29/Noviembre/2020 P A CDMX: 25° EDOMEX: 22° PUE: 10° HID: 7° MOR: 27° QUER: 11° TLAX: 9° 0

El ciberespionaje ruso, un riesgo para las elecciones de 2018

Julián Germán Molina Carrillo
Opinión
2017-10-30 07:26:23

El 30 de junio de 2005, mediante la incorporación del Libro Sexto al entonces vigente, Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), se aprobó el derecho al voto de los ciudadanos mexicanos residentes en el extranjero. Con ello, México se sumó a los más de 100 países que cuentan con legislaciones que permiten a sus ciudadanos votar fuera de sus lugares de origen, representando un avance para el fortalecimiento y consolidación de la democracia mexicana.

Asimismo, con la reforma constitucional en materia político-electoral de 2014, se modificó el otrora IFE para transitar a un instituto de carácter nacional denominado Instituto Nacional Electoral (INE). 

De igual manera, como parte de este proceso, se creó la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE). Esta nueva legislación electoral incorporó modificaciones relevantes en materia del voto desde el extranjero, específicamente en lo referente a la ampliación de los cargos por los que los ciudadanos podrán votar desde el exterior; la atribución del INE para emitir la credencial para votar en territorio extranjero; la ampliación de las modalidades del registro y emisión del voto; así como la atribución del INE para establecer los lineamientos que deberán seguir los Organismos Públicos Locales (OPL) de aquellas entidades que reconocen el derecho al voto de sus oriundos radicados en el extranjero.

En base a lo anterior, las modalidades de emisión del voto, fundamentadas en el artículo 329, párrafo 2 de la LEGIPE quedaron de la siguiente forma:

A) Por correo postal, cuya boleta deberá llegar a México hasta 24 horas antes del inicio de la jornada.
B) Mediante entrega personal de la boleta en los módulos que se instalen en las embajadas o consulados, a más tardar el domingo anterior al de la jornada electoral, o
C) Vía electrónica, de conformidad con la ley y en los términos que determine el INE, hasta las 18 horas del día de la elección. Esta modalidad podrá implementarse hasta que el INE realice la comprobación pública del sistema a utilizar, antes del inicio del Proceso Electoral 2017-2018. 

Para ello, se deberá contar con el dictamen de al menos dos empresas de prestigio internacional, así como acreditar la certeza y seguridad del sistema. (Décimo Tercero Transitorio).

Escrutinio y cómputo desde el extranjero

Respecto al escrutinio y cómputo de esos sufragios, la LEGIPE en sus artículos 347, 348, 349, 350, 351 y 352, estipula que: Durante la jornada electoral se realizará el escrutinio y cómputo de la votación desde el extranjero por los funcionarios de las mesas de escrutinio y cómputo. 

El INE realizará la suma de los resultados de las actas de las mesas, y asentará la votación total en las actas de cómputo distrital. 

El Secretario Ejecutivo generará el informe de resultados de la votación y ordenará su inclusión en el sistema de resultados electorales preliminares.

Sin embargo, esta práctica innovadora de fortalecimiento y consolidación de la democracia mexicana, puede significar convertirse en un instrumento, para su aniquilación en el próximo ejercicio electoral de 2018 en México. 

Lo anterior, en razón de la preocupación manifiesta del INE, sobre reportes operativos y analíticos que señalan que, desde computadoras en Rusia se vienen incrementado los accesos al sitio votoextranjero.mx, el cual, es el portal del INE que permitirá votar electrónicamente desde el extranjero en la elección presidencial venidera.

El incremento en estos accesos, se reportan en el INE como una anomalía, ya que según el reporte elaborado con Google Analytics , el 65 por ciento de éstos, provienen de San Petersburgo, ciudad considerada paraíso del ciberespionaje, y a que es precisamente en esa ciudad donde están instalados los principales hackers y una importante cantidad de granjas de bots.

Este temor está fundamentado en los acontecimientos recientes que evidencian la intervención del gobierno de Rusia en las elecciones norteamericanas. 

A que Holanda, en sus recientes comicios, decidió contar los votos a mano para evitar que los rusos alteraran los resultados. Y también a que según un informe del pasado 6 de octubre presentado por la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional, “Rusia continuará tratando de influir el voto en los países aliados a Estados Unidos”. 

El propósito de Rusia, según estudiosos, es actuar para que accedan al poder líderes populistas autoritarios, e imponer un candidato a la presidencia hostil al gobierno de Estados Unidos y contrario al Tratado de Libre Comercio, para convertir a México en un punto estratégico de acción contra su acérrimo rival, como lo hizo en su momento la Unión Soviética con Cuba, al sostener durante 30 años la dictadura de Castro.

Ante tal contingencia, al interior del INE se dice que aunque llegaran miles de solicitudes desde Rusia, antes de enviar la boleta electoral vía correo, se auditará al solicitante para tener plena certeza de su existencia y de su derecho a ejercer el sufragio. 

Lo que aun si les preocupa y de forma importante, es la posibilidad que la noche de la elección, puedan alterar la página del programa de resultados preliminares (PREP) o la que lleva los cómputos distritales, situación que si pondría en duda y hasta en riesgo los resultados finales de la elección, ya que dudo mucho que el INE tenga las herramientas técnicas adecuadas para detectar y frenar el trabajo de los hackers rusos para modificar los resultados de la elección


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2020-11-29