Sur al obtener 98 aciertos en el examen de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) y que perdió porque la SEP no emitió su certificado de secundaria.

Lo que se convertiría en una celebración para Lorena al ser admitida en una preparatoria de la UNAM terminó en un hospital y con un diagnóstico de diabetes tipo 1 para esta alumna, pues a pesar de haber alcanzado el puntaje necesario en su examen de selección, en el cual obtuvo 9.8 de calificación, la SEP no emitió su certificado de tercero de secundaria y las oficinas de la SEP en Iztapalapa, encargadas de hacerlo, alegan razones ajenas a la estudiante.

El certificado de secundaria que Lorena debió haber recibido desde hace meses, pues el ciclo escolar 2019-2020 terminó el pasado 19 de junio, sigue sin lograr descargarlo vía electrónica, a pesar de que Francisco Javier Rebolledo Peña, juez sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, a través de un amparo, ya ordenó que fuera entregado a la alumna.

Esta historia de una estudiante de excelencia que acabó con la pérdida de su lugar en una prepa de la UNAM y en un hospital, comenzó cuando el Instituto Hubble, ubicado en la alcaldía de Iztapalapa, intentó subir a la red las calificaciones de los alumnos de secundaria y la Dirección General de Servicios Educativos en Iztapalapa (DGSEI) les había clausurado la plataforma.

Las autoridades del Instituto Hubble se percataron que la contraseña y clave de acceso de la escuela asignados por la Secretaría de Educación Pública, ya hasta el final ciclo escolar 2019-2020, les impedían el acceso al sistema para poder subir las calificaciones de los alumnos, pese que al inicio sí se dio de alta a los alumnos oficialmente en el Sistema Educativo Nacional e incluso se logró cargar la primera de tres calificaciones parciales.

LA SEP condiciona entrega

La DGSEI le notificó al Instituto Hubble vía correo que ya no podrían operar ni ingresar al sistema para entregar los certificados hasta presentar el documento de validación de uso de suelo.

“De conformidad con los Acuerdos Secretariales 243, la validación del uso de suelo no es un requisito esencial para que nosotros obtengamos el Acuerdo para Prestar los Servicios Educativos, porque ya presentamos los documentos de uso de suelo. Además, la validación es un trámite que está ingresado en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (Seduvi), pero sigue sin ser emitido por la pandemia”, aseguró a Excélsior Alán Cerón, representante legal del Instituto Hubble.

Mientras quedaba clausurado para el Instituto Hubble el Sistema Integral de Información Escolar en Web de la Ciudad de México, operado por la SEP capitalina, Lorena continuaba preparándose con un curso intensivo para presentar su examen de selección el 23 de agosto para ingresar a una prepa, denominado Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems).

El 31 de agosto venció el plazo

En las redes sociales oficiales del Comipems se notificó a los alumnos que tenían hasta el 31 de agosto para subir su certificado a la plataforma y de no hacerlo “¡no serás asignado en ninguna escuela!” se leía.

Al ser informados los padres de Lorena de la situación que atravesaba la escuela y en la que estaba aún por verse la emisión del certificado de estudios de secundaria de su hija, de inmediato acudieron al despacho Trusan &Roma, abogados, para buscar un amparo que protegiera el derecho humano de la menor a la educación.

Desde el 11 de agosto, lograron que el abogado Rodolfo Martínez ingresara el amparo y el 3 de septiembre, el juez sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México ordenó que en el plazo de 24 horas se habilitara el Sistema Integral de Información Escolar en Web de la Ciudad de México, para que el Instituto Hubble, tuviera oportunidad de subir las calificaciones.

Sin embargo hasta hoy el certificado de secundaria de Lorena y los de sus compañeros continúan sin emitirse. En total, hay 50 alumnos afectados por esta situación.

Rodolfo Martínez, representante legal de los estudiantes, señaló que “los abogados de la SEP, en lugar de privilegiar el derecho humano de los menores afectados a la educación, así como el interés superior de la infancia, han argumentado pretextos que finalmente no son responsabilidad de los niños ni a sus padres, para no cumplir con la suspensión otorgada por el juez para emitir los certificados, por lo que se hizo un llamado al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, para que se resuelva esta situación”.

El 18 de septiembre llegó el día que el Comipems dio a conocer los resultados del examen y, aunque Lorena fue una de las estudiantes de secundaria que representan 10% en ser admitidas por la UNAM, de un promedio de 300 mil que se presentan cada año, se quedó sin un lugar, porque esta institución notificó no haber encontrado su certificado.

“Estaba muy triste y muy molesta cuando perdí mi lugar en el CCH Sur, porque  realmente creo que durante todo el año que estudié para el examen me perdí de muchas cosas, como dejar de ir a fiestas con mis amigos. No salíamos de fin de semana con mis papás por estar estudiando y tomando el curso los fines de semana”.

Con la pérdida de lugar en el CCH Sur, el abogado Rodolfo Martínez, socio del despacho Trusan & Roma, hizo extensivo este amparo al Comipems y a la UNAM para que puedan devolverle a Lorena la asignación que le corresponde.

Hasta ahora, tampoco ha habido respuesta por parte de ninguna institución y el Compems ni siquiera tiene algunas oficinas o funcionarios públicos asignados para poder localizarlos.

En medio de esta incertidumbre, Lorena comenzó a sentir un dolor intenso en el estómago, que, luego de su hospitalización y estudios, los especialistas diagnosticaron que en los últimos 90 días había desarrollado diabetes tipo 1.

“Descubrieron que tenía la glucosa alta y el especialista me preguntó si había algún evento que me hubiera afectado emocionalmente en los últimos tres meses y yo le contesté que sí, que estuve con mucho estrés por la aplicación del examen, por la falta de mi certificado y por perder mi lugar”.

Hoy Lorena vive con diagnóstico de diabetes tipo 1 y aún sin poder tener entre sus manos el certificado de secundaria ni su lugar en la prepa CCH Sur.

“Lo que más me gustaría es que me dieran el lugar que me gané”, aseguró Lorena a Excélsior.

Información: Excélsior