17/Enero/2021 P A CDMX: 12° EDOMEX: 10° PUE: 10° HID: 7° MOR: 17° QUER: 11° TLAX: 9° 0

Llegó la hora de ayudar y dejar de robar

Julián Germán Molina Carrillo
Opinión
2017-09-25 07:19:42

De todos los partidos que integran la baraja de opciones de nuestra incipiente democracia, siempre se ha escuchado el discurso político, de que su principal objetivo es trabajar por México y defender los intereses de los ciudadanos.

Pues bien, ante los acontecimientos devastadores que ocasionó el terremoto del 19 de septiembre en la CDMX, Puebla y Morelos, sumados a los que el 7 de septiembre sufrieron Oaxaca y Chiapas; estas instituciones políticas, tienen la oportunidad de demostrar que dicho discurso no está fundamentado únicamente en demagogia pura, utilizada con el único objetivo de ganar el voto para llegar al poder, olvidándose de sus promesas de campaña, como es y ha sido su costumbre.

Hoy, tienen ante sí, la oportunidad de reivindicarse como instituciones de interés público, es el momento de que los líderes nacionales de todos los partidos, organicen a sus huestes para ayudar a los más afectados y dejen de gastar tantos recursos para su imagen y fortalecimiento de sus candidaturas.

Llegó el tiempo de que se pongan al frente de las movilizaciones, que hagan llegar ayuda, víveres, medicamento, herramientas a los más afectados. De que Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, ahora sí cumpla su promesa de salvar a los más necesitados, promoviendo con sus legisladores iniciativas que canalicen más recursos al fondo de desastres.

Oportunidad de cambiar su mala reputación

Es el momento de que todos los partidos donen al menos 20 por ciento del presupuesto que recibirán por concepto de campañas electorales, el cual, asciende a 6 mil 778 millones de pesos que les aprobó el INE y que dicho sea de paso, representa el más alto de la historia para unas elecciones en México.

Aunque es cierto que se les invita a “donar”, también es cierto, que ese dinero no saldría de sus bolsillos, toda vez que proviene de todos y cada uno de los ciudadanos que pagamos impuestos en este país, es decir, solo lo estarían canalizando, para que se utilice, en algo que es realmente importante, humanitario y urgente, ayudar a los damnificados por los dos terremotos ocurridos.

Con base en lo anterior, al PRI le tocaría donar 200 millones de pesos; al PAN 158; PRD 95 y Morena 80; lo que equivaldría a 533 millones de pesos, dinero que ayudarían en alto grado en estos momentos y que brindaría a los partidos políticos la oportunidad de cambiar en parte la mala opinión que tiene la mayoría de los ciudadanos sobre su actuar.

Un gesto de esta naturaleza créame, que sería bien retribuido en las urnas en 2018, aunque por lo declarado por los diputados de dichos partidos, eso no les quita el sueño, ya que bajo argumentos legaloides, señalan que no es posible donar los recursos, porque sería un desvió de recursos públicos, es decir, ni cómo ayudarlos, ya que ese dinero lo consideran su patrimonio.

Millones de pesos, tirados al aire

Lo anterior, reforzado por el INE y sus consejeros “ciudadanos”, indolentes y deshumanizados; quienes manifestaron que sería ilegal usar dinero público para fines distintos a los que establece la Constitución y la Ley General de Partidos Políticos, que les prohíbe utilicen de manera discrecional dichos recursos.

Cabe preguntarnos, por qué no han actuado de esta forma ante los múltiples casos de rebase de tope en gastos de campaña de los candidatos de los partidos o ante los casos de corrupción, actos anticipados de campaña, o inequidad dentro de un proceso electoral; querer hacerse pasar como lo paladines de la justicia, como los más respetuosos de la ley electoral, a costas del sufrimiento y la necesidad humana me parece una actitud inhumana y vil.

Pero hay que aceptar, que para eso los pusieron los propios partidos. Otros que también deberían aportar a la ayuda es el presidente de la República y los gobernadores, cediendo su presupuesto para gastos de su imagen y comunicación a los afectados, créame son miles de millones de pesos, tirados al aire, para el enaltecimiento de figuras tan “respetables”.

Dirigentes de los partidos políticos, hoy es cuando más aplaudiríamos una reforma que diera cauce a esta demanda ciudadana, es hoy, cuando más queremos ver actuar a toda su estructura y recursos en favor de quienes los hemos mantenido durante toda su existencia, es hoy señores ¡HOY!


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2021-01-17