07/Febrero/2023 P A CDMX: 17° EDOMEX: 12° PUE: 10° HID: 7° MOR: 21° QUER: 11° TLAX: 9° 7 y 8

Foto: Cortesía

Con juegos y películas llega la tercera edición de la Feria de la Discapacidad

Redacción 2022-12-05 - 06:34:49

El evento arrancó con los tradicionales juegos como jenga, melodramas y lotería, pero también contó con retos como escribir tu nombre en Braille.

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, se llevó a cabo la tercera edición de la Feria de la Discapacidad, donde se proyectó la película ADAM, dirigida específicamente a personas con discapacidad auditiva, así como un concierto navideño en Lengua de Señas Mexicana (LSM), entre otras actividades en el Museo del Estanquillo.

El pasado domingo personal del recinto, en colaboración con los colectivos Inclusión Creativa y Soy Audiovisual, llevó a cabo esta feria dirigida tanto a personas con alguna discapacidad, como para personas sin ellas con el fin de sensibilizar a la sociedad respecto al tema, así como brindar un momento de esparcimiento.

El evento arrancó con los tradicionales juegos como jenga, melodramas y lotería, pero también contó con retos como escribir tu nombre en Braille.

“Son actividades que lo que buscan es generar concientización a la discapacidad; a que las personas que no conocen el tema lo conozcan de una manera dinámica y práctica”, explicó Miriam Cuellar, directora general del colectivo Inclusión Creativa e intérprete de LSM en el museo.

Posteriormente se proyectó el largometraje ADAM, de María Solrum, cuya peculiaridad es que está dirigida específicamente a personas con discapacidad auditiva, por lo que fue interpretada en LSM.

“La película en general es en Lengua de Señas Mexicana, entonces la dinámica es al revés, ahora los oyentes tendríamos que aprender la lengua o dedicarnos a leer los subtítulos, para poder entender lo que está pasando en la película. Es una manera de concientizar de manera distinta”, detalló Miriam Cuellar.

Las actividades concluyeron con un concierto navideño en la terraza del museo, donde personal del colectivo interpretó diversas melodías en LSM.

Al respecto, Cuellar explicó que la música es más alta de lo normal “para que la comunidad sorda pueda sentir las vibraciones de la música, más lo que está viendo a través de la Lengua de Señas”.

Por su parte, Angélica Guzmán paseaba por el Centro Histórico cuando se encontró con la cartelera de actividades. “En realidad no lo tenía planeado, pasé, lo vi, se me hizo muy interesante la actividad”.

Aunque ella no es una persona discapacitada, declaró que disfrutó mucho de la agenda: “Es muy diferente y muy animada, me da mucho gusto que haya esos espacios para estos chicos”.

Información: 24 Horas