27/Septiembre/2021 P A CDMX: 15° EDOMEX: 13° PUE: 10° HID: 7° MOR: 20° QUER: 11° TLAX: 9° 5 y 6

Foto: Cortesía

Matrícula UNAM a alumnos de excelencia que SEP no había emitido su certificado de secundaria

Redacción 2021-06-28 - 07:44:44

La menor denunció que le fue imposible inscribirse al nivel medio superior por falta de su boleta de secundaria

Luego de un año, la Universidad Nacional Autónoma de México matriculó a tres alumnos de excelencia que había dejado sin lugar porque la Secretaría de Educación Pública (SEP) no había emitido su certificado de secundaria, a pesar de haber obtenido entre 96 y 103 aciertos en el examen de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) en 2020.

En octubre pasado, se dio a conocer la historia de Lorena y de otros tres alumnos, en la nota publicada “Alumna con 9.8 pierde su lugar en CCH”, en la que la menor denunció que le fue imposible inscribirse al nivel medio superior por falta de su boleta de secundaria, la cual fue evaluada por el Instituto Hubble, con 9.8 de calificación, durante los tres años de escuela.

ALUMNA DE EXCELENCIA

Lorena González, de 15 años, había ganado un lugar en el CCH Sur al obtener 98 aciertos en el examen de la Comipems y que perdió porque la SEP no emitió su certificado de secundaria.

En una tarjeta informativa enviada por la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (AEFCM) a Excélsior, explicó que el Instituto Hubble, donde estudiaba Lorena y otros 50 alumnos, ubicado en calle Insurgentes no. 165, col. Ampliación las Peñas, alcaldía Iztapalapa, en la CDMX, “no cuenta con autorización ni reconocimiento de validez oficial de estudios para impartir el nivel secundaria por parte de las autoridades educativas federales, lo cual es del conocimiento de su propietario, Félix Daniel González Cuapio, desde el pasado 11 de septiembre de 2018”.

Sin embargo, la AEFCM no sólo permitió que el Instituto Hubble diera de alta a los alumnos de secundaria en el ciclo escolar 2019-2020, un año después de que supuestamente había sido notificada para dejar de operar, sino que el 22 de junio de 2020, la Inspección General de Zona No 13 de Educación Secundaria envió un correo con la dirección “e09fis0039n@aefcm.gob.mx” al Instituto Hubble con el siguiente asunto “Urgente: calificaciones de estudiantes requeridas Instituto Hubble”.

Por lo que el juez sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Francisco Javier Rebolledo Peña, a través de un amparo, ordenó tanto a la SEP a emitir el certificado como a la UNAM respetar el lugar en el CCH Sur de la alumna Alma Lorena González Lamadrid.

Después de muchas batallas, las autoridades de la SEP dieron cumplimiento a la orden del juez de subir en la plataforma las calificaciones y los certificados de secundaria de los estudiantes, después del ultimátum que les impuso y la amenaza de ser sancionados.

Luego, la UNAM también acató la orden del juez y serán asignados a esa casa de estudios para el ciclo escolar 2021-2022 “en las instituciones educativas, que por aciertos y por promedio de secundaria les corresponden.

“La asignación de lugares por parte de la UNAM sienta un precedente hecho-efecto, en el que personas que puedan ser afectadas en el futuro puedan hacer valer sus derechos”, de acuerdo con el abogado Rodolfo Martínez, socio del despacho Trusan & Roma y representante de los estudiantes.

Entre estos tres alumnos que fueron amparados también está Manuel Sánchez, de 15 años, quien durante este año que se tardó en acatarse la resolución del juez trabajó en una verdulería, en lugar de estudiar en la preparatoria 7 de la UNAM, escuela en la que había ganado un lugar desde 2020, al obtener 103 aciertos en el examen de la Comipems.

“El hecho de que la UNAM esté dando cumplimiento al amparo da muestra clara que la educación que imparte el Estado, a través de las instituciones públicas, es en realidad un derecho humano. Logramos convencer a la justicia federal que, por una negligencia de la Secretaría de Educación Pública (SEP), que les había negado su certificado de secundaria, estaba por verse afectado gravemente el futuro de estos niños al impedirles matricularse en la UNAM, a nivel bachillerato”, concluyó el abogado de Trusan & Roma.

Información: Excélsior