29/Enero/2023 P A CDMX: 20° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 21° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Foto: Internet

Los diputados locales se hacen de la vista gorda

Pedro Morales 2016-10-10 - 12:04:37

El Congreso local desacata la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declarada desde 2015 inconstitucional aquellos códigos civiles en los que solo se permite la unión matrimonial entre un hombre y una mujer. Desde 2010, se unieron en matrimonio simbólico 12 parejas de lesbianas y 20 de gays.

Olvido y desinterés es la respuesta de las autoridades estatales para que Tlaxcala salga de la lista negra de las 20 entidades que siguen sin legislar sobre la unión entre personas del mismo sexo.

Los diputados locales no acatan la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declarada desde 2015 inconstitucional aquellos códigos civiles en los que solo se permite la unión matrimonial entre un hombre y una mujer.

Los diputados federales y las senadoras se han preocupado por apoyar la unión entre personas del mismo sexo, la cual puede concretarse a través de amparos judiciales.

La comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual y Heterosexual (LGBTTTIH) se ha manifestado en demanda del reconocimiento de sus derechos, así como prevenir la discriminación.

Sobre todo para exigir a los diputados locales que tomen en cuenta las dos propuestas de ley, para prevenir y erradicar la discriminación en el estado.

En marzo de 2010, integrantes de la sociedad LGBTTTIH, integraron 32 parejas lésbico gay, quienes se unieron en matrimonio de forma simbólica.

Por tanto, pidieron a los diputados locales, “dejar su falsa y doble moral que los cubre, para legislar a favor de las sociedades de convivencias y contra la discriminación que vive dicho sector”.

Francisco Alberto Juárez Pereira, condenó a las autoridades y funcionarios públicos que se fundamentan en normas morales o religiosas, así como los que han discriminado por tener una preferencia sexual distinta a la tradicional.

En un gesto de apoyo para que en Tlaxcala se legalicen las bodas gay, Guillermo Valencia Rojas y César Méndez Barbosa —primer matrimonio legal de tlaxcaltecas, entre personas del mismo sexo en la delegación Álvaro Obregón del DF—, se unieron una vez más en forma simbólica.

Valencia Rojas dijo que no le interesa adoptar niños; sin embargo, descalificó el hecho de que se rechace que un matrimonio compuesto por personas del mismo sexo pretendan formar una familia.

“Es mucho más malo ver a un niño tirado en la calle o cuando los sacerdotes los violan y eso es menos criticado”, reprochó.

Lamentó que ningún diputado haya creado una casa hogar para encargarse de los niños de la calle; sin embargo, la comunidad lésbico-gay podrían brindarle el apoyo, el cariño y el hogar que les hace falta a los infantes.

Con un festival en la Plaza Juárez de Tlaxcala, y con el lema “El amor es de todos colores”, se llevaron a cabo las primeras bodas simbólicas lésbico-gay en Tlaxcala.

El evento estuvo amenizado con música rock en vivo, se partió un pastel de cinco pisos, se unieron en matrimonio simbólico 12 parejas de lesbianas y 20 de gays.

De las 32 parejas de maridos y esposas recibieron un acta de matrimonio y un ramo de flores; todas las parejas fueron festejadas y convocadas a sellar con besos y abrazos su compromiso de amor.

Propone CEDH reformas al Código Civil  del estado

El expresidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Francisco Mixcoatl Antonio, quien renunció al cargo el primero de octubre, entregó al Poder Legislativo una iniciativa para reformar el Código Civil del Estado de Tlaxcala, para crear la figura de matrimonio igualitario, la cual permita a las parejas del mismo sexo unirse en matrimonio y con ello, acceder a otras prestaciones.

Señaló que con la aprobación de dicha iniciativa, Tlaxcala podrá ponerse a la vanguardia, tal y como lo ha ordenado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a través de la Jurisprudencia 43/2015, la cual está encaminada a cumplir el contenido de los artículos 1 y 4 de la Constitución Federal, donde se prevé el derecho a la no discriminación y el principio de igualdad.

Reveló que la CEDH ha recibido demandas de personas que, por su orientación sexual, quieren contraer nupcias, pero les ha sido negado este derecho, por lo cual han tenido que recurrir al Distrito Federal, aunque precisó que en uno de los casos, este organismo autónomo tuvo que promover un amparo ante la justicia federal y solo están a la espera de un fallo favorable por parte del Juzgado de Distrito.

Hizo notar que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se ha pronunciado a favor de proteger el concepto de familia, pero en un término más amplio, pues esta se puede integrar únicamente por dos personas que no deseen tener hijos, quienes si los tiene o quienes deciden adoptarlos sin la necesidad de procrearlos.

La iniciativa que presentó abriría un abanico de posibilidades, pues a las personas del mismo sexo no solo se les va a tutelar el derecho al matrimonio, sino todos aquellos beneficios como el de propiedad, a obtener una pensión en caso de viudez, seguridad social, entre otros establecidos en las leyes fiscales y laborales.

"En esta ley no metimos la cuestión de la adopción, porque hicimos el estudio jurídico y creo que lo importante es impulsar primero estos cambios al Código Civil, además de que para la adopción la norma solo habla de que podrán realizarla los consortes integrados entre un hombre y una mujer", sostuvo.

Consideró que la intención es dar este primer paso, para que posteriormente se pueda dar la adopción, por lo cual solicitó a los diputados presentes tomar en cuenta su iniciativa y, de ser posible, sea aprobada para beneficio de Tlaxcala.

Dicha iniciativa fue recibida por el secretario parlamentario del Poder Legislativo, así como por los diputados que integran las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Gobernación y Justicia y Asuntos Políticos, así como la de derechos humanos.

Intolerancia religiosa contra los matrimonios igualitarios

La Marcha por la Familia, convocada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y el Frente Nacional por la Familia, se llevó a cabo el 11 de septiembre en la ciudad de Tlaxcala, se registró la participación de aproximadamente 2 mil personas.

En la explanada de la Basílica de Ocotlán marcharon hasta llegar a la Plaza Juárez para mostrar su rechazo al matrimonio igualitario y sentenciaron que dicha unión legal solo puede darse entre un hombre y una mujer para seguir siendo “la base de la sociedad”.

De tal manera, feligreses católicos, integrantes y representantes de organizaciones ciudadanas estatales y nacionales, así como miembros de la Diócesis de Tlaxcala, a la voz de ¡La familia unida jamás será vencida!,  nutrieron la marcha.

Las y los participantes portaban pancartas y mantas que contenían mensajes a favor de la familia tradicional y en contra del matrimonio igualitario, de la adopción de menores entre parejas homosexuales y de la enseñanza de la ideología de género en las escuelas públicas.

Los marchistas dijeron estar en desacuerdo con el paquete de iniciativas presentado por el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 25 de mayo de 2016, con las que buscan modificar el artículo 4 de la Constitución y el Código Civil para reconocer a las uniones entre personas del mismo sexo.

En Plaza Juárez, durante el mitin, sentenciaron que la familia es la célula básica de la sociedad, la cual se debe proteger y no atacar, además dejaron en claro que los responsables de la educación y seguridad de los hijos son y serán los padres de familia hombre y mujer, ya que –sentenciaron- todos están por la unión entre un hombre y una mujer, y todos forman parte de una familia natural. 

Entre porras, así como expresiones de rechazo a la unión entre personas del mismo sexo, los participantes dijeron que deben incluir en las reformas y políticas de gobierno a la perspectiva de familia  para ayudar al desarrollo del país y no la ideología de género, la cual solo atenta contra el mismo.

Marcha lésbico-gay por la igualdad y tolerancia 

Como ya es tradición, en Tlaxcala cada año la comunidad LGBTTTIH realiza una marcha, en esta ocasión fue para exigir al clero saque las manos y permita el derecho ciudadano de que parejas del mismo sexo contraigan matrimonio, pero sobre todo en protesta por la masacre de Orlando, en Florida.

Hadas, mariposas, travestis, parejas y simpatizantes realizaron una marcha lésbico-gay por las calles de Tlaxcala, fueron amadrinados por la diputada local perredista, Eréndira Jiménez Montiel, y causaron estupor y comentarios encontrados, sobre todo en la zona del tianguis sabatino.

 “Yadira”, una de los participantes comentó que "esta es la forma de hacernos presentes, es una marcha pacífica, para manifestarnos y expresar nuestras demandas, así como solicitar lo que se nos ha negado, como es el acceso a lo jurídico, que tengamos derechos plenos, no nada más derechos a medias".

Los integrantes de la comunidad gay, dijo, "también pagamos impuestos, somos personas que de una u otra forma contribuimos al desarrollo del estado".


Noticias relacionadas