28/Mayo/2022 P A CDMX: 17° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 22° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Foto: Internet

Crece el empleo en Puebla, barato y sin seguridad social

Fernando Pérez Corona 2016-09-26 - 07:39:57

El desempleo en la entidad es inferior al registrado en todo el país; es más, el estado ocupa la séptima posición con el porcentaje más bajo de desocupados, respecto a su PEA, pues no tienen trabajo 77 mil 933 de dos millones 697 mil 119 personas mayores de 15 años de edad y en posibilidades de trabajar.

No es difícil encontrar empleo en Puebla, según las estadísticas oficiales. El problema empieza a crecer cuando se busca seguridad social y es mayúsculo cuando el objetivo es tener una buena remuneración económica. En resumen, sí hay trabajo, pero mal pagado.

Para empezar a comprender este panorama, es necesario destacar que el estado registra una Tasa de Desocupación (TD) de 3.1 por ciento de la  Población Económicamente Activa (PEA), lo que representa 0.7 puntos porcentuales menos que el promedio nacional de 3.8%, de acuerdo con los datos más recientes proporcionados por el Instituto Nacional de Geografía y  Estadística (Inegi).

En términos llanos, el desempleo local es inferior al registrado en todo el país; es más, la entidad poblana ocupa la séptima posición con el porcentaje más bajo de desocupados, respecto a su PEA, pues no tienen trabajo 77 mil 933 de dos millones 697 mil 119 personas mayores de 15 años de edad y en posibilidades de trabajar.

Ahora bien, de los dos millones 619 mil 186 individuos ocupados: 60 por ciento es asalariado (un millón 595 mil 222), 25% trabaja por cuenta propia (652 mil 643), 4.4% es empleado (116 mil 836) y el resto (254 mil 485) no recibe pago por su trabajo.

Servicios, el sector que genera más empleos

Un dato que resalta entre la información gubernamental refiere a que dos de cada tres personas con alguna actividad laboral son del sexo masculino. Es decir, sólo un tercio de la PEA ocupada está compuesto por mujeres.

Por otra parte, casi uno de cada tres trabajos (28. por ciento) en Puebla están en el sector servicios, donde hay contratados 736 mil 286 empleados; 21.9% (573 mil 946) en actividades agropecuarias y 19.8% (520 mil 983) en el comercio.

En la industria manufacturera hay 420 mil 402 trabajadores (16.05%), otros 185 mil 443 (7%) en la rama de la construcción, 90 mil 397 (3.4%) en transportes y comunicaciones, 71 mil 667 (2.7%) en gobiernos y organismos internacionales, 12 mil 701 (0.4%) en la industria extractiva y electricidad y el sobrante (7 mil 361) en acciones sin especificación clara.

Empleos mal remunerados

En cuestión de ingresos, resulta importante destacar que 942 mil 17 de esos 2 millones 619 mil 186 poblanos con alguna actividad laboral —que se traduce en dos de cada tres—, obtienen menos de dos salarios mínimos por sus actividades laborales, lo que equivale a menos de cuatro mil 382 pesos mensuales.

Para ser específicos, 36 por ciento (942 mil 17) de la PEA ocupada (dos millones 619 mil 186) tiene sueldos de 2 mil 191 a 4 mil 382 pesos por mes; 18% (479 mil 38) menos de dos mil 191 pesos, y casi 12% (309 mil 482) no tiene ingresos por su labor.

En este orden, cabe destacar que 25 por ciento (651 mil 204) tiene salarios de 4 mil 383 a 10 mil 955 pesos y solo 0.6% (16 mil 910) obtiene una remuneración superior a los 10 salarios mínimos o más de 21 mil 912 pesos.

Asimismo, conforme a los datos del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), hay 317 mil profesionistas, lo que ubica a la entidad en el sexto lugar nacional, después de la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Veracruz.

Empero, estas personas que tienen nivel licenciatura o posgrado tienen un ingreso promedio de sólo 9 mil 288 pesos, lo que ubica a Puebla en el lugar 25 del listado de las  32 entidades federativas que conforman el país.

Y la diferencia es mucha: en la Ciudad de México obtienen 15 mil 632 pesos, en promedio; en Nuevo León: 13 mil 793, y en Baja California Sur: 13 mil 737.

En tanto, en Chihuahua obtienen 13 mil 393; en Querétaro: 12 mil 179; en Sonora: 12 mil 130, en Sinaloa: 11 mil 923; en Baja California: 11 mil 772; en Coahuila: 11 mil 750, y Quintana Roo: 11 mil 586.

En este sentido, en Guanajuato tienen una media salarial de 11 mil 596 pesos; en Campeche de 11 mil 330; en Jalisco de 11 mil 57 pesos; en San Luis Potosí de 10 mil 914; en Colima de 10 mil 878; en Yucatán de 10 mil 524 y en Aguascalientes de 10 mil 79.

Por su parte, los egresados de una carrera de nivel superior de Zacatecas perciben 9 mil 945 pesos; de Tamaulipas: 9 mil 930 pesos; Estado de México: 9 mil 601; de Veracruz. 9 mil 550; de Tabasco: 9 mil 548; de Nayarit 9 mil 492, y de Michoacán 9 mil 425

Una explicación sobre las percepciones económicas, refiere a la preparación académica, pues 43.3 por ciento tiene estudios de secundaria y media superior; 34.5% tan sólo tiene primaria, y 6.2 por ciento no tiene instrucción escolar; en tanto, sólo 15% cuenta con nivel licenciatura o mayor, lo que pone en entredicho que Puebla sea la segunda entidad del país (después de la Ciudad de México) con más planteles de nivel superior: 466 escuelas y 248 instituciones.

Por lo anterior, menos de 25 por ciento de la PEA ocupada trabaja por su cuenta; 60% (un millón 595 mil 222) es asalariado, menos de 5% está conformado por empleadores y el resto (254 mil 485)  está considerado como trabajadores sin pago.

Los trabajadores asalariados aumentaron de 53 a 61 por ciento de la PEA ocupada

En los últimos 15 años, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, los trabajadores asalariados aumentaron de 53 a 61 por ciento de la PEA ocupada; en cambio, los trabajadores por su cuenta disminuyeron de 28 a 23 por ciento. También decreció la proporción de trabajadores sin pago de 15 a 10%, y se mantuvo sin cambio el renglón de empleadores (4%).

En este periodo, los empleados en el sector Servicios aumentaron su participación de 20 a 28 por ciento de la PEA ocupada. Lo mismo sucedió en el Comercio: de 18 a 20%. En contraste, disminuyó de 20 a 16% la Industria Manufacturera y de 28 a 22% las Actividades Agrícolas.

En tanto, prácticamente se mantuvieron sin modificaciones Transportes y Comunicaciones (7%), Gobierno y Organismos Internacionales (3%), Transportes y Comunicaciones (3%) e Industria Extractiva.

Ahora bien, de las dos millones 619 mil 186 personas ocupadas, resulta preocupante que sólo 559 mil 309 estén afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); es decir, una quinta parte (21.3%) tiene seguridad social o cobertura de las necesidades socialmente reconocidas, como salud, vejez o discapacidades.

Peor, aún es que 469 mil 405 de este conjunto estén inscritos en forma permanente, con contratos en sus fuentes de empleo por tiempo indefinido, y que otros 4 mil nueve trabajadores del sector agrícola y 85 mil 895 en el resto de los rubros estén registrados en forma eventual, lo que evidencia una contratación por tiempo predeterminado.

Los bajos salarios y mínima seguridad social, la constante

Para el presidente de Puebla Empresarial, Francisco Javier Romero, el escenario es preocupante, no sólo por los bajos salarios y el mínimo registro de personas con seguridad social, sino también porque los cientos de planteles de educación superior no atienden a la vocación productiva de la entidad, de ahí la tencia constante a disminuir los puestos en el sector manufacturero.

Lo anterior ha provocado el aumento de las empresas de servicio y comercio, lo que lleva a la mayor parte de la gente a convertirse en dependiente de una tienda departamental, pese a tener estudios universidades o similares.

De tal suerte, consideró que el próximo gobernador José Antonio Gali Fayad debe apostar porque las compañía asentadas en territorio poblano inviertan en infraestructura y tecnología y, a la vez, las escuelas atiendan la demanda del estas firmas, pues han dejado de encontrar mano de obra calificada.

La proyección de Romero Serrano, parece comprobarse con el sondeo realizado por ManpowerGroup, una empresa de Recursos Humanos con reclutadores profesionales certificados ante la Secretaría de Educación Pública (SEP), pues adelanta que los empleadores locales tienen previsto un aumento de 2 por ciento de su personal en el tercer trimestre del año.

Adrián Rodríguez Nolasco, Business Development Manager de esta firma, destacó que el sector Servicios "se mantiene como el sector más estable, aunque muestra una ligera disminución en sus expectativas de empleo con respecto al trimestre anterior”

Finalmente, refirió que 7 por ciento de los empleadores de la ciudad de Puebla planea incremento en sus plantillas laborales, 6% prevé su disminución y 84% vislumbra mantenerla sin cambios.

La generación de empleos crece, de forma regular, no hay duda, así lo demuestran los números; sin embargo, a la par, disminuyen los salarios, lo que no se ha detenido ni siquiera con la decisión de estandarizar el salario mínimo en el país, y la inscripción al IMSS se ha convertido prácticamente en un lujo, por tanto, urge políticas públicas especializadas que no atraigan capitales a costa de trabajadores baratos, sino justos


Noticias relacionadas