13/Mayo/2021 P A CDMX: 18° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 1 y 2

Foto: Cortesía

Se quejan vecinos de Tlalpan, Del Valle, Álvaro Obregón y Xochimilco sobre el ruido que generan aviones

Redacción 2021-04-09 - 08:06:15

El ruido que generan los aviones en el sur de la CDMX alcanza los 67 decibeles.

El ruido que generan los aviones en el sur de la CDMX, tras el nuevo rediseño del espacio aéreo del Valle de México, alcanza los 67 decibeles, lo que coloca a este sonido por debajo de los 70 decibeles del tránsito moderado en la ciudad, los 100 de la campana del camión de la basura, los 110 del ruido de una discoteca o los 120 decibeles que genera el despegue de un avión, de acuerdo con mediciones hechas en cuatro colonias afectadas.

Desde la entrada en operación del nuevo rediseño del espacio aéreo –que arrancó operaciones el pasado 25 de marzo–, vecinos del sur de la Ciudad de México comenzaron a quejarse en redes sociales sobre el inusual ruido que causaban las aeronaves al sobrevolar colonias en Tlalpan, Álvaro Obregón, Xochimilco e, incluso, en municipios del Estado de México como Huixquilucan.

Por esta razón, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) trabaja en un estudio sobre este problema que ha levantado quejas de vecinos por lo que consideraron ‘un ruido insoportable’.

El reporte podría presentarlo ASA la próxima semana, de acuerdo con información a la que pudo acceder El Financiero.

El martes pasado este medio recorrió entre las 13 y 22 horas cuatro colonias afectadas por el rediseño para medir con un sonómetro el tamaño del daño sonoro.

En la alcaldía Tlalpan, en un área de alta plusvalía a un par de kilómetros de la zona de Hospitales, vive Ana Casillas desde hace un par de décadas.

Para ella, una semana antes de iniciar el periodo vacacional, el paso de los aviones se hizo perceptible por el estruendo de los vidrios de su hogar debido al excesivo ruido.

“Desde el primer día del rediseño he sufrido un exceso de ruido que no se detiene. Los aviones pasan uno tras otro, todo el día. El sueño me vence por las noches, pero cuando despierto de madrugada por cualquier razón, lo primero que percibo es el ruido realmente fuerte de las poderosas turbinas (…) No llevan una altura importante como para no escuchar su estruendo y verlos con bastante claridad”, relató.

El Financiero verificó en la casa de Casillas que durante un par de horas se notó el paso de tres aeronaves que el sonómetro detectó emitieron un sonido en 70 decibeles, el límite que contempla la NOM-036-SCT3-2000 para un avión que sobrevuela territorio mexicano.

Las denuncias por ruido de vecinos del sur de la Ciudad de México llegaron a oídos del subsecretario de Transportes, Carlos Morán Moguel, quien pidió a Víctor Hernández, director del Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), revisar la altura a la que los aviones sobrevuelan esa zona del país y realizar un estudio de ruido para verificar que las emisiones sonoras de los motores de los aviones no afecten a las comunidades.

Lo que ocurrió con el rediseño del espacio aéreo, realizado SENEAM es que algunas rutas aéreas que ingresaban o salían por el norte de la capital, ahora lo hacen por el sur, lo que dotó a esa zona del espacio de navegación de una mayor presencia de aeronaves.

En la colonia Ampliación San Marcos, en Xochimilco, vive Hilario Hernández que desde hace un par de semanas dijo notar más el paso de los aviones.

“Ahora son los aviones los que no me dejan dormir”, aseguró. Este diario también verificó el paso de los aviones: el vuelo 387 de Aeroméxico, que viajaba de San José del Cabo a la Ciudad de México pasó de lejos por eso colonia y su sonido no rebasó los 60 decibeles.

Para comparar esos niveles, que los vecinos del sur dijeron eran insoportables y para los que se han organizados para interponer una queja, El Financiero realizó un monitoreo en la colonia del Valle Centro, en domicilios aledaños al Eje 5, una zona de descenso final para las aeronaves que se dirigen al aeropuerto y en dónde la altura es menor, al igual que el ruido, que rebasa los 79 decibelios, pero que la propia norma contempla para los despegues y aterrizajes con un máximo de 110.

En Reforma, en las cercanías de las Lomas de Chapultepec, el sonido de los aviones es apenas perceptible y en Álvaro Obregón, en la zona del pueblo de Santa Fe, un par de vecinos aseguraron escuchar aviones con mayor frecuencia desde las últimas dos semanas, pero no con un nivel de ruido mayor al de los microbuses que circulan en las inmediaciones de esas colonias.

Cabe señalar que de las 275 aeronaves que tiene la flota mexicana, 122 aviones de Airbus no rebasan los cinco años de antigüedad, además de cuatro aviones MAX de Boeing que no superan los dos años de operación, lo que implica que generan menos ruido en comparación con otros aviones que eran utilizados antes en México.

En las zonas residenciales de la CDMX el límite de decibeles permitido para bares, restaurantes y discotecas es de 65, de acuerdo con la Ley Ambiental de Protección a la Tierra que se aprobó recién el pasado 23 de marzo y que contempla multas de hasta 8.9 millones de pesos a quienes superen este ruido.

Información: El Financiero