29/Mayo/2022 P A CDMX: 18° EDOMEX: 15° PUE: 10° HID: 7° MOR: 23° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Disparar generación de empleos en Hidalgo

Norma López 2016-09-26 - 07:20:49

En las demarcaciones donde hay asentamientos de fábricas como de Tula-Tepeji, Tulancingo, Pachuca y Tizayuca muestran un mayor índice de empleo. Sin embargo, la falta de trabajo de las regiones de la Sierra y la Huasteca ha originado también la salida de jornaleros agrícolas hacia los campos de cultivo del norte del país.

Con un porcentaje global de 3.2 del Producto Interno Bruto (PIB), en Hidalgo se logró un impacto positivo en la creación de empleo y mejoramiento salarial, según la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco).

Los indicadores muestran que la entidad mantiene una tasa de desocupación de 46 mil 771 personas, lo cual señala como tenencia positiva que se suma a la atracción de recursos de empresas con capital extranjero, lo que ha permitido mejorar los salarios al tener un crecimiento promedio del ingreso de 6.8 por ciento, a diferencia de la media nacional de 3.1 por ciento.

Sin embargo, se ha aceptado que diversas zonas ubicadas en la Sierra y la Huasteca carecen de fuentes de empleo.

De acuerdo con el delegado de la Secretaría del Trabajo, Daniel Lara Baños, es en estos municipios donde el gobierno federal como el estatal deben redoblar esfuerzos para el asentamiento de empresas que generen economía.

En tanto que, en las demarcaciones donde hay asentamientos de fábricas como de Tula-Tepeji, Tulancingo, Pachuca y Tizayuca  muestran un mayor índice de empleo.

Hay muchas zonas donde no hay industrias, por lo tanto la única forma de insertarse en el ámbito laboral es a través del comercio, servicio o campo, así como los gobiernos locales, quienes también son una fuente de empleo, sin embargo, no alcanzan con la demanda que existe por parte de la población.

Zonas rurales de la entidad, las más afectadas por la falta de empleo

Una de las debilidades que se tienen en el estado para incrementar el desarrollo en el centro y norte de la entidad tiene que ver con la red carretera, donde se requieren vías de comunicación más rápidas y seguras.

Sin embargo, una vez establecida esta infraestructura el desarrollo económico sería a largo plazo, por lo cual uno de los aspectos negativos de la falta de trabajo es la migración hacia el norte del país, tal es el caso de los habitantes del Valle del Mezquital, quienes su única salida durante años ha sido la migración hacia los Estados Unidos.

Hasta la administración del exgobernador de Manuel Ángel Núñez, se había mantenido un censo de 250 mil hidalguenses expulsados de sus lugares de originen por el desempleo, sin embargo, para 2016 la cifra se elevó a 280 mil ciudadanos hidalguenses en la Unión Americana.

La falta de trabajo de las regiones de la Sierra y la Huasteca ha originado también la salida de jornaleros agrícolas hacia los campos de cultivo del norte del país. La nula posibilidad en comunidades de Calnali, Huejutla, Pacula, Xochiatipan, La Misión, Orizatlán ha ocasionado que al año, al menos unos 20 mil agricultores dejen sus comunidades varios meses para trabajar en el norte de México.

En cuanto a los sectores económicos en los que se insertan los hidalguenses, en primer lugar se ubica al de servicios con alrededor de 675 mil 967 trabajadores durante el primer trimestre, en el sector industrial se ubicaron 294 mil 101, mientras que en el agropecuario 190 mil 030 personas.

Las cifras señalan que los hombres se insertan en el sector agropecuario e industrial, mientras que las mujeres en el de servicios. Otro de los pendientes, señala el delegado Daniel Lara es la informalidad, por lo cual en conjunto con la Secretaría de Hacienda, se busca que cada vez más el trabajo informal pueda ir regularizándose para que se tenga un mayor número de hidalguenses con seguridad social. 

Los empresarios también se han pronunciado en regularizar esta actividad, ya que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), este tipo de ocupación genera graves pérdidas para los negocios establecidos y que pagan impuestos, lo que se traduce en que no pueda haber una expansión de nuevas empresas y con ello la apertura de más fuentes de empleo, es decir, de cada 10 negocios 6.5 se encuentran en la informalidad.


Noticias relacionadas