07/Febrero/2023 P A CDMX: 20° EDOMEX: 14° PUE: 10° HID: 7° MOR: 21° QUER: 11° TLAX: 9° 7 y 8

De la hora de las urnas a la tentación autoritaria

Fernando Maldonado
Parabólica
2017-06-26 07:05:09

En medio de un enorme desgaste, casi sin apoyo social y con un enorme desprestigio los partidos y sus estructuras entran en estas semanas a un periodo de turbulencia política para elegir métodos de elección para decidir quiénes son los perfiles idóneos para competir en la elección de 2018.

Para ser congruentes con el espíritu que anima la existencia de la vida partidaria deberán decidir qué mujeres y hombres están en condiciones de competir con solvencia en la muy anticipada pelea interna por cargos de elección popular: desde el más modesto cargo de regidor hasta el de presidente de la República.

Muestras de la disputa interna se ven un día sí y el otro también en el Acción Nacional. La exprimera dama Margarita Zavala Gómez del Campo parece tener como único adversario al dirigente nacional, Ricardo Anaya con quien pelea cuerpo a cuerpo espacios de discusión y posicionamiento para ganar el debate por la mejor opción para ser abanderados.

En la interna panista, los anayistas insisten en descalificar cualquier mención o reconocimiento que la carrera ya comenzó, sin embargo es evidente que Anaya, Zavala Gómez del Campo y hasta el desprestigiado exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle ya comenzaron actividades de promoción personal por todo el país.

El partido en el poder, el PRI, vive su propia circunstancia pues ha sufrido de manera paralela el desgaste del 'primer priista', Enrique Peña Nieto y todo su gobierno por circunstancias coyunturales en el país, la ola antisistémica que recorre el mundo y los escándalos de corrupción que pusieron en la cárcel a los exgobernadores de Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo y Tamaulipas.

La Casa Blanca de las Lomas, Malinalco y expedientes tan explosivos y violentos como Tlatlaya y Tanhuato colocan al Revolucionario Institucional en una condición de debilidad no vista desde que perdió por primera vez la presidencia en 2000.

En medio de un contexto tan complejo, pero con una bocanada de oxígeno tras el triunfo de la elección en el Estado de México y Coahuila el 4 de junio, los prospectos mas mencionados para recibir la bendición del 'dedo del Señor', prefieren un bajo perfil con la incertidumbre a cuestas por la probabilidad de que el rito priista sea camino equivocado.

La lógica es distinta en cada uno de los partidos políticos de mayor presencia en la escena nacional. El Partido de la Revolución Democrática que se debate entre la probabilidad de competir solo en la elección presidencial, aliados con Morena o Acción Nacional, se desdibuja. Acaso recibió un poco de legitimidad con su abanderado en suelo mexiquense, Javier Zepeda al colocarse en una tercera posición cuando ya nadie daba nada por ese partido.

Una variable que debe considerarse es el papel que jugarán los partidos satélite de otras elecciones. PT, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el Verde están a la espera de las decisiones cupulares, pues su destino con candidatos únicos es la desaparición y en consecuencia, poner punto final a las prerrogativas.

Nada está definido salvo que la etapa que vive cada uno de estos aparatos del sistema partidista, es el de la incertidumbre. La definición de sus candidatos por la vía del voto universal, consulta a la base o dedazo, dependerá la aceptación o rechazo a la hora de las urnas, que recibirán el voto de ciudadanos que viven el desencanto, el enojo o la frustración de un sistema que podría vivir sus últimos momentos. 


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2023-02-07