07/Febrero/2023 P A CDMX: 17° EDOMEX: 12° PUE: 10° HID: 7° MOR: 21° QUER: 11° TLAX: 9° 7 y 8

Yunes Linares administra su bono jarocho

Fernando Maldonado
Parabólica
2017-03-21 07:10:33

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares está por hacer historia en esa lastimada entidad tras el paso del prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa.

Como priista Yunes Linares fue capaz de llevar a una celda al penal de Pacho Viejo a quien había sido gobernador interino, ahora dirigente del Movimiento Ciudadano, Dante Alfonso Delgado Rannauro, en 1995.

Como secretario General de Gobierno en la administración de Patricio Chirinos Calero, Yunes Linares operó el encarcelamiento de Delgado Rannauro a quienes acusaron de uso indebido de recursos públicos, luego de haber realizado obras como el Acuario de Veracruz, el Museo de Ciencia y Tecnología en la capital, Xalapa.

El imputado de esos delitos permaneció recluido en el penal de la zona conurbada xalapeña unos 15 meses. Las acusaciones se desvanecieron con el paso del tiempo y recuperó la libertad una madrugada, cuando ya los medios de información y periódicos habían cerrado edición, para evitar la oleada mediática en contra del actual gobernador.

Luego de 22 años el inquilino de Casa Veracruz la volvió a hacer con el procesamiento de otro gobernador interino, también priista como en la década de los ’90.

Flavino Ríos Alvarado deberá cumplir con una medida cautelar de 12 meses en una celda en el centro de reclusión que antes fue morada involuntaria del otro mandatario.

El encarcelamiento de este priista de vieja escuela huele a estrategia para extender la vigencia del bono democrático con el que llegó al palacio de gobierno este gobernador tan asiduo al reflector y el escenario.

Yunes Linares no hizo sino sacar el librito y aplicarlo. La página de ese texto indicaba que deberá administrar la mala reputación que arrastra el ex gobernador de triste memoria y la clase política que engendró a su paso.

La pieza de caza en la que se convirtió el nuevo e influyente inquilino de la cárcel veracruzana le permitirá sortear como mejor suerte el proceso electoral de este año, en la que serán renovadas las 122 alcaldías.

El mismo sabe de la desazón que supone sacar la peor parte de una elección municipal, plagada de intereses de caciques en localidades convertidas en verdaderas guerras civiles, desde Pánuco en el extremo norte hasta Coatzacoalcos, en el sur, en la montaña.

El terror de los ex gobernadores interinos, como presidente del, perdió la mayoría de los municipios en disputa: 103, con tan sólo 19 para el PRI de esa época, la mayor derrota para el partido que había sido hegemónico en la vida política veracruzana.


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2023-02-07