18/Agosto/2019 P A CDMX: 23° EDOMEX: 23° PUE: 25° HID: 20° MOR: 24° QUER: 28° TLAX: 25° 0

37 muertes y un culpable

Enrique Núñez
Código Rojo
2016-08-15 07:01:34

Las catástrofes naturales deben ser vistas con carácter de atención prioritaria en los estados que conforman la Megalópolis, particularmente por los riesgos que implican temas como lluvias torrenciales, terremotos y una eventual erupción del Popocatépetl.

Lamentablemente, las autoridades parecen no dar el golpe a las dimensiones de estas contingencias.

Lo sucedido el pasado fin de semana en Puebla, es un ejemplo de lo que puede costar la omisión de un gobernante. Veamos.

Por increíble que parezca, el gobernador Rafael Moreno Valle se negó a contratar un Atlas de Riesgo para detectar las zonas de riesgo en ese estado, con el cual pudo haberse evitado la tragedia.

Y es aquí en donde crece el tamaño de la culpa del Señor de Los Cerros por la tragedia de la Sierra Norte.

¿Cómo es posible que hayan gastado más de mil 600 millones de pesos en seguros, sin existir un Atlas de Riesgos?

La razón es muy simple: un Atlas no vende política y electoralmente como un teleférico o una rueda de la fortuna.

Fuentes consultadas por este columnista revelan que el gobernador se negó en repetidas ocasiones a contratar la elaboración de un verdadero Atlas de Riesgo.

El costo calculado de un estudio técnico para determinar los mapas de vulnerabilidad ante fenómenos naturales es de 15 millones de pesos.

Y como se le hizo mucho dinero al suspirante presidencial, prefirió "ahorrarse" esos 15  millones, para gastarlos en obras de relumbrón.

Por si fuera poco, existen recursos federales específicamente destinados para esos Atlas por el 50 por ciento del costo.

Por increíble que parezca, Moreno Valle se gastó mil millones de pesos entre la Estrella de Puebla, el teleférico en la zona histórica de Los Fuertes y los parques lineales y no quiso gastar 100 millones para un Atlas de Riesgo.

Ahora vayamos a la pregunta clave: ¿Un Atlas de Riesgo habría impedido las 37 muertes?

Partiendo de la base de que un mapeo técnico de las zonas de riesgo, habría detectado los asentamientos irregulares como los hoy afectados, y suponiendo que el gobierno los hubiera reubicado, seguramente se habrían evitado estas muertes.

Pero si no se tiene ni idea de esos asentamientos irregulares, evidentemente esa gente estaba condenada a muerte.

Entonces, es evidente que la omisión del gobernador de no haber contratado ese Atlas de Riesgo, lo convierte en responsable de esta tragedia y por consecuencia, de los 37 muertos.

Y si a todo esto agregamos, la información que publicó Intolerancia Diario el pasado 12 de agosto de 2016, en donde se comprueba que Conagua advirtió a la autoridad estatal de las dimensiones de la contingencia con tres días de anticipación; tenemos que el suspirante presidencial es directamente responsable de las consecuencias, quien cargará en sus espaldas con estas 37 muertes.

Ni más, ni menos.


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2019-08-18