16/Octubre/2019 P A CDMX: 15° EDOMEX: 15° PUE: 13° HID: 10° MOR: 16° QUER: 13° TLAX: 10° 3 y 4

El éxtasis, después se suicidó ¿caso cerrado?

Fred Álvarez
Tendencias
2016-08-22 07:02:58

El jueves 18 de agosto, muchos días después del deceso de Stephanie Magón Ramírez los especialistas del Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México (Incifo) informan con base en pruebas científicas que la modelo colombiana ingirió la droga conocida como éxtasis la noche que acudió al Foro Normandie. Horas después se había suicidado.

Los expertos realizaron análisis para sustancias como opio, LSD y metanfetaminas, y encontraron, después de un segundo estudio que el examen arrojó restos de una droga llamada Metil dioxi metanfetamina (MDMA) conocida como éxtasis.

"Los metabolitos de esta sustancia fueron localizados en sangre en un estudio conocido como cromatografía de gases, masas y es factible poder establecer que esta persona, al momento de fallecer, estaba intoxicada con esta sustancia", explicó dijo el director del Incifo, Edmundo Takajashi.

Ese segundo estudio fue más profundo, ya que el primer examen practicado al cuerpo de la joven modelo dieron negativo al consumo de alcohol, marihuana y cocaína.

“Tenemos el toxicológico que de primera instancia, efectivamente, nos dice que las sustancias más comunes no se encuentran en el cuerpo; sin embargo, estamos solicitando un peritaje más específico para ver otro tipo de sustancias que no son comunes y que se practican normalmente en este tipo de dictámenes”, explicó entonces Edmundo Garrido, subprocurador de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. (PGJ)

¿Y entonces quien le dio éxtasis?

Existen audios que intercambiaron modelos sobre la muerte de Stephanie que fueron dados a conocer en un noticiero radial.

Se trata de mensajes de Whatsapp que se enviaron modelos y edecanes en el que hablan del estado en que vieron a la joven cuando estuvo en el antro, un audio de una mujer dice que estuvo con Stephy.

“Estaba muy drogada, muy drogada. No reaccionaba la sacaron del Foro, siento muy feo porque la vi, vi que estaba muy mal, intenté ayudar pero no reaccionó”.

El segundo es el testimonio de otra mujer en el que reitera que la joven colombiana estaba drogada. “Obviamente sí la drogaron porque se estaba quitando la ropa, ella era una niña que no se drogaba con otra cosa que no fuera marihuana, eso te lo puedo asegurar, no tengo ni la menor duda, claramente la drogaron con algo muy fuerte”.

Su pareja en Colombia Anthony Marín le dijo a la revista Proceso que  “ella no usaba drogas, nunca lo hizo porque era modelo y tenía que cuidarse”.

¿Y entonces quién es o son los culpables del su deceso?

¿Quién o quienes le dieron la droga?

Hay que investigar...Esa y otras drogas matan a muchas personas cada año, y nadie dice nada.

Además este caso nos lleva a revisar con profundidad el trabajo que deben hacer nuestra autoridades de procuración de justicia, no pueden ni deben declarar a la ligera, como lo hicieron.

Estamos ante un nuevo sistema de justicia penal, el trabajo de policías, peritos, ministerios públicos y jueces debe ser muy profesional, ya no es como antes.

Hagamos una retrospectiva de los hechos.

1- La mañana del sábado 30 de julio la joven fue encontrada muerta enfrente del número 20 de la calle de Miami, una calle de la colonia Napoles.

2- La necropsia practicada que realizó en el Incifo señaló que presentó fractura en mandíbula, desprendimiento de dientes, costillas rotas y fuertes golpes en todo el cuerpo. Por ello, el subprocurador  de la PGJ Óscar Montes de Oca, dijo en un primer momento que se trató de un homicidio.

Lo mismo hizo el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF (TSJDF), Edgar Elías Azar, dijo textual: "se sabe que es colombiana, se encontró, como ustedes saben, desnuda y muy golpeada, o sea, traía fracturas en mandíbula, desprendimiento de dientes, golpes contundentes mortales, costillas rotas, en fin, venía muy golpeada. Son golpes proferidos, o sea, intencionalmente la mataron a golpes", expresó.

¡Ese error de las autoridades capitalinas contaminó el caso!

¡Cuántas veces se habrán equivocado!

Por lo que, todos tuvieron que recular, y decir no fue así.

Por lo que cinco días de su deceso las investigaciones de la PGJ lograron determinar que no fue asesinada.

Para esa hipótesis, la PGJ juntó varios indicios, como el tipo de lesiones, la mecánica de la caída, videos y las últimas conversaciones por mensajería instantánea, las cuales demuestran que no estaba en peligro.

Además la PGJ elaboró una línea de tiempo de los últimos minutos de vida de la joven colombiana o para descartar que alguien haya estado con ella cuando se arrojó desde la azotea del edificio.

Se pudo conseguir a través de su celular las últimas charlas que tuvo con gente de su entorno, y el lugar donde se encontraba en un bar del centro histórico.

A las 6:02 horas del sábado, en la azotea donde ocupaba el cuarto 9, Stephanie aventó el celular y cartera, se quitó los tacones que había usado toda la noche, el vestido negro y el brassiere del mismo color.

A las 6:10 horas una  vecina escuchó un fuerte ruido en la calle. Al asomarse por la ventana de su departamento se percató que sobre el asfalto estaba el cuerpo de la mujer tirado, por lo que dio aviso al número de emergencias.

Después llegaron las autoridades y empezaron a especular.

Lástima


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2019-10-16